Parque natural de La Breña y Marismas del Barbate

Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate
Marismas del Barbate (Cádiz).jpg
Marismas en primer plano y pinar de la Breña al fondo.
Situación
País Flag of Spain.svg  España
División Flag of Andalucía.svg  Andalucía
Subdivisión Flag Cádiz Province.svg  Cádiz
Coordenadas 36°10′44″N 5°58′22″O / 36.178889, 36°10′44″N 5°58′22″O / -5.972778
Datos generales
Grado de protección Parque natural
Fecha de creación 1989
N.º de localidades 2 municipios ( Barbate y Vejer de la Frontera)
Superficie 5.077 ha (1.152 ha marinas y 3.925 ha terrestres)
Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate ubicada en Provincia de Cádiz
Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate
Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate
Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate (Provincia de Cádiz)
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

El Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate se localiza en los municipios de Barbate y Vejer de la Frontera, en la costa atlántica de la provincia de Cádiz ( España). Se trata de un parque marítimo-terrestre de 5077 hectáreas, siendo 1.152 marinas y 3.925 terrestres. Protege el pinar de la Breña, comprendido entre Los Caños de Meca y Barbate, junto al acantilado y la franja marítima que lo bordean, así como las marismas del río Barbate, que se extienden desde La Barca de Vejer hasta la desembocadura del río, bordeando las lomas de la sierra del Retín. Además, en el año 2005 se añadieron las zonas conocidas como Monte Marismas, Monte Quebradas y Peña Cortada, pertenecientes al municipio de Vejer de la Frontera.

Acantilado

Acantilado del Tajo.

Constitución y formaciones vegetales

El acantilado del Tajo alcanza los 100 metros de altura sobre el mar en su punto más elevado, donde se encuentra la Torre del Tajo, una antigua torre de vigilancia del siglo XVI. El acantilado está formado básicamente por roca calcarenita con capas horizontales de margas arenosas impermeables, lo que provoca que los acuíferos del monte superior surjan en distintos puntos de la pared del acantilado, formando los famosos 'caños' que dan nombre a la localidad de Los Caños de Meca. Recientemente se ha localizado en él una formación de estalactitas de 300 años de gran valor.[1] En el acantilado también se produce el efecto espray salino, en el que la espuma de las olas al chocar con las rocas es elevada por el viento y salpica toda la pared, formando en ella depósitos de sal. Esta curiosa mezcla de sal y surgencias de agua dulce provoca la aparición de una vegetación diversa, desde especies halófitas hasta musgos, higueras y zarzas.

Fauna

Los acantilados acogen una importante pajarera de aves que buscan nidos protegidos en la pared rocosa, destacando la colonia de gaviota argéntea y de garcilla bueyera ( Bubulcus ibis), aunque también existen garcetas ( Egretta garzetta), palomas bravías ( Columba livia), grajillas y estorninos negros. Se han detectado también el vencejo común ( Apus apus), el cuervo ( Corvus corone) y paloma bravía . También se pueden encontrar aquí, procedentes de repoblación, las únicas poblaciones de ibis eremita de toda la Unión Europea.

Debido al material de la pared del acantilado, éste se disgrega en grandes bloques que posteriormente se van rompiendo con el oleaje, por lo que a lo largo de la historia ha ido retrocediendo, dejando en el fondo del mar una sucesión de rocas sobre sustrato arenoso. Este fondo marino propicia un rico hábitat de especies, con profusión de algas, moluscos y todo tipo de peces, lo que justifica la protección dentro del parque de 1 milla náutica a lo largo de todo el acantilado.

Other Languages