Palacio de Pedro I el Cruel (Cuéllar)

Palacio llamado de Don Pedro el Cruel
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Palacio Pedro I Cuellar 2.jpg
Vista del palacio desde la Calle del Colegio.
Palacio llamado de Don Pedro el Cruel ubicada en Provincia de Segovia
Palacio llamado de Don Pedro el Cruel
Palacio llamado de Don Pedro el Cruel
Palacio llamado de Don Pedro el Cruel (Provincia de Segovia).
Declaración 20 de julio de 1974
Figura de protección Monumento[1]
Código RI-51-0003949
Coordenadas 41°24′06″N 4°18′51″O / 41.401665, 41°24′06″N 4°18′51″O / -4.314125
Ubicación Cuéllar,
Flag Segovia province.svg  Segovia,
Flag of Spain.svg  España
Construcción Siglo XIV- Siglo XX
Estilos predominantes Románico
[ editar datos en Wikidata]

El Palacio de Pedro I el Cruel, Palacio de los Velázquez o Casa de la Torre es un edificio de origen románico del siglo XIII, que está situado en la villa de Cuéllar, municipio de la provincia de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León ( España).

Se trata de la casa solar de la familia Velázquez de Cuéllar, quienes lo llamaron a partir del siglo XVII Casa de la Torre, y actualmente es conocido con el nombre de Pedro I por haber celebrado este monarca castellano su banquete de bodas con Juana de Castro en 1354 en el edificio.[2]

Fue declarado Bien de Interés Cultural el 20 de julio de 1974.[1]

Historia

La primera noticia de su existencia data del año 1348, cuando Don Juan Manuel, hijo del infante don Manuel, dona este complejo a Elvira Blázquez, mujer de Pedro González Dávila, repoblador de Ávila y cabeza del linaje Velázquez de Cuéllar, quien llegó a la villa a principios del siglo XIV y en pocos años llegó a ser uno de los más importantes personajes de la época cuellarana, como lo atestigua haber sido uno de los fundadores de la Casa de los Linajes de Cuéllar. La donación fue otorgada por carta fechada en 12 de octubre de dicho año, manifestando:

Sepan quantos esta carta bieren como yo Don Juan, fijo del Infante Don Manuel, adelantado maior de la Frontera, por hacer bien e merced a vos doña Elvira, muger de Pero Gonzalez, defunto, mio vasallo e mio alcayde que fue en Cuellar... el barrio de señor Sant Esteuan de la nuestra villa de Cuellar junto con las casas que ahi tenemos e la nuestra heredat de Villoria...

Gonzalo de la Torre[3]

Sin duda alguna cuando habla de aquellas casas hace referencia a este complejo palaciego, situado como dice el documento, en dicho barrio, a espaldas de la iglesia de San Esteban.

El edificio, junto con la heredad y el palacio que existía en Viloria del Henar, fueron agregados al mayorazgo familiar, pasando de generación en generación, recayendo primeramente en los Condes de Cobatillas, y pasando más tarde a los Marqueses de Vellosillo.[5]

Desde entonces, y hasta la Desamortización de Mendizábal, el edificio permaneció en la familia Velázquez. Más tarde pasó a manos de la familia de la poetisa Alfonsa de la Torre, siendo a principios del siglo XX y durante varias décadas, fábrica de achicoria, corriendo la misma suerte que otros edificios históricos de la villa.[6]

Finalmente el palacio cae por herencia en manos de Alfonsa de la Torre, que contemplaba la idea de convertirlo en una fundación cultural que llevara su nombre, tal y como la propia poetisa dejó escrito en su testamento. Pero su sueño se rompió, pues tras un confuso testamento, se contemplaban como herederos su hermano Alfonso, hombre analfabeto y de poca estimación, y Ángeles Fernández, una asturiana víctima de José García Nieto en el Premio Adonais de 1950, cuando el José García Nieto se premió así mismo utilizando a esta mujer,[7] y que había vivido recluida medio siglo en la finca que Alfonsa poseía a las afueras de Cuéllar.

Mediante unas turbulentas negociaciones iniciadas en 1993, en 1998 el Ayuntamiento de Cuéllar consigue adquirir el inmueble, realizando una primera intervención en 1999. En 2002, y a través de la Junta de Castilla y León, mediante un convenio entre el Ayuntamiento de Cuéllar (40%) y la Fundación INCYDE (60%), junto con la Cámara de Comercio de Segovia, y con un presupuesto final de 650.910 euros,[8] se realiza la definitiva restauración del palacio, para inaugurarlo en el año 2005 como Vivero de Empresas de Cuéllar, destinado a los jóvenes emprendedores. También ofrece una Sala de Actividades Múltiples, con fines culturales.

Pedro I de Castilla

Estatua de Pedro I.

Este edificio aparece vinculado en la historia con los amoríos y desdenes de Pedro I de Castilla, hecho que ha motivado la actual denominación del palacio.

Tras las desavenencias surgidas entre el matrimonio de Pedro I con doña Blanca de Borbón, el rey forzó a los obispos de Ávila y Salamanca mediante la violencia, a anular su matrimonio con doña Blanca, para contraer nuevo matrimonio con doña Juana de Castro y Ponce de León, mujer linajuda y viuda.

El enlace se celebró en el mes de abril de 1354 en la iglesia de San Martín de Cuéllar, y la ceremonia fue oficiada por el obispo de Salamanca, Juan Lucero, celebrando el posterior banquete de bodas en el edificio que nos ocupa, quizá por ser el más adecuado en cuanto a sus características, pues pese a que ya entonces existía una fortaleza en Cuéllar, nada tenía que ver con el castillo que conocemos actualmente, obra de los Duques de Alburquerque a partir del siglo XV.

Poco duró este nuevo matrimonio del Rey, pues aseguran los cronistas posteriores que al día siguiente del enlace el rey la abandonó para irse alterado a Castrojeriz después de que un enviado llegase a Cuéllar con alarmantes nuevas respecto a un hermano de María de Padilla, otro de sus amores. Aun así, la nueva esposa tomó el título de reina, que usó a lo largo de su vida, en contra de la voluntad del rey, desde su castillo de Dueñas, parte de la dote que obtuvo, junto con el de Castrojeriz y el Alcázar de Jaén.

Other Languages