Parque nacional Los Médanos de Coro

Parque nacional Los Médanos de Coro
Categoría UICN II ( parque nacional)
Falcon medanos.jpg
Médanos de Coro
Situación
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
Estado Flag of Falcón.svg Falcón
Localidad más cercana Flag of Santa Ana de Coro.jpg Santa Ana de Coro
Coordenadas 11°36′23″N 69°44′15″O / 11°36′23″N 69°44′15″O / -69.737630555556
Datos generales
Administración Instituto Nacional de Parques (INPARQUES)
Fecha de creación 6 de febrero de 1974
Superficie 91 km²
Parque nacional Los Médanos de Coro ubicada en Venezuela
Parque nacional Los Médanos de Coro
Parque nacional Los Médanos de Coro
Parque nacional Los Médanos de Coro (Venezuela)
[ editar datos en Wikidata]

El Parque nacional Médanos de Coro es un parque nacional ubicado en el estado Falcón, en la jurisdicción de los municipios Miranda, Colina y Falcón, en el noroeste de Venezuela. Su área más importante está circunscrita alrededor del istmo, en la vía a la Península de Paraguaná al costado norte de la ciudad de Santa Ana de Coro. El istmo comprende una faja de 30 km de largo por 5 km de ancho. Posee una altura media de 20 msnm (metros sobre el nivel del mar). Sus acumulaciones arenosas se desplazan de forma cambiante debido a la acción de los vientos alisios que soplan de este a oeste. Los Médanos de Coro fueron declarados Parque Nacional el 6 de febrero de 1974, abarca una superficie de 91.280 hectáreas, de las cuales 42.160 son tierras continentales y 49.120 son superficie marina.[1]

Los Médanos de Coro son formaciones de arena características del relieve del estado Falcon, siendo este parte del sistema Lara-Falcón por sus dunas que sobrepasan los 8 msnm.

Este Parque Nacional preserva el área protegida más cercana al Golfo de Venezuela. Además, preserva un muy vulnerable desierto costero y a su vez una costa llena de Manglares.

Formación de los Médanos

Las arenas suaves y secas de este Parque Nacional son consecuencia de la erosión eólica sobre las rocas que con el tiempo son partidas en pedazos muy pequeños convirtiéndolas en arenilla y ésta, al desplazarse por la continua acción del viento, se va acumulando en parvas, convirtiéndose poco a poco a dunas que continuamente cambian de forma ya que están en continuo movimiento.[3]