Pabellón de España (Zaragoza)

Pabellón de España.
Otra vista del Pabellón de España.

El Pabellón de España fue uno de los edificios principales de la Expo 2008, que se desarrolló en Zaragoza del 14 de junio al 14 de septiembre de dicho año. La Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales (SEEI) encargó el proyecto al arquitecto navarro Francisco Mangado después de resultar vencedor del concurso convocado al efecto. El Pabellón de España se situó al este del recinto Expo cerca del río, junto a la Puerta del Ebro.

Arquitectura

El Pabellón de España fue un diseño del arquitecto Francisco José Mangado Beloqui. Este pabellón contó un presupuesto inicial de 18 millones de euros y un plazo de construcción de 20 meses. El edificio tiene una superficie útil de 8.000 metros cuadrados y una superficie expositiva de 2.315. El pabellón fue diseñado con estrictos criterios de ahorro energético tanto por la selección de materiales como por el uso de energías renovables siendo capaz de desarrollar un microclima propio. Esto se debe a los pilares del exterior, forrados de barro cocido, y la cubierta del edificio ayudan a rebajar la temperatura en el interior de forma natural, a lo que ayuda todavía más el uso inteligente de agua y aire sin apenas uso de energía. El emblemático edificio reproduce un bosque de chopos típicos de las riberas del río Ebro mediante los 750 pilares de barro cocido, además de 25.000 piezas de barro y volúmenes de vidrio que éste posee. La cubierta del pabellón cuenta con paneles solares y un acumulador de agua que recoge el agua de lluvia.[1]

El edificio fue construido por la empresa española Constructora San José, S.A.

Para visitar este pabellón durante la Expo había que retirar, sin coste adicional, una entrada en la puerta del pabellón.

Other Languages