Partenogénesis

La lagartija Cnemidophorus neomexicanus (centro) tiene solo hembras que se reproducen por partenogénesis. Dos especies con reproducción sexual son C. inornatus (izquierda) y C. tigris (derecha). Estas se hibridizan y producen la forma asexual C. neomexicanus.

La partenogénesis es una forma de reproducción basada en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas, que se da con cierta frecuencia en platelmintos, rotíferos, tardígrados, crustáceos, insectos, anfibios y reptiles, más raramente en algunos peces y, excepcionalmente, en aves. La partenogénesis fue descubierta por Charles Bonnet. Jan Dzierżon fue el primero en descubrir el origen partenogenético de los zánganos de las abejas.

Consiste en la segmentación del óvulo sin fecundar, puesta en marcha por factores ambientales, químicos, descargas eléctricas, etc. En algunos casos ( peces), a los que nos referimos como geitonogamia, se requiere el contacto o la fusión con un gameto masculino, pero no se completa la fecundación, no contribuyendo con sus genes la célula masculina. En algunos animales y bajo ciertas condiciones específicas, un óvulo puede desarrollarse en un nuevo ser sin que haya sido fertilizado por un espermatozoide.

El producto, llamado partenote, no podrá llevar cromosomas específicamente masculinos. Según la modalidad de la determinación del sexo, eso puede limitar a los descendientes a solo uno de ellos, como ocurre en las abejas y otros insectos himenópteros, donde las hembras son diploides, procedentes de huevos fecundados, y los machos haploides, partenogenéticos.

Aunque el procedimiento se ha intentado también con gametos masculinos, no se ha logrado todavía el desarrollo de embriones, porque las células masculinas están generalmente reducidas para la única función de fecundar, mientras que las femeninas son característicamente totipotentes.

Tipos de partenogénesis

Según exista o no meiosis, pueden distinguirse:

  • Partenogénesis ameiótica o diploide: no existe meiosis y el huevo se forma por mitosis y por tanto es diploide. Puede considerarse como reproducción asexual, al no existir células haploides. Este tipo se conoce en algunos platelmintos, rotíferos, crustáceos, insectos y anfibios.
  • Partenogénesis meiótica o haploide: se forma un óvulo haploide por meiosis que se desarrolla sin ser fecundado. Se da en algunos platelmintos, rotíferos, anélidos, insectos (abejas, avispas, insectos palo y hormigas), peces, anfibios y reptiles. Aunque no existe singamia, se produce meiosis, y por tanto recombinación, por lo que se puede considerar un medio de reproducción sexual. En ocasiones, el individuo queda, aunque recombinante, haploide; otras veces, la condición diploide se recupera por duplicación de los cromosomas; tal es el caso de algunos insectos, en los cuales el óvulo "n" resultante, recombina con su propio corpúsculo polar, también "n", formando de nuevo una célula diploide, de la que surgirá un adulto diploide.
En esa última, si bien de un gameto haploide femenino se produce un individuo en todos los casos, la podemos dividir en tres tipos:
Other Languages
aragonés: Partenochenesi
العربية: توالد بكري
azərbaycanca: Partenogenez
беларуская: Партэнагенез
български: Партеногенеза
čeština: Partenogeneze
Ελληνικά: Παρθενογένεση
Esperanto: Partenogenezo
euskara: Partenogenesi
فارسی: بکرزایی
français: Parthénogenèse
Bahasa Indonesia: Partenogenesis
italiano: Partenogenesi
日本語: 単為生殖
қазақша: Партеногенез
한국어: 단성생식
Кыргызча: Партеногенез
lietuvių: Partenogenezė
norsk nynorsk: Partenogenese
norsk bokmål: Partenogenese
português: Partenogénese
русский: Партеногенез
Simple English: Parthenogenesis
slovenčina: Partenogenéza
slovenščina: Partenogeneza
српски / srpski: Партеногенеза
svenska: Partenogenes
Türkçe: Partenogenez
українська: Партеногенез
Tiếng Việt: Trinh sản
中文: 单性生殖