Parque de la Memoria de Buenos Aires

Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, con los nombres de los desaparecidos y asesinados.

El Parque de la Memoria es un espacio público ubicado frente al Río de la Plata en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires ( Argentina) con el fin de recordar a las víctimas del terrorismo de estado, tanto de las dictaduras cívico-militares autodenominadas como Revolución Argentina (1969-1973) y Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983) como del gobierno de Juan Domingo Perón y de María Estela Martínez de Perón (1973-1976). En 2012 el Parque recibió el Premio Konex de Platino en la disciplina Entidades de Artes Visuales.

Origen

Vista parcial del parque
La figura de Pablo Míguez, un desaparecido a la edad de 14 años es recordada por esta obra de Claudia Fontes.

El Parque de la Memoria surgió como una propuesta de algunas organizaciones de derechos humanos. Su construcción fue decidida por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mediante la ley 46[2]

El Monumento está compuesto por cuatro estelas de hormigón que contienen treinta mil placas de pórfido patagónico grabadas con los nombres de hombres, mujeres, niñas y niños víctimas de la violencia ejercida desde el Estado. Los nombres se encuentran ubicados cronológicamente, por año de desaparición y/o asesinato, y por orden alfabético; además, se indica la edad de las víctimas y se señalan los casos de mujeres embarazadas.

El 30 de agosto de 2001, en coincidencia con el Día Internacional del Detenido- Desaparecido, se realizó el acto de inauguración de la Plaza de Acceso. El 7 de noviembre de 2007 quedó inaugurado el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, con la presencia de autoridades nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires y representantes de organismos de derechos humanos. La sanción de la Ley 3.078 de 2009 le otorgó al Parque de la Memoria un marco jurídico y administrativo permanente; la Comisión pro Monumento fue reemplazada por el Consejo de Gestión, integrado por miembros de los organismos de derechos humanos, de la Universidad de Buenos Aires y del Gobierno de la Ciudad.[3]

En el año 2012 se crea la Base de datos de consulta publica sobre los detenidos-desaparecidos que figuran en el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado.[5]