Pacto Roca-Runciman

Roca visando el borrador del tratado en compañía de Walter Runciman, en la sala de conferencias del Ministerio de por el vicepresidente argentino Julio Argentino Roca (hijo); y el presidente del British Board of Trade Sir Walter Runciman, el encargado de negocios británico.

El Pacto Roca-Runciman fue un acuerdo de comercio internacional celebrado entre la República Argentina y el Reino Unido, el 1 de mayo de 1933, con el fin de evitar en la Argentina los efectos de una política comercial británica favorable a los países de la Commonwealth, a cambio de la disminución de impuestos para productos importados desde el Reino Unido y que fue firmado por el vicepresidente de la Argentina, Julio Argentino Roca (hijo) y el encargado de negocios británico Walter Runciman.

Antecedentes

El Pacto Roca-Runciman tuvo como antecedente la crisis financiera mundial de 1930 que se desató como consecuencia de la Gran depresión y fue corolario de las medidas y las políticas económicas que implementó Gran Bretaña, principal socio económico internacional de la Argentina durante la década de 1930, tendientes a proteger el incipiente mercado de carnes en la Commonwealth, en beneficio del tambaleante Imperio Británico, por las que se obligaba a comprar carnes sólo a sus colonias y excolonias, las cuales eran Canadá, Australia y Sudáfrica, entre otras.

Other Languages