Partido Conservador (Reino Unido)

Partido Conservador
Conservative Party
Líder Theresa May
Presidente Lord Feldman
Fundación 1678a
1834b
Ideología Conservadurismo[1]
Neoconservadurismo[5]
Liberalismo económico[1]
Euroescepticismo suave[1]
Posición Derecha[10]
Sede Conservative Campaign Headquarters 30 Millbank, SW1P4DP, Londres, Reino Unido
País Reino Unido
Afiliación internacional Unión Internacional Demócrata
Afiliación europea Alianza de los Conservadores y Reformistas Europeos
Afiliación regional Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos
Cámara de los Comunes
331 / 650
Parlamento Europeo
25 / 73
Consejos municipales
8538 / 21 871
Sitio web www.conservatives.com
a Fundado como Partido Tory
b Refundación como Partido Conservador y Unionista
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Conservador, oficialmente llamado Partido Conservador y Unionista (en inglés, Conservative and Unionist Party), es un partido de centroderecha[13]

El Partido Conservador fue fundado en 1834 a partir del Partido Tory —dando lugar al nombre coloquial de los conservadores como Tories— y fue uno de los dos partidos dominantes en el siglo XIX, junto con el Partido Liberal. En década de 1920, la votación Liberal había disminuido grandemente y el Partido Laborista se convirtió en el principal rival de los conservadores. Los primeros ministros conservadores condujeron los gobiernos de 57 años del siglo XX, incluyendo Winston Churchill (1940-45, 1951-55) y Margaret Thatcher (1979-90). La dirigencia de Thatcher llevó a una amplia liberalización económica y ocasionó que los conservadores se convirtieran en los más euroescéptico de los tres grandes partidos.

Los conservadores son la segunda articulación más grande del partido británico en el Parlamento Europeo, con veinte diputados en el Parlamento Europeo[14] y está en el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR). El partido es miembro de la Alianza de los Conservadores y Reformistas Europeos y la Unión Internacional Demócrata.

Es el tercer partido más grande en el parlamento escocés y el segundo más largo en la Asamblea Nacional de Gales. Los conservadores estaban anteriormente aliados con el Partido Unionista del Ulster (UUP) en Irlanda del Norte pero ahora existe por separado un Partido Conservador de Irlanda del Norte, el cual es un partido similar a los partidos Conservadores de Escocia y Gales.[15]

Historia

Robert Peel, dos veces Primer Ministro del Reino Unido y futuro fundador del Partido Conservador.

Pittites

El Partido Conservador tiene sus orígenes en una facción, arraigada en el Partido Whig del siglo XVIII, coaligado alrededor de William Pitt (el Joven) (primer ministro de Gran Bretaña entre 1783-1801 y 1804-1806). Eran conocidos como «Whigs independientes», "amigos del Señor Pitt", o "Pittites". Después de la muerte de Pitt, el término " Tory" entró en uso. Esta fue una alusión a los tories, un grupo político que había existido desde 1678, pero que no tenía continuidad organizacional con los Pittites.[16]

El término "Conservador" fue sugerido como un título para el partido por un artículo publicado por J. Wilson Croker en la revista Quarterly Review en 1830. El nombre inmediatamente tuvo una buena aceptación y fue adoptado oficialmente bajo la acogida de Sir Robert Peel alrededor de 1834. Peel es reconocido como el fundador del Partido Conservador, que él creó con el anuncio del Manifiesto de Tamworth. El término "Partido conservador", en lugar de Tory, era ya de uso preferencial en 1845.[18]

Conservadores y Unionistas (1867–1965)

Sir Winston Churchill, dos veces primer ministro del Reino Unido.

La ampliación de la franquicia electoral en el siglo XIX forzó al Partido Conservador a popularizar su enfoque bajo Lord Derby y Benjamin Disraeli, a través de su propia expansión de la franquicia con la Ley de Reforma de 1867. En 1886 el partido formó una alianza con Lord Hartington (posteriormente el 8º Duque de Devonshire) y el nuevo Partido Unionista Liberal de Joseph Chamberlain y, bajo los estadistas Robert Gascoyne-Cecil y Arthur James Balfour, mantuvo el poder para los siguientes veinte años antes de sufrir una dura derrota en las elecciones de 1906 cuando se dividió sobre la cuestión del libre comercio. En 1912, los unionistas liberales se fusionaron con el Partido Conservador. En Irlanda, la Alianza Unionista Irlandesa había sido formada en 1891, que se fusionó con los unionistas anti- Home Rule en un movimiento político.

Primera Guerra Mundial

Los conservadores trabajaron junto con los liberales en un gobierno de coalición de todos los partidos durante la Primera Guerra Mundial, y la coalición continuó con el primer ministro Liberal David Lloyd George (con la mitad de los liberales) hasta 1922. Keohane encuentra que los conservadores estaban amargamente divididos antes de 1914, especialmente en el tema del unionismo irlandés y la experiencia de tres derrotas electorales consecutivas. Sin embargo la guerra reunió al partido, lo que le permite enfatizar el patriotismo así como encontrar nuevos líderes y elaboró su posición sobre la cuestión irlandesa, socialismo, reforma electoral y la cuestión de la intervención en la economía. El nuevo énfasis en el anti-socialismo fue su respuesta a la creciente fuerza del Partido Laborista. Cuando la reforma electoral fue tema de discusión, trabajó para proteger su base en la Inglaterra rural.[20]

Póster de 1929 atacando al Partido Laborista.

1920–1945

En 1922, Bonar Law y Stanley Baldwin lideraron el quiebre de la coalición y los conservadores gobernaron hasta 1923, cuando un gobierno laborista de minoría dirigido por Ramsay MacDonald llegó al poder. Los conservadores recuperaron el poder en 1924 y permaneció en el poder para el período completo de cinco años. Fueron derrotados en 1929 cuando un gobierno laborista de minoría asumió el cargo. En 1931, tras el colapso del gobierno laborista de minoría, entró en otra coalición, la cual fue dominada por los conservadores con el apoyo de fracciones de los partidos Liberal y Laborista (Laborista Nacional y Nacional Liberal).[21]

1945–1963

Insatisfacción popular

A fines de 1940 el Partido Conservador incitó la creciente ira popular en el racionamiento de alimentos, escasez, controles, austeridad y burocracia estatal omnipresente. Utilizó la insatisfacción con las políticas igualitarias y socialistas del Partido Laborista para atraer partidarios de clase media, y construyeron una reaparición política con la que ganaron las elecciones generales de 1951. Su apelación fue especialmente eficaz a las amas de casa, que se enfrentaron a condiciones comerciales más difíciles después de la guerra que durante la guerra.[22]

Modernizando el partido

En 1947 el partido publicó su "Carta Industrial" que marcó su aceptación del "consenso de posguerra" en la economía mixta y los derechos laborales.[24]

El éxito del Partido Conservador en reorganizarse fue validado por su victoria en las elecciones de 1951. Churchill, el líder del partido, introdujo a un presidente en la agrupación política para modernizar la institución. Frederick Marquis (Lord Woolton) era dueño de una exitosa tienda por departamentos y ministro de Alimentación durante la guerra. Como presidente del partido desde 1946 hasta 1955, reconstruyó las organizaciones locales con énfasis en la pertenencia, dinero y un recurso de propaganda nacional unificada sobre temas críticos. Para ampliar la base de potenciales candidatos, el partido a nivel nacional proporcionó ayuda financiera a los candidatos, y ayudó a las organizaciones locales en la recaudación de dinero local. Woolton hizo hincapié en una retórica que caracteriza a sus oponentes como "socialistas" en lugar de "laboristas". La influencia libertaria de la obra "Camino a la servidumbre" (Road to Serfdom), escrita en 1944 por el profesor Friedrich Hayek, fue evidente en la generación más joven, pero tomó otro cuarto de siglo para tener un impacto en la política. En 1951, el Partido Laborista había llevado a cabo su acogida en las clases medias; sus facciones estaban envueltas con amargura. Los conservadores estaban listos para volver a gobernar.[25]

Con una estrecha victoria en las elecciones generales de 1951, Churchill estaba de vuelta. A pesar de que fue envejeciendo rápidamente, tenía prestigio nacional y mundial. Aparte de racionamiento, que se terminó, la mayor parte del estado de bienestar promulgada por los laboristas fue aceptada por los conservadores y se convirtió en parte del "consenso de posguerra" que duró hasta la década de 1970.[29]

El Partido Conservador ganó en 1955 y 1959 con mayorías cada vez más grandes. Los primeros ministros conservadores Churchill, Anthony Eden, Harold Macmillan y Sir Alec Douglas-Home promovieron regulaciones comerciales relativamente liberales y frenaron la participación del Estado en toda la década de 1950 y principios de 1960. Ellos vieron un periodo de prosperidad económica, con Macmillan proclamando durante las elecciones generales de 1959, que a Gran Bretaña "nunca le había ido tan bien".

En 1958, Geoffrey Howe fue co-autor del informe La Fuerza de un Gigante, publicado por los Asociación Conservadora Inns of Court. El informe argumenta que los sindicatos se habían vuelto demasiado poderosos y que sus privilegios legales deberían ser reducidos. Ian Macleod desalentó a los autores de dar a conocer el informe. Macmillan creía que los votos sindicales habían contribuido a las de 1951 y 1955 victorias y pensó que "sería inoportuna adoptar cualquier legislación que suponga una política que permita alienar este apoyo".[30]

La oferta de Macmillan para unirse a la Comunidad Económica Europea a principios de 1963 fue bloqueada por el presidente francés Charles de Gaulle. El período se produjo a la caída del Reino Unido como un líder mundial prominente, con la pérdida de prácticamente todo el imperio y una economía rezagada.

A raíz de la controversia sobre las selecciones de Harold Macmillan y Sir Alec Douglas-Home a través de un proceso de consulta conocido como el "círculo mágico",[33]

Edward Heath

Edward Heath, Primer Ministro del Reino Unido (1970-1974).

El gobierno de Edward Heath entre 1970 y 1974 se caracterizó por ingresar al Reino Unido en la CEE, aunque el ala derecha del partido se opuso a su falta de control de los sindicatos en un momento en que una disminución de la industria británica vio muchas huelgas, así como una recesión que se inició en 1973 y se prolongó durante dos años.

Desde la adhesión a la UE, la pertenencia británica ha sido una fuente de debate dentro del Partido Conservador.

Heath había llegado al poder en junio de 1970 y la última fecha posible para la próxima elección general no era hasta mediados de 1975.[35]

Margaret Thatcher

Margaret Thatcher, Primer Ministro del Reino Unido (1979–1990).

La pérdida de energía debilitó el control de Heath sobre el partido y Margaret Thatcher lo depuso en las elecciones de líder del partido de 1975. El Reino Unido en la década de 1970 había visto altas tasas de inflación sostenida, que estaban por encima del 20% en el momento de la elección del líder conservador, cayendo posteriormente por debajo del 10%; el desempleo había aumentado y durante el invierno de 1978-79 hubo una serie de huelgas conocidas como el "Invierno del Descontento".[37]

Como primer ministro, Thatcher se centró en el establecimiento de una ideología política que se conoció como la "Nueva Derecha" o thatcherismo, basado en los ideas sociales y económicas de los Estados Unidos. Thatcher creía que el exceso de la política de gobierno socialdemócrata estaba dando lugar a una disminución a largo plazo en la economía británica. Como resultado de ello, su gobierno aplicó un programa de liberalismo económico, la adopción de un enfoque de libre mercado de los servicios públicos basado ​​en la venta de las industrias y empresas de servicio público, así como una reducción de la fuerza de los sindicatos. Ella tenía la creencia de que la tendencia existente de sindicatos estaba trayendo el progreso económico a un punto muerto mediante la aplicación de huelgas "salvajes", manteniendo los salarios artificialmente altos y obligando a las industrias no rentables para permanecer abiertas.

Thatcher llevó a los conservadores a dos victorias en 1983 y 1987. Ella era muy admirada por sus seguidores por su liderazgo en la Guerra de las Malvinas de 1982, que coincide con un aumento dramático en su popularidad y de políticas tales como dar el derecho de los inquilinos de viviendas sociales (council houses) para comprar su casa con un descuento sobre el valor de mercado. Ella también era muy impopular en ciertos sectores de la sociedad debido al desempleo, que alcanzó su nivel más alto desde la década de 1930, alcanzando un máximo de más de 3 millones después de sus reformas económicas, y su respuesta a la huelga de los mineros de 1984-1985. El desempleo se había duplicado entre 1979 y 1982, debido en gran parte a la batalla monetarista de Thatcher contra la inflación.[40]

El período de impopularidad de los conservadores en la década de 1980 coincidió con una crisis en el Partido Laborista, que ahora formaba parte de la oposición. El Partido Social Demócrata (SDP) se formó en 1981 y consistió en más de 20 miembros laboristas del Parlamento que se separaron de su partido, quienes rápidamente formaron la Alianza SDP-Liberal con el Partido Liberal. Hacia 1982, la Alianza SDP-Liberal estaba por delante de los conservadores en los sondeos de opinión, pero la victoria en la guerra de las Malvinas en junio de ese año, junto con la economía británica en recuperación, vio a los conservadores volver rápidamente a la parte superior de las encuestas y ganar las elecciones generales de 1983 con una mayoría aplastante, debido a un voto de la oposición dividida.[38]

Thatcher enfrentaba ahora, sin duda, el rival más serio después de la elección de 1983, cuando Michael Foot renunció como líder del Partido Laborista y fue sucedido por Neil Kinnock. Con un nuevo líder a la cabeza, los laboristas estaban claramente decididos a derrotar a los conservadores en las próximas elecciones y para prácticamente la totalidad del segundo gobierno de Thatcher fue visto como una posibilidad muy seria, ya que la ventaja en las encuestas de opinión vio constantemente un cambio en el liderazgo desde los conservadores hacia laboristas, con la Alianza de vez en cuando raspando en primer lugar.[41]

En el momento de la elección de junio de 1987 la economía era más fuerte, con una menor inflación y la caída del desempleo y Thatcher aseguró su tercera victoria sucesiva con un segundo, aunque más pequeña, mayoría aplastante.[42]

La introducción del Community Charge (conocido por sus oponentes como el "impuesto de capitación" ["poll tax"]) en 1989 se cita a menudo como una contribución a la caída política de Thatcher. El verano de 1989 vio caer a Thatcher detrás del laborista Neil Kinnock en las encuestas de opinión por primera vez desde 1986, y la caída de su partido en popularidad continuó en 1990. En la segunda mitad de ese año, las encuestas de opinión mostraban que los laboristas tenía una ventaja de hasta 16 puntos sobre los conservadores y se enfrentaron a unos duros 18 meses por delante en el cual deberían evitar que la ambición de Kinnock a ser primer ministro se hiciera realidad. Al mismo tiempo, la economía se deslizaba hacia otra recesión.[43]

Las tensiones internas del partido llevaron a un desafío de mando por el miembro conservador del Parlamento, Michael Heseltine; y, después de meses de especulaciones sobre su futuro como primer ministro, Margaret Thatcher renunció el 28 de noviembre de 1990, para dar paso a un nuevo líder conservador con más probabilidades de ganar las próximas elecciones generales, en aras de la unidad del partido.

John Major

John Major, Primer Ministro de Reino Unido (1990–1997).

John Major ganó la competencia de la dirección del partido el 27 de noviembre de 1990, y su nombramiento dio lugar a un impulso casi automática en la suerte conservadores. Una encuesta MORI seis días antes de la renuncia de la señora Thatcher había demostrado que los conservadores para ser 11 puntos del Trabajo, pero dentro de dos meses los conservadores había regresado a la cima de las encuestas de opinión con una ligera ventaja. [41]

Una elección tuvo que ser celebrada dentro de los próximos 18 meses y la economía del Reino Unido fue cayendo en recesión, pero 1991 fue un año de incertidumbre electoral como los conservadores y laboristas lugares cambiados con regularidad en la parte superior de las encuestas de opinión, y el Mayor resistido Neil de numerosos Kinnock pide una elección inmediata.[41]

La elección se llevó a cabo finalmente el 9 de abril de 1992 y ganó los conservadores, a pesar de que la economía todavía estaba en recesión y la mayoría de las encuestas había predicho ya sea una victoria del Trabajo o de un parlamento sin mayoría. vigorosa campaña del comandante, en particular, su afirmación de que el Reino Unido tendría mayores precios y mayores impuestos bajo un gobierno laborista, se ve que ha sido crucial para su victoria electoral (en el que se convirtió en la primera - y a partir de 2015, solamente - El primer ministro en atraer 14.000.000 votos en una elección general), así como una campaña de alto perfil por el periódico The Sun contra el líder laborista Neil Kinnock, quien renunció a raíz de la elección para ser sucedido por John Smith. La Parte también se refirió al tema de la inmigración, afirmando que, en virtud del Trabajo, la inmigración aumentaría enormemente.[44]

Mostrando traducción para The UK economy was deep in recession by this stage and remained so until the end of the year. The pound sterling was forced out of the European Exchange Rate Mechanism on 16 September 1992, a dayhereafter referred to as "Black Wednesday". Soon after approximately one millionhouseholds faced re-possession of their homes during a recession that saw a sharp rise in unemployment, taking it close to 3,000,000. The party subsequently lost much of its reputation for good financial stewardship although the end of the recession was declared in April 1993

En su lugar, traducir del The UK economy was deep in recession by this stage and remained so until the end of the year. The pound sterling was forced out of the European Exchange Rate Mechanism on 16 September 1992, a day thereafter referred to as "Black Wednesday". Soon after approximately one million householders faced re-possession of their homes during a recession that saw a sharp rise in unemployment, taking it close to 3,000,000. The party subsequently lost much of its reputation for good financial stewardship although the end of the recession was declared in April 1993

La economía del Reino Unido era profunda en recesión por esta etapa y se mantuvo así hasta el final del año. La libra esterlina fue obligado a salir delmecanismo de tipos de cambio, el 16 de septiembre de 1992, un día en adelante denominado "Miércoles Negro".

Poco después de aproximadamente un millón de hogares enfrentan re-posesión de sus hogares durante una recesión que vio un fuerte aumento del desempleo, teniendo que cerrar a 3.000.000. El partido perdió posteriormente gran parte de su reputación para la buena gestión financiera, aunque el final de la recesión se declaró en abril de 1993[45] brindando un recuperamiento económico y brindando esperanza.

Cuata Modal del Ferrocarril (Cuata del Recorrido Total) 1952-2014[46]

De 1994 a 1997, el mayor privatización de British Rail, dividirlo en franquicias para ser ejecutado por el sector privado. Su éxito se discute caliente, con un gran aumento del número de pasajeros y la inversión en la red equilibrada por las preocupaciones sobre el nivel de la subvención.

El partido estuvo plagado de división interna y las luchas internas, sobre todo por la cuestión sobre la política hacia la Unión Europea. El ala del partido euroescéptico, representada por los diputados como John Redwood, integración de la UE más oposición, mientras que el ala pro-europeo del partido, representada por aquellos que, como Ministro de Economía Kenneth Clarke, fue ampliamente favorable. La cuestión de la creación de una moneda única también se inflamó las tensiones, y éstos continuaría perro del partido hasta la década de 2000 (década). Estas divisiones despedían una impresión de un partido dividido, que había perdido el contacto con los electores.

Mayor también tuvo que sobrevivir a un desafío de la dirección en 1995 por el Secretario de Estado para Gales, el ya mencionado John Redwood. Él sobrevivió, pero Redwood recibió 89 votos de los parlamentarios, así como el respaldo del periódico The Sun, que describió la elección como entre "Redwood o Deadwood". Esto socavó aún más la influencia del Mayor en el partido.[47]

El gobierno conservador fue acusado también cada vez más en los medios de comunicación de "inmoralidad". Su apoyo llegó a su punto más bajo a finales de 1994, después de la muerte del líder del Partido Laborista John Smith y la elección de Tony Blair como su sucesor, cuando Trabajo tenido hasta el 60% de los votos en las encuestas de opinión y tenía una ventaja de unos 30 puntos por delante de los conservadores. La ventaja del Trabajo se redujo gradualmente durante los próximos dos años, ya que los conservadores ganaron algo de crédito por la fuerte recuperación económica y la caída del desempleo. Pero a medida que las elecciones generales de 1997 surgió, a pesar de su alto perfil del nuevo laborismo, campaña peligro nuevo, se sigue buscando seguro de que ganaría Labour.[41]

Una campaña de oposición efectiva por el Partido del Trabajo culminó con una derrota aplastante de los conservadores en 1997, que fue el mayor victoria jamás parlamentaria de Trabajo. La elección de 1997 abandonó el Partido Conservador con los parlamentarios en tan sólo Inglaterra, todos los asientos que quedan en Escocia y Gales, se han perdido y no un solo asiento de haber sido adquirida en cualquier lugar.

William Hague, oposición

John Major dimitió como líder del partido después de que los conservadores fueron votados fuera del poder y fue sucedido por William Hague. Aunque Haya fue un polemista fuerte, una encuesta de Gallup para The Daily Telegraph encontró que dos tercios de los votantes le consideraban "un poco de un wally",[51]

Las elecciones de 2001 resultó en una ganancia neta de un solo asiento para el partido conservador, pocos meses después de las protestas de combustible en septiembre de 2000 se habían visto los conservadores toman brevemente una ligera ventaja sobre los laboristas en los sondeos de opinión.[41]

Iain Duncan Smith y Michael Howard

Iain Duncan Smith (2001-2003) (a menudo conocido como IDS y por satíricos como "el hombre tranquilo") es un fuerte euroescéptico, pero el tema no definió el liderazgo de Duncan Smith, aunque durante su mandato Europa dejó de ser un problema de división en el partido, ya que unido detrás de convocatoria de un referéndum sobre el proyecto de Constitución de la Unión Europea.

Sin embargo, antes de que pudiera dirigir el partido en una elección general Duncan Smith perdió la votación de una moción de censura por los diputados que sintieron que el partido no sería devuelto al gobierno bajo su dirección. Esto fue a pesar del apoyo conservador equivalente al de Trabajo, en los meses previos a su salida de la dirección.[41]

Michael Howard se propuso para el liderazgo el 6 de noviembre de 2003.

Bajo Howard en las elecciones de 2005, el partido conservador aumentó su participación total votación de alrededor del 0,7% (hasta 32,4%) y - más importante - su número de escaños por 33 (hasta 198 asientos). Esta ganancia acompañado de una caída mayor en la votación del Trabajo, y la elección redujo mayoría de Trabajo por 167 a 68 y su porcentaje de votos al 35,2%. .[52]  La campaña, basada en el lema "¿Estás pensando lo que estamos pensando ? ", fue diseñado por el encuestador australiano Lynton Crosby. El día después de la elección, el 6 de mayo, Howard anunció que él no se sentía que era correcto para continuar como líder después de la derrota en las elecciones generales, también diciendo que iba a ser demasiado viejo para dirigir el partido en otra campaña y, por tanto, daría un paso después de dar tiempo a la parte a modificar sus reglas de elección de liderazgo.

David Cameron (En oposición y en el gobierno)

David Cameron, Primer Ministro de Reino Unido (2010–2016).

David Cameron ganó la elección de la dirección de 2005. Cameron venció a su rival más cercano, David Davis, por un margen de más de dos a uno, teniendo 134,446 votos a 64.398. Luego anunció su intención de reformar y realinear los conservadores, diciendo que necesitaban para cambiar el aspecto que tenían, se sentía, pensaba y se comportó, abogando por una postura más de centro-derecha en oposición a su reciente plataforma firmemente derecha.[55]

Las encuestas se hicieron más volátil en el verano de 2007 con la adhesión de Gordon Brown como primer ministro, aunque las encuestas dieron a los conservadores una ventaja después de octubre de ese año y, en mayo de 2008, con la economía del Reino Unido deslizante en su primera recesión desde 1992, y una semana después de las elecciones municipales, según un sondeo de YouGov encargado por el diario The Sun se publicó lo que el Partido conservador una ventaja de 26 puntos sobre el Trabajo, su mayor ventaja desde 1968.[57]

El plomo Conservador en las encuestas de opinión había sido ininterrumpida durante casi tres años cuando Gran Bretaña finalmente fue a las urnas el 6 de mayo de 2010, aunque desde principios de 2010 la mayoría de las encuestas habían mostrado el liderazgo conservador como menos de 10 puntos de ancho. La elección terminó en un parlamento con los conservadores que tiene el mayor número de escaños (306) pero siendo 20 asientos cortos de la mayoría absoluta. Tras la renuncia de Gordon Brown como primer ministro y líder del Partido del Trabajo cinco días después, David Cameron, fue nombrado como nuevo primer ministro del país y los conservadores entró gobierno en una coalición con los liberaldemócratas - el primer gobierno de coalición después de la guerra.[58]

En mayo de 2014, el conservadores fueron derrotados en las próximas elecciones al Parlamento Europeo en el tercer lugar detrás del Partido Independencia del Reino Unido y Trabajo. UKIP terminó con 24 eurodiputados, Trabajo 20, y los conservadores 19. El resultado fue descrito por el líder del UKIP Nigel Farage como "desastroso" para Cameron, y los líderes de los otros partidos principales.[59]

Theresa May

Theresa May, Primera Ministra de Reino Unido (2016–presente).

El 30 de junio de 2016, May anunció formalmente su candidatura para liderar el Partido Conservador y reemplazar a el primer ministro David Cameron, quien había renunciado después del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. May ganó la primera vuelta de las elecciones el 5 de julio de 2016, recibiendo el apoyo de 165 parlamentarios, mientras que Andrea Leadsom recibió 66 votos y Michael Gove 48 votos.[65]

Other Languages
Bahasa Melayu: Parti Konservatif (UK)
မြန်မာဘာသာ: ကွန်ဆာဗေးတစ်ပါတီ
srpskohrvatski / српскохрватски: Konzervativna stranka (Ujedinjeno Kraljevstvo)
Simple English: Conservative Party (UK)
татарча/tatarça: Konservativ firqä (Böyekbritaniä)