Parnasianismo

Página de una de las publicaciones del Parnaso.

El parnasianismo fue un movimiento literario francés posromántico de la segunda mitad del siglo XIX que surgió hacia el 1850 y constituido entre 1866 y 1876 como reacción contra el Romanticismo de Víctor Hugo, el subjetivismo y el Realismo literario. Los fundadores de este movimiento fueron Théophile Gautier ( 1811- 1872) y Leconte de Lisle ( 1818- 1894).

Historia

Los poetas del Parnaso, cuadro de Paul Chabas, «En casa de Alphonse Lemerre (en primer término, editor de Le Parnasse Contemporain), en Ville-d'Avray», expuesto en el Salón de 1895.
Leconte de Lisle, una de las máximas figuras del Parnasianismo.

La palabra es de origen griego y hace referencia a la cima del monte Parnaso donde moraban las Musas, diosas menores hijas de Apolo e inspiradoras de las artes.

Esta estética fue preparada y anunciada por Émaux et Camées ("Esmaltes y camafeos", 1852) de Théophile Gautier y los Poèmes antiques ("Poemas antiguos", 1852) de Leconte de Lisle, y las siguientes publicaciones:

  • La Revue Fantaisiste (1861), fundada por [[

Catulle Mendès]]

  • L'Art (1865), revista que inspira Leconte de Lisle
  • La Revue du Progrès (1863), que definía una poesía científica.
  • El Petit traité de versification française de Théodore de Banville.[1]

Se constituyó como tal en las únicas tres entregas de la revista-antología poética titulada Le Parnasse Contemporain (1866-1876). Figuraban en ellas poemas de Théophile Gautier, Leconte de Lisle, José María de Heredia, Théodore de Banville, Sully Prudhomme, Catulle Mendès y Albert Mérat, a los que se les agregaban nombres de otros poetas cuya ulterior evolución clasificaría como simbolistas, entre ellos Charles Baudelaire.

Unía a este grupo la valoración del arte poético en sí mismo, la impersonalidad y el rechazo del compromiso social o político. El arte no tenía que ser útil o virtuoso y su fin era únicamente crear belleza en la obra artística, que era autónoma de la conciencia y personalidad de su autor. La fórmula « L'art pour l'art» ("arte para el arte", visto como forma y no como contenido, disociado de los compromisos sociales, políticos e incluso individuales) de Théophile Gautier, considerado un precursor, fue adoptada como emblema del movimiento. Esta estética rehabilita el trabajo esmerado y minucioso del artista que utiliza a menudo la metáfora de la escultura para simbolizar la resistencia de la "materia poética" y compara a la literatura a las artes plásticas.

El parnasianismo es un movimiento posromántico porque surge como una antítesis del Romanticismo, pero se distancia también del Realismo literario por su carácter ensoñador e imaginativo, alérgico a la vulgaridad y el adocenamiento burgueses. La oposición al Romanticismo tiene como causa lo que los parnasianos consideraban sus «excesos»; exceso de subjetivismo, hipertrofia del yo —crecimiento excesivo y anormal—, exceso de sentimiento. De allí que los parnasianos preconizaran una poesía despersonalizada, alejada de los propios sentimientos y con temas que tuvieran que ver con el arte, temas de por sí sugerentes, bellos, exóticos, con una marcada preferencia por la antigüedad clásica, especialmente la griega, y por el lejano Oriente.

En lo referido al estilo, los parnasianos cuidaban mucho la forma. Continente y contenido debían marchar de acuerdo. De esta manera, si los románticos demostraron una preocupación por los sentimientos, los parnasianos lo hicieron por la belleza. No obstante, fuese por defecto estético o por cierta exageración en el manejo de sus recursos expresivos, algunas de sus obras resultan demasiado pedantes para el gusto actual, lo que explica que buena parte de los autores de esta corriente sean actualmente conocidos únicamente por los especialistas estudiosos de la materia.

Gérard de Nerval, un año antes de ahorcarse en un callejón parisino, publicó Las quimeras (Les quimères, 1854), asombrosa colección de sonetos de un arte críptico y puro. Muy poco antes, su amigo Théophile Gautier, desengañado del Romanticismo tras haber peleado en la incruenta batalla de Hernani (1830), en sus Émaux et Camées ("Esmaltes y camafeos", 1852), sitúa la poesía más allá del subjetivismo romántico, soñando con modelos de perfección formal que aseguren la inmortalidad. Leconte de Lisle, abogado y helenista imbuido del humanitarismo social de Charles Fourier y que tomó parte muy activa en la Revolución de 1848, tras el golpe de estado de Luis Napoleón renuncia a la política y se refugia en la poesía. Sus Poemas antiguos (Poèmes antiques, 1852) inician la corriente que luego será llamada "el Parnaso", que une a los temas de la antigüedad grecorromana y a ideales de la más esmerada perfección formal unos símbolos de libertad, progreso y república.[3]

Other Languages
العربية: البرناسية
azərbaycanca: Parnasizm
български: Парнасизъм
čeština: Parnasismus
Deutsch: Parnassiens
Ελληνικά: Παρνασσισμός
English: Parnassianism
Esperanto: Parnasa skolo
euskara: Parnasianismo
فارسی: پارناس
hrvatski: Parnasovstvo
Bahasa Indonesia: Parnassianisme
italiano: Parnassianesimo
日本語: 高踏派
ქართული: პარნასი
한국어: 고답파
Kurdî: Parnasîzm
Limburgs: Parnassiens
Nederlands: Parnasse
norsk bokmål: Les parnassiens
polski: Parnasizm
português: Parnasianismo
română: Parnasianism
русский: Парнасцы
srpskohrvatski / српскохрватски: Parnasovstvo
slovenčina: Parnasizmus
српски / srpski: Парнасизам
Türkçe: Parnasizm
中文: 高蹈派