Pan and scan

Mediante la técnica de pan & scan una imagen de proporción 2,35:1 pierde casi un 50% de detalle al pasar a 4:3.

Pan and scan es un método cinematográfico que se basa en ajustar una imagen de pantalla panorámica, para poder mostrarla con las proporciones de la  SDTV 4:3 de la relación de aspecto del formato televisivo. Para conseguirlo, se recortan partes de la imagen (tanto de la izquierda como de la derecha) intentando dejar visibles los aspectos que se consideran más importantes del fotograma.[1]​ Este fue el método más común durante la época del  VHS, antes de que llegaran los DVDs o el Blu-Rays con la widescreen.

Algunos directores estuvieron en contra de utilizar este método de ajustamiento de formato porque se perdía un 45% de la imagen real de una película de 2.35:1 y un 35% de una de 2.55:1, cambiando la visión original (y artística) del director. Los tres ejemplos más notables de la historia del cine fueron las películas épicas Ben-Hur, Rey de reyes y Lawrence de Arabia, que perdieron el 75% de su imagen original respecto la primera proyección en el cine.[2]

También existió otro método llamado "center cut", muy similar al pan and scan, con la diferencia que en este último sólo se realizaba un corte directo del centro del fotograma, sin ningún tipo de reajuste para intentar mostrar lo más importante de la imagen. Este procedimiento, muy empleado en Europa, no requería del permiso o de la disponibilidad del fabricante de la película, o del mismo director para identificar la parte más importante de cada fotograma, y esto lo hacía todo mucho más cómodo para la distribuidora.

Hay que mencionar que la mayoría de pantallas de televisión tienen tres opciones para el encuadre de fotogramas de 16:9 widescreen, que son: el llamado center cut, el  letterbox o el full frame.[1]

Antecedentes e historia

Cartel de la película El mago de Oz

Durante las primeras décadas de difusión televisiva, se estableció que la visualización de fotogramas tenía que ser de una relación de aspecto 4:3, en la que la anchura fuera 1,33 veces la altura; similar a la mayoría de las películas cinematográficas anteriores a la década de los 60. Esto estaba bien para las películas anteriores al año 1953 como El mago de Oz o Casablanca, pero para las posteriores podía comportar severas dificultades.

Mientras tanto, para competir con la televisión y atraer al público, los productores de películas empezaron a utilizar los formatos widescreen como CinemascopeTodd-AO a mediados de la década de 1950, que permitían tener visiones más panorámicas de las actuales. Las películas con estos formatos podían ser dos veces más anchas que las de una pantalla de TV. Para presentar una película de pantalla ancha en una televisión de este tipo, había que llevar a cabo una de las siguientes dos técnicas: la llamada  letterboxing, que se caracterizaba por conservar la proporción del aspecto original del film, pero sin ser tan alta como una pantalla estándar de televisión (puesto que dejaba unas barras negras en la parte superior e inferior de la pantalla); y la otra técnica llamada pan and scan, que llenaba la altura completa de la pantalla, pero recortándola horizontalmente. La técnica pan and scan recortaba hasta la mitad de la imagen del fotograma.

En la década de los 90 (antes del  Blu-Ray Disc o el  HDTV), cuando los televisores llamados "Setze-By-Nine" o "Widescreen" ofrecían una relación de aspecto más grande que la de 16:9 (1,78 veces la altura; en lugar de 1,33), se permitió que las películas fuesen de 1.66:1 y 1.85:1 para llenar la mayoría o totalidad de la pantalla, con pequeños recortes de fotograma o inserciones de letterboxing. Fue así como las cajas de DVD empezaron a utilizar la expresión, "16:9 - Mejorada para televisores panorámicos".[3]

Aun así, las películas filmadas en proporciones de aspecto 2.20:1, 2.35:1, 2.39:1, 2.55:1, y especialmente en 2.76:1 ( Ben-Hur, por ejemplo) eran problemáticas cuando se mostraban en televisiones de la época. Sin embargo, cuando el DVD pasó a estar "mejorado anamórficamente para la pantalla ancha"[2]​, o la película era retransmitida en un canal de alta definición en un televisor widescreen, los espacios negros eran aún más pequeños y el efecto era más parecido incluso al de ver una película en una pantalla panorámica. A pesar de que el formato 16:9 (y ocasionalmente el 16:10, principalmente para ordenadores y tablets) se estableciera como modelo estándar a partir del 2012, las televisiones de pantalla ancha de 21:9 fueron lanzadas al mercado por varias marcas.

Other Languages
català: Pan and scan
Deutsch: Pan & Scan
English: Pan and scan
italiano: Pan and scan
Nederlands: Pan en scan
norsk: Pan & scan
polski: Pan & scan
português: Pan e scan
svenska: Pan and scan
Türkçe: Pan and scan