Partido Comunista Italiano

Partido Comunista Italiano
Partito Comunista Italiano
Logo Italian Communist Party.png
Escudo del partido
Presidente
Secretario/a general
Fundación 21 de enero de 1921 (como PCd'I)
15 de mayo de 1943 (como PCI)
Disolución 3 de febrero de 1991
Precedido por Communist Party of Italy
Ideología Comunismo
Socialismo democrático
Eurocomunismo
Internacionalismo
Posición Izquierda
Miembro de Frente Democrático Popular
(sólo en 1948)
Sede Bandera de Italia Calle de Botteghe Oscure número 4, Roma, Italia
País Bandera de Italia Italia
Colores Rojo
Organización
juvenil
Federación Juvenil Comunista Italiana
Afiliación internacional III Internacional (1921-1943)
Kominform (1947-1956)
Afiliación europea Grupo Comunista (COM)
Membresía 2.252.446[1] (máximo histórico, 1947)
1.264.790 (último año antes de su disolución, 1990)
Diputados
227 / 630
(Máximo histórico, 1976[2] )
Senadores
116 / 315
(Máximo histórico, 1976[2] )
Europarlamentarios
27 / 81
(Máximo histórico, 1984[3] )
Publicación L'Unità
Bandera del PCI

Partito Comunista Italiano.png
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Comunista Italiano (PCI) fue un importante partido político de Italia en el siglo XX situado en la izquierda política. Nació en enero de 1921 en Livorno como Partido Comunista de Italia (sección italiana de la III Internacional) de la mano principalmente de Amadeo Bordiga y Antonio Gramsci, mediante una escisión a la izquierda del Partido Socialista Italiano en el XVII Congreso socialista.

Sólo cuatro años después de su fundación, en 1925, fue ilegalizado por el régimen fascista de Benito Mussolini y durante casi dos décadas, el partido pasó a la clandestinidad y sus militantes fueron perseguidos. Además, sufrió desencuentros con la Internacional Comunista en las décadas de 1920 y 1930. En julio de 1943, con la caída del gobierno de Mussolini, es refundado, esta vez bajo el nombre de Partido Comunista Italiano (PCI). Durante la Segunda Guerra Mundial, cientos de miles de militantes comunistas combatirían en las filas de la resistencia italiana contra la República Social Italiana y la Alemania nazi.[1] y un gran prestigio. Su líder, Palmiro Togliatti, implementó una política de cooperación con el resto de partidos democráticos, lo que le permitió tener gran influencia en la creación de las instituciones de la nueva república.

Tras participar con varios ministros en el gobierno italiano, fue expulsado de éste en 1947 para facilitar que Italia ingresara en el bloque pro estadounidense y años más tarde en la OTAN. Desde entonces y hasta su disolución, a lo largo de cuatro décadas, fue el segundo partido más votado en Italia y, aunque siempre estuvo en la oposición a nivel nacional, era el partido más votado en muchas zonas del norte y centro de Italia. Fiel a los postulados soviéticos hasta bien entrada la década de 1970, a partir de entonces pasaría a defender, dentro del comunismo, el llamado eurocomunismo, al igual que otros partidos comunistas en Occidente, como el francés o el español.[5] Hasta la década de 1960 fue el mayor partido comunista de Occidente, hasta que, tras la violenta desarticulación del Partido Comunista de Indonesia, se convirtió en el mayor partido comunista del mundo capitalista.

Electoralmente, sus apoyos oscilaron entre un cuarto y un tercio del electorado, a pesar de la presión y el desprestigio al que fue sometido por la derecha italiana y la OTAN a través de la operación Gladio.[7] en una de las mayores demostraciones de fuerza del movimiento comunista italiano. Días después, las elecciones al Parlamento Europeo de 1984, cuando, en unas elecciones históricas, el Partido Comunista Italiano fue el partido más votado en Italia, recibiendo cerca de 12 millones de votos y convirtiéndose en el segundo partido comunista en Europa en ganar unas elecciones plurales y democráticas. Dos años después de la caída del bloque socialista, se autodisolvió en su XX Congreso. Sus partidos sucesores fueron el Partido Democrático de la Izquierda, socialdemócrata, y el Partido de la Refundación Comunista, comunista.

Ideología

Nació como un partido perteneciente a la Internacional Comunista. Sus primeros objetivos eran derribar el estado burgués, abolir el capitalismo e implantar el comunismo siguiendo el ejemplo de los comunistas rusos de Lenin, es decir, mediante la revolución y la dictadura del proletariado.

En la segunda mitad del siglo XX abandonó progresivamente las tesis soviéticas creando una propia línea política, el eurocomunismo, junto a otros partidos comunistas europeos como el francés o el español.

Other Languages