Pablo Bengoechea

Pablo Bengoechea
Datos personales
Nombre completoPablo Javier Bengoechea Dutra
Apodo(s)El Profesor, Bengo
NacimientoRivera27 de junio de 1965 (52 años)
PaísUruguay
Carrera como entrenador
DeporteFútbol
EquipoEscudo Alianza Lima.png Alianza Lima
Debut como entrenador2005

(Bandera de Uruguay River Plate)
Carrera como jugador
PosiciónMediocampista
Debut como jugador1985

(Wanderers)
Retirada deportiva2003

(Peñarol)
Part. (goles)43 (6) - Selección
[editar datos en Wikidata]

Pablo Javier Bengoechea Dutra (Rivera, 27 de junio de 1965) es un entrenador y exfutbolista uruguayo. Es el actual director técnico del club Alianza Lima de Perú.[1]​ Es uno de los goleadores históricos del clásico uruguayo disputado entre Peñarol y Nacional. Participó durante todo el segundo quinquenio de Peñarol y convirtió los goles de Uruguay en las finales de dos de las tres últimas Copas América conseguidas por la selección, en 1987 y 1995.

Después de haber sido asistente técnico de su compatriota Sergio Markarián en la Selección peruana de fútbol, la Federación Peruana de Fútbol lo nombró seleccionador de la misma, cargo que ocupó hasta diciembre de 2014.[2]

Carrera profesional

Debutó en el Oriental Atlético Club de la ciudad de Rivera,[3]​ luego en la selección de Rivera, el Montevideo Wanderers Fútbol Club, el Sevilla FC de España, Gimnasia y Esgrima de La Plata y por último en el Club Atlético Peñarol de Montevideo. Se lo conoce con los sobrenombres de "El Profesor" y "El Diez".

Paso por Peñarol

Pablo Bengoechea ayudó a que su equipo Peñarol conquistara el segundo quinquenio de oro, ganando en las temporadas 1993, 1994, 1995, 1996, 1997.

Su paso por Peñarol resultó muy exitoso puesto que ganó el uruguayo del 1993 a 1997, en lo que fue el segundo quinquenio del club, el uruguayo de 1999 y 2003, la Liguilla 94 y 97, dos campeonatos Parmalat 93, 94 y dos Vicecampeonatos de la Conmebol, en 1993 y 1994.

Una vez retirado del fútbol (a los 38 años), Bengoechea abrió el restaurante "El Diez" en el barrio de Pocitos, de Montevideo. Como devolución de todas las alegrías que le brindó a la parcialidad de Peñarol, se levantó en su honor un monumento en la cancha de entrenamiento del club, "Los Aromos". Es considerado una de los mayores ídolos de la parcialidad Carbonera.