Parque Warner Madrid

Parque Warner Madrid
Avenida principal Parque Warner.jpg
Vista de La Venganza del Enigma desde Hollywood Boulevard.
Eslogan ¡Un parque de película!
Ubicación SanMartinVega.png San Martín de la Vega
Bandera de la Comunidad de Madrid  Comunidad de Madrid
Flag of Spain.svg  España
Coordenadas 40°13′54″N 3°35′39″O / 40°13′54″N 3°35′39″O / -3.59429419
Dirección Madrid Theme Park Management[1]
Propietario Parques Reunidos[2]
Apertura 6 de abril de 2002[3]
Nombres anteriores Warner Bros. Movie World Madrid
Warner Bros. Park Madrid
Temporada que opera De marzo a enero
Área 150 ha construidas
544 ha totales
Temática Zonas de los Estados Unidos, superhéroes de DC Comics y personajes de la compañía Warner Bros.
Atracciones 42 en total
  • 6 Montañas rusas
  • 8 Atracciones acuáticas
Resort En proyecto
Sitio web www.parquewarner.com
Tiene además una playa artificial llamada Parque Warner Beach.
[ editar datos en Wikidata]

El Parque Warner Madrid es un parque temático ubicado en la localidad de San Martín de la Vega,[4] en la Comunidad de Madrid, España.

Posee la segunda torre de caída libre más alta del mundo y 42 atracciones. Fue inaugurado el 5 de abril de 2002 y se divide en 5 áreas temáticas ambientadas en escenarios de películas y dibujos animados producidos por la Warner Brothers, los cómics DC, así como en diversas zonas de los Estados Unidos, como las playas de California, Los Ángeles (incluyendo los estudios de Hollywood y el barrio de Beverly Hills) o Nueva York.

Desde el año 2006 ostenta el premio al Parque Temático Más Seguro de España. Sus decorados han sido objeto de rodajes de programas de televisión[7]

Historia

En la década de 1990 el turismo urbano estaba dando síntomas de agotamiento o, en expresión de Anton Clavé y González Reverté (2007, p. 239), de "imagen madura". Al mismo tiempo estaban entrando en Europa nuevas formas de turismo basadas en grandes ofertas de ocio acompañadas de agresivas campañas de mercadotecnia.[9]

A mediados y finales de los años 1990 toda Europa estaba terminando de solucionar la gran atomización en la gestión de parques de atracciones.[n. 2]

Proyecto y construcción

Las respectivas filiales de las empresas estadounidense Paramount Pictures y Time Warner presentaron sus ofertas para gestionar un parque temático en la futura Ciudad del Ocio, como se la llamó inicialmente a la iniciativa proyectada por la Comunidad de Madrid para San Martín de la Vega.[14]

El proyecto no estuvo exento de polémica por parte de formaciones políticas. El PSOE dudó de la construcción del parque e IU se puso en contra del proyecto.[13]

La Comunidad de Madrid adquirió 150 hectáreas por 8 millones de euros y,[9] La gestión quedó en manos de Six Flags.

Primeros años

Warner Bros. Movie World Madrid abrió el 5 de abril de 2002 con los artistas invitados Bo Derek y Christopher Lambert.[21] Sin embargo, distintos protagonistas alegaron causas derivadas de la misma gestión:

  • El alto precio: una de ellas, que ha perdurado en el tiempo, era el elevado coste de la entrada y no poder llevar comida, incluso se menciona en guías de visitas.[23]
  • El primer año también se produjeron largas colas entre otras cosas por la desmotivación y escasa formación de los empleados. Las jornadas resultaban largas sin tiempo para ir al servicio. Incluso se llegó a bajas voluntarias de hasta 56 empleados; además había contratos por días, lo que hacía que los trabajadores no conocieran las instalaciones. La empresa reaccionó impartiendo cursos a los mandos intermedios para que no apretaran tanto a los empleados.[21]
  • Según varios clientes el número de restaurantes era escaso y la comida escaseaba o faltaba. Este punto fue desmentido por la directora del parque Pilar Azcárraga, para quien la oferta culinaria era suficiente para cubrir la demanda.[23]
  • Casos de lipotimias. Debido a problemas en el abastecimiento, en ocasiones las máquinas expendedoras se quedaron sin suministros, esto, unido a la falta de fuentes públicas, la juventud de la vegetación (aún pequeña para proporcionar sombra) y la escasez de lugares con agua, provocó varios casos de lipotimias. Al año siguiente de su apertura, el parque instaló más atracciones con agua donde los visitantes pudieran refrescarse.[23]

Por todo esto, los sindicatos marcaban un nivel de satisfacción entre los visitantes del 50%, pero este dato fue negado por la directora, quien lo elevó a un 90%.[23]

En 2006 el parque siguió sin generar beneficios, alcanzando una deuda mayor, 240 millones de euros (el 80% de su coste). La Comunidad de Madrid, antes de vender sus acciones, recalificó los terrenos aledaños al parque para que se pudiera construir en ellos en un futuro, medida por la que recibió muchas quejas por usar el dinero público para la gestión del parque de ocio. Las acciones las compró la constructora Fadesa por 25 millones de euros y con el acuerdo de que las instalaciones las gestionara durante los siguientes 10 años Parques Reunidos, una firma nacida de la gestora del Parque de Atracciones de Madrid y la empresa de capital riesgo estadounidense Advent International.[24]

Fadesa protagonizaría poco después una de las mayores quiebras la historia española, pero Parques Reunidos siguió adelante. El parque cambió a su actual nombre, Parque Warner Madrid. No fue hasta esa fecha cuando el Parque Warner comenzó a ser rentable tras la entrada de Parques Reunidos y su director Juan José de Torres, quien afirmaba no gustarle los parques de atracciones, pero que logró invertir la cuenta de resultados.[26]

Other Languages