Pacto de Olivos

Pacto de Olivos
Tipo de texto Acuerdo político
Función Acuerdo entre la UCR y el PJ para la reforma de la Constitución Nacional
Creación 1994
Signatarios Raúl Alfonsín y Carlos Menem
Ubicación Buenos Aires
[ editar datos en Wikidata]

Pacto de Olivos es el nombre con el que se conoce en Argentina a una serie de acuerdos firmados entre el ex presidente Raúl Alfonsín y el entonces presidente Carlos Menem en el año 1993 que llevaron a la Reforma de la Constitución Argentina de 1994.

Antecedentes

Después del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional y a partir del retorno a la democracia, el 10 de diciembre de 1983, existía un consenso generalizado en los partidos políticos acerca de la necesidad de reformar la Constitución ante la evidencia de que la misma no había sido respetada durante la mayor parte del siglo XX. Adicionalmente, tanto la Constitución de 1949 como la reinstalación de la Constitución de 1853 durante un gobierno militar,[nota 1] estaban cuestionadas por amplios sectores.

En 1987, la Unión Cívica Radical con el apoyo de varios partidos políticos y sectores sociales en el Consejo para la Consolidación de la Democracia preparó un proyecto de reforma constitucional que contemplaba la reelección del presidente con acortamiento de su mandato a cuatro años, la figura del Primer Ministro, la reglamentación de los decretos-ley, la inclusión de los derechos humanos de tercera y cuarta generación, etc.

La crisis económica hiperinflacionaria de 1989/1990 y el cambio de gobierno paralizaron el proceso de reforma constitucional.

Habiendo asumido como presidente Carlos Menem y luego de imponer la convertibilidad de la moneda argentina con el dólar estadounidense y las privatizaciones de las empresas del sector público, la reforma de la Constitución constituyó el próximo objetivo político, a los efectos de habilitar al presidente a ser reelegido en forma consecutiva, lo que estaba vedado por el texto constitucional vigente.

Dos serios problemas se presentaron entonces:

  • Por un lado, resultó evidente que la necesidad de la reforma constitucional no lograría obtener las dos terceras partes de los votos en la Cámara de Diputados que exige como paso previo el artículo 30 de la Constitución de 1853.[nota 2]
  • El peronismo estaba obteniendo progresivamente el apoyo de gobernadores y parlamentarios del radicalismo (Angeloz, Massaccessi, Mestre) para convocar a un plebiscito sobre la necesidad de la reforma constitucional, que todas las encuestas indicaban sería ampliamente favorable, y que aunque no hubiese sido vinculante para el Congreso, habría puesto una presión irresistible y llevado también a una fractura del radicalismo.

En 1993, el diputado conservador Francisco de Durañona y Vedia (Ucede), aliado al peronismo, presentó un proyecto de declaración de la necesidad de la reforma constitucional que en el Senado que resultó aprobado con numerosas modificaciones propuestas por el senador Leopoldo Bravo a cambio de su voto favorable a la declaración de necesidad de la reforma, la cual en la práctica se reducía a la posibilidad de reelección inmediata del presidente de la Nación, cuyo mandato continuaba siendo de seis años.

El 22 de octubre de 1993 el presidente Menem sancionó el Decreto 2181/93 convocando a una consulta popular voluntaria para que la ciudadanía se expresase respecto a la reforma constitucional que debería realizarse el 21 de noviembre.

En ese momento la UCR no logró establecer una posición definida. Mientras Alfonsín y de la Rúa eran partidarios de oponerse a la reforma constitucional, Eduardo Angeloz —gobernador de Córdoba y ex candidato presidencial en 1989— sostenía la abstención, mientras que los gobernadores Carlos Mestre y Horacio Massaccesi, se habían pronunciado a favor de realizar plebiscitos para reformar la Constitución en sus respectivas provincias[1]

Other Languages