Palacio de San Telmo

Palacio de San Telmo
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Palacio de San Telmo, Sevilla, España, 2015-12-06, DD 74.JPG
Declaración 6 de abril de 1968
Figura de protección Monumento
Coordenadas 37°22′49″N 5°59′37″O / 37°22′49″N 5°59′37″O / -5.99373333
Ubicación Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla
Flag of Andalucía.svg  Andalucía
Bandera de España España
Construcción 1682-1796
Estilos predominantes Barroco
[ editar datos en Wikidata]

El palacio de San Telmo es la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Se trata de un edificio barroco construido entre los siglos XVII y XVIII para ser la sede de un colegio de marineros.[1]

Historia

Siglos XVII y XVIII

A comienzos del siglo XVII la Universidad de Mareantes estaba establecida en unas casas del barrio de Triana. En 1607 comenzaron a realizarse gestiones para construir un colegio-seminario para enseñar a los niños huérfanos a ser pilotos y emplearlos así en los barcos que iban a las Indias. Este proyecto no se concretó hasta la Real Cédula de Carlos II del 17 de junio de 1681.[2]

Según la Real Cédula, esta institución estaría a cargo de la Universidad de Mareantes. En un primer momento se quiso construir donde se encontraban las casas que esta institución tenía en Triana desde 1573.[2]

El Consejo de Indias nombró como "juez conservador" de la nueva institución al presidente de la Casa de Contratación de Indias.[7]

Fachada delantera del palacio de San Telmo. Dibujo realizado por Pedro Tortolero, 1738.

En 1691 consta que era director de las obras el albañil Antonio Rodríguez, que seguía trabajando en las estancias del edificio en 1696.[12]

En 1787 las obras fueron retomadas por Lucas Cintora, que se encargó de terminar la fachada norte y de hacer la escalera principal del palacio. Las obras en la escalera fueron de 1787 a 1791.[6]

En 1704 la Universidad de Mareantes dejó de tener su sede en Triana para trasladarse a este palacio.[3]

Siglo XIX

El duque de Sesto, acompañado del marqués de la Frontera, pide la mano de María de las Mercedes en nombre de Alfonso XII, en el salón principal del palacio.

En 1841 el colegio del palacio de San Telmo se trasladó a Málaga.[3]

Entre julio y octubre de 1847 pasó a ser sede de la oficina de la Sociedad del Ferrocarril.[3]

En octubre de 1847 pasó a ser la sede del Colegio Real de Humanidades, conocido como Universidad Literaria. Esta institución tuvo su sede en el palacio hasta julio de 1849.[3]

Antonio de Orleans, duque de Montpensier e hijo del rey francés Luis Felipe I, y su esposa María Luisa Fernanda de Borbón, hermana de Isabel II, abandonaron Francia tras la Revolución de 1848. Se dirigieron a Inglaterra y, posteriormente, a España. No fueron bien recibidos en la Corte porque duque reclamaba para su esposa parte de la herencia de Fernando VII. El matrimonio se dirigó a Sevilla y, tras residir un breve tiempo en el Alcázar, compró el palacio de San Telmo para usarlo como residencia.[16]

En 1849 el edificio había pasado a depender del Ministerio de Instrucción pública. Esto hizo que los encargados de tasarlo fuesen el arquitecto Juan Manuel Caballero (enviado por el rector de la Universidad de Sevilla) y Balbino Marrón (enviado por el duque).[17]

Balbino Marrón llevó a cabo reformas arquitectónicas en el palacio hasta su muerte, en 1867. En torno a 1852 diseñó las fachadas sur y este, así como el torreón que hace ángulo entre ambas.[17]

El jardinero mayor del palacio fue el francés Lecolant. Los jardines eran un espacio que abarcaba las huertas de la Isabela y del antiguo convento de San Diego.[18]

El duque encargó muchas obras de arte a pintores y escultores de Sevilla y recibía en su palacio a la aristocracia local.[16]

El duque aspiraba a obtener el trono español y en 1868 financió el derrocamiento de Isabel II con un préstamo de 5.750.000 pesetas del banco Coutts de Londres, para el cual tuvo que hipotecar el palacio de San Telmo.[17]

En 1875 comenzó su reinado Alfonso XII, que tenía diecisiete años. En 1876 el duque quedó en libertad y regresó al palacio de San Telmo. En los años siguientes realizaría reformas de poca importancia el arquitecto Juan Talavera de la Vega.[17]

Alfonso XII quiso casarse con la hija del duque, María de las Mercedes de Orleans. Aunque ni el presidente Cánovas del Castillo, ni las Cortes, ni Isabel II consideraban apropiado dicho matrimonio, por ser su padre el duque de Montpensier.[20]

El salón principal del palacio fue escenario el 12 de diciembre de 1877 de la pedida de mano de su hija María de las Mercedes de Orleans por parte del duque de Sesto, José Osorio y Silva, y el senador Francisco Marín de San Martín, marqués de la Frontera, en nombre de Alfonso XII de España, mediante una carta manuscrita del rey.

María de las Mercedes se casó en enero de 1878 y falleció en junio del mismo año.[20]​ y la película ¿Dónde vas Alfonso XII? (1958).

El duque de Montpensier falleció en 1890 en su palacio de San Lúcar de Barrameda. En 1893 la viuda, María Luisa Fernanda, donó al Ayuntamiento de Sevilla 18,5 hectáreas de los jardines para que fuesen un parque público. En la actualidad este es el parque de María Luisa. En 1893 Juan Talavera de la Vega realizó un pabellón mudéjar, conocido como Costurero de la Reina, para que fuese empleado por los guardas del recinto.[17]

En 1895 se terminó la construcción de la fachada norte del palacio.[17]​ La parte superior se decoró con doce estatuas del escultor Antonio Susillo que representan a personajes sevillanos o ligados a la historia de la ciudad.

María Luisa Fernanda falleció en 1897. El palacio fue donado al Arzobispado de Sevilla.

Siglo XX

Desde 1848 el Seminario Metropolitano se situó en el Colegio de Maese Rodrigo, cerca de la catedral.[21]

En el proyecto de 1926 se llevó a cabo la reforma de las estancias interiores del edificio.[21]

Tras un aparatoso incendio en 1952, en el que se dañó la estructura y el patrimonio del archivo, el palacio fue restaurado por el arquitecto Antonio Illanes del Río. Esta fue la primera restauración que sufrió el inmueble.[21]

En 1967 el cardenal Bueno Monreal propuso la conversión del edificio en Parador de Turismo, aunque el proyecto no se llevó a cabo. En abril de 1968 fue declarado Monumento Histórico-Artístico. En 1969 José Galnares realizó un proyecto de restauración de las cubiertas que no se llevó a cabo. Galnares restauró las fachadas con un segundo proyecto, entre 1973 y 1974.[21]

La Diputación Provincial de Sevilla intentó adquirir el edificio, sin éxito, en 1980.[22]

Siglo XXI

Entre 2005 y 2010 el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra realizó una segunda reforma del edificio.[23]