Palacio para la Acrópolis

Sala de recepción de la Acrópolis.

El Palacio para la Acrópolis fue un proyecto diseñado por el arquitecto alemán Friedrich Schinkel en los años 1830. Sin embargo, jamás pudo construirse, ya que Schinkel sobreestimó la capacidad económica del Rey de Grecia.

Características

En 1832, tras la guerra de independencia de Grecia, se eligió como nuevo rey griego al príncipe Otto de Baviera, quien entró en contacto con Schinkel para planear la construcción de un nuevo palacio real.

El arquitecto desarrolló un proyecto para construir un palacio y unos jardines en la Acrópolis de Atenas, sobre las ruinas de los antiguos templos, prestando particular atención a la forma en que el nuevo edificio se integraría con los restos de los Propileos y el Partenón.[1]

Other Languages