Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador

Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador
PCMLE50AÑOS.png
Portavoz Oswaldo Palacios
Fundación 1 de agosto de 1964 (52 años) [1]
Eslogan ¡Por el Poder Popular y el Socialismo!
Ideología Marxismo-leninismo
Comunismo
Socialismo
Antirrevisionismo
Posición Izquierda
Miembro de Acuerdo Nacional por el Cambio (ANC)
Unidad Popular (UP)
Sede Quito, Ecuador Bandera de Ecuador
Organización
juvenil
Juventud Revolucionaria del Ecuador (JRE)
Afiliación internacional Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas (CIPOML)
Publicación
Sitio web http://www.pcmle.org/
1 Como escisión del Partido Comunista del Ecuador (PCE).
Bandera del partido
Part comunis-ml-ecuador.png

Redes Sociales
Twitter Logo.png Facebook Logo.png

[ editar datos en Wikidata]

El Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador (PCMLE) es un partido comunista ecuatoriano, surgido en 1964 a raíz de una escisión del Partido Comunista del Ecuador. El PCMLE es una organización alegal, cuya actividad pública se efectúa principalmente a través de una serie de organismos, dos de los cuales son la Unión Nacional de Educadores (UNE) y el Movimiento Popular Democrático (MPD). Este último disuelto por el CNE, por lo cual se creó el Movimiento Unidad Popular (UP). Según ellos, su formación obedeció a "la necesidad de dotar a la clase obrera y a los pueblos de Ecuador de un instrumento político para la lucha revolucionaria por conquistar su liberación social y nacional".

Ideología

"El Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador es la organización de los revolucionarios proletarios, que adheridos a la doctrina científica del marxismo-leninismo lucha por la revolución proletaria, la conquista del poder y la instauración de la sociedad socialista."

Semanario En Marcha[1]

Alineado en la corriente marxismo-leninista; defienden la labor de Karl Marx, Friedrich Engels, Vladimir Lenin y Joseph Stalin. Asi mismo muestran cercanias hacia Fidel Castro, Enver Hoxha y el Che Guevara. Indican que para la conquista del poder por parte del pueblo es necesaria la acción insurreccional armada de la clase obrera y los pueblos, pero declaran que para ello es necesario primero acumular fuerzas, participando de este modo desde 1978 dentro de las elecciones.[3]

Identifican a la sociedad ecuatoriana como dependiente del imperialismo e inmersa en un capitalismo subdesarrollado, en la que inclusive perviven expresiones de formas de producción precapitalistas.[4]​ En función de ello, y según sus concepciones, la revolución en Ecuador debe combinar la aplicación de tareas socialistas con las de carácter anti-imperialista y democrático, y que las actuales condiciones es imposible separar unas de otras para avanzar hacia el socialismo en los países que define como dependientes.