Palais-Royal

Palais Royal
Paris1ABanner1.jpg
Entrada al Palais Royal desde la Rue Saint-Honoré.
Información general
Uso(s) Palacio real, Hôtel particulier, sede institucional
Estilo Barroco, Neoclasicismo, Neobarroco, Napoléon III
Catalogación monumento histórico clasificado
Dirección place du Palais-Royal, rue de Valois (1-7), rue de Montpensier (2-8) y place Colette
Localización París, Flag of France.svg  Francia
Coordenadas 48°51′48″N 2°20′13″E / 48°51′48″N 2°20′13″E / 2.3369444444444
Primera piedra 1624
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Jacques Lemercier
Jules Hardouin-Mansart
Gilles-Marie Oppenordt
Pierre Contant d'Ivry
Victor Louis
Pierre-François-Léonard Fontaine
Pierre Prosper Chabrol
[ editar datos en Wikidata]
Vista de los jardines.
Vista desde los jardines.
La galería del Palacio Real.

El Palais-Royal (en español literalmente "Palacio Real") es un conjunto monumental, que integra un palacio, jardines, galerías y un teatro situados al norte del Museo del Louvre, en París.

Originalmente se llamó Palais-Cardinal pues fue erigido como residencia del Cardenal Richelieu, más tarde tomó el nombre de Palais-Royal cuando la reina regente Ana de Austria se instaló en él durante la minoría de edad de su hijo, Luis XIV. A pesar de que conservó dicho nombre, el edificio nunca volvió a alojar un soberano, fue la residencia del hermano del Rey Sol, Felipe de Orleans y de sus descendientes (la Casa de Orleans) hasta 1831.

Actualmente alberga la sede de varias instituciones, como el Consejo de Estado o el Consejo Constitucional.

Historia

El Palais-Cardinal

Deseoso de tener una residencia digna de su rango y cerca de la corte, el Cardenal Richelieu adquirió en 1624 un hôtel particulier conocido como Hôtel de Rambouillet (no confundir que el edificio del mismo nombre sede de un salón literario). El cardenal también adquirió una vasta porción de terreno situada entre la parte trasera del edificio y la vieja muralla de Carlos V.[1]

El arquitecto Jacques Lemercier dirigió las obras de ampliación que finalizaron en 1639. El resultado fue una amplia residencia en forma de H que gozaba de un amplio jardín en la parte posterior. Para su decoración, Richelieu contó con los pintores Philippe de Champaigne y Simon Vouet, que concibieron las dos partes más remarcables del palacio: en el ala oeste del patio de entrada la Galerie des objets d'art, que servía para exponer la colección de arte del cardenal; y en la misma ala pero cara al jardín, la Galerie des Hommes Illustres, destinada a contener cuadros de franceses ilustres que habían precedido al cardenal.[1]

Al oeste de la propiedad, el cardenal adquirió el vecino Hôtel de Brion para servir de residencia a sus allegados y para albergar su amplísima biblioteca. Asimismo, en el lado este mandó erigir una sala de teatro.

Tras su muerte en diciembre de 1642, legó todo el complejo, por entonces conocido como Palais-Cardinal ("Palacio Cardenal o Cardenalicio"), al rey Luis XIII.

La regencia de Ana de Austria

Luis XIII jamás llegó a disfrutar del Palais-Cardinal, pues murió en mayo 1643. Sin embargo, en octubre del mismo año,[3]

La reina regente encargó la redecoración de sus aposentos, situados en el ala noreste cara al jardín, al pintor Simon Vouet. En dichos aposentos se tomaron algunas de las decisiones políticas que precedieron a la Fronda. El Cardenal Mazarino, por su parte, adquirió el Hôtel Tubeuf (actual sede de la BNF) situado al otro lado del jardín, aunque también dispuso de uno aposentos en el mismo palacio, al lado de los del rey Luis XIV.[4]

El Rey Sol pasó cinco años de su infancia en el Palais-Royal, pero el estallido de la Fronda en 1648 puso fin a este periodo. El 6 de enero de 1649, la regente y la familia real abandonaron furtivamente el palacio en medio de la noche, rumbo a Saint-Germain-en-Laye. La familia real volvió a París días despues con la ayuda de las tropas de Gastón de Orleans y del príncipe de Condé.[5]

El episodio más remarcable del periodo ocurrió, sin embargo, en enero de 1651, cuando la muchedumbre, ante el temor que el rey hubiera abandonado el palacio, penetró a la fuerza en sus aposentos hasta llegar a su dormitorio. Dicen que de este episodio inspiraría al joven monarca a construir una nueva residencia fuera de París. La familia real volvería a abandonar el Palais-Royal en septiembre del mismo año y no entraría en París hasta 1652, después del fin de la Fronda.[6]

A su regreso a la capital, la reina regente decidió volver a instalarse en el Louvre, al considerar el Palais-Royal poco seguro. Este último conservó su nombre, pero nunca volvió a servir de residencia real.

La residencia de los Orleans

Más tarde, el Palais-Royal se convirtió en la residencia parisina de los duques de Orleans y sede de su fabulosa colección de cuadros, que sería vendida a finales del siglo XVIII. Entre las obras maestras que incluía, se cuentan cinco de las poesías (mitologías) pintadas por Tiziano para Felipe II de España, La resurrección de Lázaro de Sebastiano del Piombo y tres famosos originales de Correggio.

Durante la minoría de edad de Luis XV, el regente, Felipe de Orleans, dirigió la corte desde este palacio. Su nieto, Luis Felipe José de Orleans, más conocido como «Felipe Igualdad», se hizo popular en París al abrir al público los jardines del palacio. Encargó al arquitecto neoclásico Victor Louis la reconstrucción de las estructuras que se encontraban en el jardín, así como el cerramiento del mismo mediante columnatas. Asimismo, se construyeron pequeñas tiendas (en una de ellas, Charlotte Corday compró el cuchillo que utilizó para matar a Jean-Paul Marat).

Al final de cada galería se encontraba un teatro. El mayor de ellos fue la sede de la Comédie-Française. El primer teatro que se construyó en el Palais-Royal fue también por encargo de Richelieu a Lemercier en 1641. Durante el reinado de Luis XIV, el teatro albergó representaciones de obras de Molière. Más adelante se convirtió en teatro de la ópera bajo la dirección de Jean-Baptiste Lully. Desde los años 1780 hasta 1837, el Palais-Royal se convirtió nuevamente en el centro de las intrigas políticas y sociales de París; en él se encontraba uno de los cafés más populares de la época.

El 12 de julio de 1789, el joven Camille Desmoulins se subió a una de las mesas del café y anunció a la multitud que la corona había llegado a su fin. Dos días más tarde se produjo la toma de la Bastilla.

Tras la restauración de los Borbones, el joven Alejandro Dumas obtuvo un empleo en las oficinas del poderoso Duque de Orleans, que retomó el control del palacio. Durante la Revolución de 1848, el palacio fue atacado y saqueado por bandas de incontrolados. En el periodo del Segundo Imperio francés, el Palais-Royal fue vivienda de una de las ramas de la familia Bonaparte, representada por el Príncipe Napoleón, primo de Napoleón III.

Actualmente, es la sede del Consejo de Estado, del Consejo Constitucional y del Ministerio de Cultura. En la parte posterior de los jardines se encuentran los antiguos edificios de la Biblioteca nacional de Francia, así como el depósito de la biblioteca con una colección de más de seis millones de libros, documentos, mapas e impresiones; la mayoría de las colecciones se han trasladado hasta un edificio más moderno.

Fachada del Palais-Royal sobre la rue Saint-Honoré.
Other Languages
العربية: القصر الملكي
беларуская: Пале-Раяль
čeština: Palais Royal
Deutsch: Palais Royal
English: Palais-Royal
فارسی: پله رویال
français: Palais-Royal
Հայերեն: Պալե-Ռոյալ
italiano: Palais-Royal
한국어: 팔레 루아얄
Lëtzebuergesch: Palais-Royal
Nederlands: Palais-Royal
polski: Palais-Royal
português: Palais Royal
română: Palais-Royal
русский: Пале-Рояль
Simple English: Palais Royal
svenska: Palais-Royal
українська: Пале-Рояль
Tiếng Việt: Palais-Royal