Panafricanismo en España

El Movimiento Panafricanista en España surgió a partir de varios proyectos, experiencias y procesos vinculados al Movimiento Free Mandela que a su vez había sido inspirado por el trabajo de los mtos políticos de liberación y democracia africana como MOLIFUGE. En 1986 un grupo de estudiantes negros liderados por Maleva y su líder Marcelino Bondjale, en respuesta al asesinato del poeta sudafricano, Benjamín Moloise por parte del régimen criminal del apartheid, asaltó la oficina de turismo del gobierno del Apartheid en granvia Madrid. Esta heroica acción animó e inspiró a un sector de estudiantes guineanos procedentes del mto político o folclórico (Bia fang, Aso Cultural Bubi, Maleva), al mismo tiempo puso en crisis y dividió el movimiento anti-apartheid español entre dos bandos, uno activista y otro moderado. Lo que radicalizó el movimiento estudiantil negro, algunos de cuyos líderes fueron expulsados del colegio mayor nuestra señora de Áfrika (UCM) encarcelados y perdieron sus becas. En este mismo clima de toma de conciencia con el auge de la ideas de Steve Biko, surgieran revistas como Bioko-Muni y Africa Negra. La conferencia del premio Nobel de literatura en Madrid Wole Soyinka impulsará las luchas por los derechos de los trabajadores inmigrantes encabezados por líderes como Reduane Asuik, Asociación de Inmigrantes Marroquíes en España (AEME), Lamin Sagne funda la Asociación de Inmigrantes Senegaleses (AISE), Florentino Ekomo Asociación para la Mediación de los Problemas de los Afrikanos en España (AMPAE), surgirán revistas como Africa Negra que se editaba en Madrid y desde Barcelona Lucrecia y Nguema Emaga revista Tam-Tam. Gracias a la fuerza cultural del Hip-Hop que llega a través de la revolución cultural negra desde EEUU, surgirán entre los jóvenes hermandades como Los Bra (Fermin T-7) Los Colours (Fuenlabrada), Simplemente Hermanos (Pablo Ovono), MAN (Barcelona Obiang Nsang) que desde 1988 irán evolucionando vertiginosamente producto de la introducción de las ideas de Malcolm X a través del cultura Hip-Hop y por otro lado la impunidad del terrorismo NAZI que en 1992 asesinó a Lucrecia Perez afrocéntricos o panafricanista. Esta evolución ideológica, doctrinal, madurez y compromiso de una nueva generación de jóvenes que fundaron en 1990 la sección española del Partido Panteras Negras.[1]

Fue influenciado por los disturbios de Los Ángeles en 1992 por las ideas del Black Power que llegaron a través de la obra de Spike Lee, el Hip-Hop de Public Enemy, las luchas de los inmigrantes y el Movimiento Free Mandela Lucrecia Pérez.[2] En relación a los profesores Antumi Toasijé, Justo Bolekia Boleká, Mbuyi Kabunda Badi y Eugenio Nkogo Ondo hay una confusión muy grande en esto, que un negro sea académico, investigador o intelectual, escritor o celebridad, no le convierte en panafricanista y mucho menos afrocentrado. El Movimiento Panafricanista, también llamado garveyista y cimarrón, es la corriente hegemonica en España, que encabezan Abuy Nfubea, Luis Alarcon, Tcham Bissa, Karheba Kemit

Afrikanos y afrikano-americanos en España

Desde la prehistoria existe población de origen africano en España. En el inicio de la paleoantropología como ciencia, el estudio de los restos fósiles pretendía adscribirlos a los tipos raciales que en ese momento se consideraban, identificando como un precedente de la raza negra a algunos de ellos, como el denominado Hombre de Grimaldi; aunque la moderna paleoantropología no considera que puedan establecerse en tales restos una diferenciación poblacional de tipo racial.[4]

A medida que las relaciones con África negra fueron históricamente más o menos intensas, la presencia de población negra fue dejando testimonios verificables, sobre todo la edad media y la edad moderna (será el caso de personajes históricos como Juan Latino o Juan de Pareja). Sin embargo no es hasta finales del siglo XIX que la población africana en las diásporas adquiere conciencia de unidad. En España esta toma de conciencia es tardía, principalmente a partir de los años 80 y 90 del siglo XX, en parte debido a la dispersión de la población africana por el territorio nacional.[5]

Other Languages