Pactos de Familia

Izquierda: Bandera de España entre 1701 y 1760.
Derecha: Bandera de Francia desde comienzos del siglo XVII hasta 1791.

Los Pactos de Familia ( 1733- 1789) fueron tres acuerdos en distintas fechas del siglo XVIII entre las monarquías del Reino de España y el Reino de Francia contra el Reino de Gran Bretaña. Deben su nombre a la relación de parentesco existente entre los reyes firmantes de los pactos, todos ellos pertenecientes a la Casa de Borbón. Dos de ellos se firmaron en la época de Felipe V y el tercero en la de Carlos III.

Primer pacto de familia

Luis XIV de Francia.
Felipe V de España.
Luis XV de Francia.
Fernando VI de España.
Carlos III de España.
Carlos IV de España.

Firmado por Felipe V de España y Luis XV de Francia el 7 de noviembre de 1733 en el Real Sitio de El Escorial. José Patiño Rosales y el conde de Rottembourg acordaron el en nombre de sus respectivos reyes.

Felipe V, además es nieto de Luis XIV de Francia, ascendió al trono español en 1700, siendo el primer monarca borbónico de España tras la extinción de la rama de los Habsburgo o de los Austria con la muerte de Carlos II de España en 1700. Fue reconocido como rey por las principales potencias europeas a condición de que los tronos de España y Francia nunca estuvieran unidos. Su ascensión al trono fue seguida de la guerra de sucesión española, que terminaría con la firma del Tratado de Rastatt y la Paz de Utrecht en los que España perdió sus territorios hispánicos de los Países Bajos e Italia (adquiridos por Austria), Menorca, Gibraltar y Terranova (adquiridos por Reino Unido).[1] Luis XV, sobrino de Felipe V, estaba casado con la princesa polaca María Leszczynska (hija del rey Estanislao), lo que provocó la entrada de Francia en la guerra de sucesión de Polonia ( 1733 - 1738).

Ambos monarcas, Felipe y Luis, se aliaron en el primer pacto de familia, haciendo un frente común contra Austria: Felipe con la intención de recuperar las antiguas posesiones españolas en Italia, y Luis buscando refuerzos en su apoyo a Estanislao de Polonia. Luis XV no conseguiría restaurar a su suegro en el trono de Polonia, pero Felipe V sí recuperaría Nápoles y Sicilia, donde entronizó como rey a su hijo el infante Carlos (el futuro Carlos III de España).

Other Languages