Pago (geografía)

Pago[1] del latín pagus (país), es la denominación tradicional dada en varios lugares del mundo hispanoparlante a territorios relativamente pequeños (sus áreas suelen abarcar desde unas hectáreas a no más de 5.000 km²). Caracterizan y distinguen a los pagos el ser el territorio periférico rural de una localidad, o el poseer determinados límites (con frecuencia naturales, por ejemplo ríos, montañas, humedales etc.) o determinadas características ecológicas.

Etimología latina

Al significar etimológicamente en latín "pagus" a un determinado distrito rural, pago comparte la etimología con la palabra paganismo ya que, tras la victoria del cristianismo en el Imperio romano las prácticas de creencias y religiones precristianas politeístas se mantuvieron más duraderamente entre los paganos (es decir: los habitantes de los pagus, o territorios rurales).

Según el gramático Sexto Pompeyo Festo "pagus" deriva de fuente de agua, es decir aldea es el conjunto de personas que comparten la fuente, al cabo de los años "paganus" pasó a significar civil frente a militar. Esto era así por estar localizados fuera de las murallas del castro, campamento, castillo donde se encontraban los soldados. Con la evolución de los años, estos "paganos" eran los que no estaban bautizados por encontrarse lejos de las iglesias o parroquias rurales, razón por la cual se fueron estableciendo pilas bautismales y, progresivamente, en estos pagos, sobre los que se establecían después pequeñas iglesias rurales. El término "Pago" quedo no obstante establecido, sin tener ya significado religioso, para los lugares alejados de la parroquia y que se caracterizaban por poseer determinados límites naturales que facilitaban su localización.

Other Languages