Parque natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel

Cantabria Santoña marismas 02 lou.JPG
Marisma de Santoña, a la izquierda la playa de Berria y enfrente el Monte Buciero.
Situación
PaísFlag of Spain.svg España
DivisiónFlag of Cantabria (Official).svg Cantabria
Localidad más cercanaSantoña
Coordenadas43°25′58″N 3°28′57″O / 43°25′58″N 3°28′57″O / -3.4825
Datos generales
AdministraciónGobierno de Cantabria
Grado de protecciónParque natural
Fecha de creaciónmarzo 1992
LegislaciónLey 6/92
N.º de localidades11
Superficie6.678 ha

El Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel es un espacio protegido con tres áreas localizadas en Cantabria (España): el estuario que forma el río Asón (Santoña-Laredo) y las marismas de Victoria y Joyel. El conjunto constituye la principal zona húmeda de la Cornisa Cantábrica. Está calificado como parque natural por la Ley 6/1992 de 21 de marzo de la Jefatura del Estado.[1]

Ocupa 6.678 hectáreas repartidas entre los términos municipales de Argoños, Arnuero, Bárcena de Cicero, Colindres, Escalante, Laredo, Limpias, Noja, Santoña y Voto. Este enclave singular, además de pródigo en fauna marina, es utilizado por las aves migratorias, procedentes del norte y el centro del continente, en su desplazamiento hacia tierras más cálidas. De forma global, en este espacio natural se han observado, hasta la fecha, 121 especies de aves ligadas al medio acuático.

Historia

En 1987, las asociaciones ecologistas SEO (Sociedad Española de Ornitología, actualmente SEO/BirdLife) y ARCA (Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria), presentan una denuncia ante la Comisión de las Comunidades Europeas por las agresiones indiscriminadas que sufrían las marismas de Santoña (desecación de zonas de la marisma, construcción del tramo Santoña-Argoños de la Ca-141, etc.), lo que ponía en peligro la estancia anual de miles de aves migratorias, algunas de ellas en peligro de extinción. Ese mismo año se abre expediente de infracción.[2]

En marzo de 1992, y antes de que saliese la Sentencia del Tribunal de Luxemburgo, España declara la Reserva Natural. Finalmente, en 1993 el Tribunal condena a España por incumplimiento de sus obligaciones en virtud del Tratado CEE,[3]​ siendo la primera condena medioambiental del tribunal europeo a España.

Panorámica de las marismas y la desembocaura del río Asón desde el Monte Buciero. En primer término la población de Santoña y al fondo el parque natural.