Parsifal

Parsifal
Parsifal, WWV 111
Le Chevalier aux Fleurs 2560x1600.png
Parsifal en el jardín mágico de Klingsor, Le Chevalier aux Fleurs de Georges Rochegrosse ( 1894, Musée d'Orsay, París).
Género Bühnenweihfestspiel o festival sagrado para la escena
Basado en Los poemas Parsifal y Titurel de Wolfram von Eschenbach
Actos Tres actos
Idioma Alemán
Música
Compositor Richard Wagner
Puesta en escena
Lugar de estreno Festspielhaus
Bayreuth
Fecha de estreno 26 de julio de 1882
Personajes
Coro Participación destacable[2]
Libretista El compositor
Duración Cuatro horas y media
[ editar datos en Wikidata]
Acto I — preludio (Vorspiel)
Acto I — escena de la transformación
Acto II — escena de la doncella de las flores
Interpretada por la orquesta del Festival de Bayreuth y dirigidas por Karl Muck.
Acto III — preludio
Acto III — escena de Viernes Santo
Interpretada por la orquesta de la Staatsoper Unter den Linden y dirigidas por Karl Muck.

Parsifal es un festival escénico sacro, Bühnenweihfestspiel, como lo definió su autor Richard Wagner, en tres actos, con música y libreto en alemán, compuestos por él mismo. Se basa en el poema épico medieval (del siglo XIII) Parzival de Wolfram von Eschenbach, sobre la vida de este caballero de la corte del Rey Arturo y su búsqueda del Santo Grial. Wagner concibió la obra en abril de 1857 pero solo la completó 25 años después, estrenándose en el Festival de Bayreuth el 26 de julio de 1882 (al estreno asistirían, entre otros, Vincent d'Indy y Ernest Chausson).

Historia

Composición

Wagner leyó por primera vez el poema de Wolfram von Eschenbach en Marienbad en 1845. Influenciado por la concepción filosófica del mundo contenida en los trabajos de Arthur Schopenhauer en 1854, Wagner se mostró interesado en las filosofías orientales, particularmente el budismo. Tras leer la obra de Eugène Burnouf Introduction à l'historie du buddhisme indien en 1855/1856, escribió Die Sieger (Los victoriosos, 1856), un boceto de una ópera basada en una historia de la vida de Buda. Los temas que luego serían explorados en Parsifal de reencarnación, compasión, renuncia a uno mismo e incluso los grupos sociales (castas en Die Sieger, los caballeros del Grial en Parsifal) fueron introducidos en Die Sieger.

De acuerdo con su propio relato, recogido en su autobiografía Mein Leben, Wagner concibió Parsifal en la mañana del Viernes Santo de 1857, en la residencia que Otto von Wesendonck, rico comerciante de sedas y generoso patrón, había dispuesto para Wagner. Parece probable que el que Wagner dijera que se había inspirado un Viernes Santo para componer la ópera no sea más que una licencia poética. Sea como sea, se acepta que el trabajo comenzó en la residencia que le había cedido Wesendonck durante la última semana de abril de 1857.

Tras este primer boceto, Wagner no volvió a trabajar en Parsifal durante ocho años, durante los cuales completó Tristán e Isolda y empezó Los maestros cantores de Núremberg. Entre el 27 y el 30 de agosto de 1865, retomó Parsifal y completó un pequeño boceto de la obra. Este boceto contenía un breve resumen del argumento y detallados comentarios sobre los personajes y temas del drama. Una vez más, el trabajo fue abandonado durante otros once años y medio. Durante este tiempo, Wagner dedicó la mayor parte de sus energías al ciclo del El anillo del nibelungo, el cual completó en 1874. Sólo cuando su gran obra fue estrenada, Wagner encontró tiempo para dedicarse a Parsifal. El 23 de febrero de 1877 terminó un segundo y más extenso boceto de la obra, que el 19 de abril del mismo año había transformado en un libreto en verso (o «poema», como Wagner prefería llamar a sus libretos).

En septiembre de 1877 empezó la música, componiendo dos bocetos de la partitura desde el comienzo hasta el final. El primero de estos borradores (conocido en alemán como Gesamtentwurf) fue hecho a lápiz en tres pentagramas, uno para la voz y dos para los instrumentos. El segundo borrador (Orchesterskizze) fue realizado en tinta y con tres a cinco pentagramas según la parte. Este boceto estaba mucho más detallado que el primero y contenía un grado considerable de elaboración de la parte instrumental.

El segundo borrador lo inició el 25 de septiembre de 1877, solo pocos días después del primero. En ese momento de su carrera, a Wagner le gustaba trabajar en los dos borradores a la vez, cambiando entre uno y otro. Una vez acabados los borradores, Wagner terminaba la partitura final (Partiturerstschrift).

Wagner compuso los actos de Parsifal de uno en uno, y hasta que no terminaba completamente uno no pasaba al siguiente.

Representaciones

El Festival de Bayreuth estableció un monopolio absoluto sobre las representaciones de Parsifal, que sólo podrían darse fuera de Bayreuth 30 años después de la muerte de su autor, en 1913. No obstante, en 1903 la ópera fue representada en el Metropolitan Opera de Nueva York. El 1 de enero de 1914 tuvieron lugar las primeras representaciones «legales» fuera de Bayreuth: la primera de ellas —que empezó la noche del 31 de diciembre de 1913, adelantándose en una hora y media debido a la diferencia horaria entre Bayreuth y Barcelona— se dio en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. La ópera forma parte del Canon de Bayreuth. La composición de esta ópera culminó la ruptura de su amistad con el filósofo Friedrich Nietzsche por su claro sentido religioso.

Por su carácter místico, Wagner, tras el estreno, pidió que «no se aplaudiera». Al morir en 1883, y siendo su viuda, Cósima, la directora del Festival, vigiló celosamente la recomendación de su marido, de no aplaudir entre actos ni al final de la función, costumbre que fue respetada en Bayreuth hasta 1944, año en que tuvo lugar el último Festival antes del periodo que se conoce como Nuevo Bayreuth y que empezaría en 1951. En el Nuevo Bayreuth la tradición se mantuvo hasta 1964, debido a que el director oficial de la obra fue Hans Knappertsbusch, salvo en 1953, en que fue dirigida por Clemens Krauss y en 1957, en que compartió la obra con André Cluytens. La presencia de Knappertsbusch como la gran batuta wagneriana desde muchos años atrás daba pie a mantener la tradición. En 1965, retirado ya éste, y dirigiendo la obra André Cluytens, se conformó la actual tradición: mantener el silencio al final del primer acto, cuya música mística invita a ello, y aplaudir al final del segundo y del tercero.

La noche del 26 de agosto de 1920 entre las 21 y las 23 horas, un grupo de aficionados integrado por Enrique Susini, Miguel Mújica, César Guerrico y Luis Romero instalaba en Buenos Aires, Argentina, un modestísimo equipo para transmitir esta ópera desde el Teatro Coliseo. Se trataba, según algunos historiadores, de la primera transmisión radial del mundo con continuidad en el tiempo.[3]

Esta ópera sigue en el repertorio actual, aunque no está entre las más representadas; en las estadísticas de Operabase aparece la n.º 54 de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la 15.ª en Alemania y la séptima de Wagner, con 82 representaciones.

Other Languages
català: Parsifal
čeština: Parsifal
dansk: Parsifal
Deutsch: Parsifal
English: Parsifal
eesti: Parsifal
euskara: Parsifal
فارسی: پارسیفال
français: Parsifal
Gaeilge: Parsifal
galego: Parsifal
한국어: 파르지팔
Nederlands: Parsifal (opera)
norsk bokmål: Parsifal (opera)
português: Parsifal
română: Parsifal
Simple English: Parsifal
slovenščina: Parsifal (opera)
српски / srpski: Парсифал
Türkçe: Parsifal
українська: Парсіфаль
Tiếng Việt: Parsifal
中文: 帕西法尔