Palacio Errázuriz

Palacio Errázuriz: vista frontal.
Palacio Errázuriz: portón de entrada.
Palacio Errázuriz: vista lateral.

El palacio Errázuriz, construido por el arquitecto francés René Sergent para el diplomático chileno Matías Errázuriz y su esposa Josefina de Alvear, es una de las mansiones más elegantes de la ciudad de Buenos Aires. Alberga, desde 1944, la Academia Argentina de las Letras, la Academia Nacional de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte Decorativo y el Museo de Arte Oriental.

Historia

Diseñado en 1911 en estilo academicista francés por Sergent, que dirigió el proyecto sin visitar nunca la Argentina, el palacio tiene cuatro plantas y sigue el formato de "grand hôtel particulier". Sergent dio cierta autonomía a las fachadas, e integró los jardines —diseñados por el paisajista Achille Duchêne— a las áreas públicas de la casa, a la manera de salones exteriores. Como marca el arquitecto Jorge Liernur, Sergent debió ajustar el modelo del clásico hôtel particulier al terreno que poseían los Errazúriz-Alvear, algo pequeño para una gran residencia. Para ello, eligió fusionar el cour d'honneur (o entrada de honor) con el jardín de la casa. Liernur, Jorge Francisco (2001). Arquitectura en la Argentina del siglo XX. La construcción de la modernidad. Fondo Nacional de las Artes. ISBN  9789875842977. 

Las obras se iniciaron a comienzos de la década de 1910, y se prolongaron varios años debido a la escasez de materiales impuesta por la I Guerra Mundial. La decisión de los Errázuriz-Alvear de importar de Europa materiales y artesanos para buena parte de la obra impuso también limitaciones; si bien la dirección estuvo a cargo de la firma local de Lanús y Hary, el gran salón central de doble altura fue realizado bajo la supervisión directa del especialista George Nelson, mientras que el comedor de mármol en estilo Luis XIV fue realizado por Georges Höntschel, el petit salon de Matias Errázuriz por Josep María Sert y los salones panelados en madera estilo Regencia de la planta baja por André Carihian. [1] Los Errázuriz-Alvear residieron en el edificio sólo veinte años. En 1937 fue adquirido, con la mejor parte de su mobiliario y decoración, por el Estado argentino. Alberga, desde 1944, la Academia Argentina de las Letras, la Academia Nacional de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte Decorativo y el Museo de Arte Oriental. Gracias a ello, es la única mansión de estilo francés de Buenos Aires abierta regularmente al público en general.

Other Languages