PIT-CNT

Plenario Intersindical de Trabajadores. Convención Nacional de Trabajadores
PIT-CNT logo.png
AcrónimoPIT-CNT
Tipocentral sindical
Fundación1964
SedeUruguayFlag of Uruguay.svg Uruguay
Jackson 1283 Montevideo
CP 11200. Oficina Central
Sitio webPIT-CNT

El Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores, conocido popularmente como PIT-CNT, es la central sindical única de Uruguay. Prácticamente la totalidad de los sindicatos en el Uruguay están afiliados al PIT-CNT. Actualmente consta con más de 400 mil trabajadores afiliados.

Historia

Foto de la fachada de la sede central del PIT-CNT.

Intentos previos de unificación sindical

En la segunda mitad del siglo XIX comienzan los primeros intentos en Uruguay de organización de trabajadores con reclamos sociales y políticos. Se realizan en la década de 1870 las primeras huelgas en reclamo de mejores salarios y condiciones laborales.[1]

Sin embargo, no es hasta el gobierno de José Batlle y Ordoñez que el movimiento sindical toma fuerza. En 1905, se funda la Federación Obrera Regional Uruguaya (FORU), de tendencia anarquista, considerada la primera central sindical uruguaya de carácter nacional.[2]

Divisiones en el seno del sindicalismo (provocadas principalmente por debates entre anarquistas y comunistas) llevan a que en 1929 existan además de la FORU otras dos centrales: la Unión Sindical Uruguaya (USU) y la Confederación General del Trabajo del Uruguay (CGTU).[3]

En la década de 1940 se da un nuevo intento de central única, con la creación de la Unión General de Trabajadores (UGT), que no logró consolidarse.

En 1956, luego de una huelga de trabajadores frigoríficos, la Federación Autónoma de la Carne convocó a una “Comisión Coordinadora pro Central Única”, que logró una buena coordinación en diversos conflictos. En 1961 se constituye la Central de Trabajadores del Uruguay (CTU).[2]

Creación de la CNT

En septiembre de 1964 se convoca una Convención Nacional de Trabajadores (CNT), un organismo de coordinación entre sindicatos afiliados a la CTU y otros autónomos. Inicialmente no participaron de esta propuesta algunos importantes sindicatos (bancarios, ferroviarios y trabajadores de la carne, por ejemplo).[4]

La CNT convoca para agosto de 1965 un Congreso del Pueblo para discutir y proponer un programa para revertir la crisis existente en el país. De él participaron diversas organizaciones de diversos orígenes, incluyendo sindicatos, organizaciones estudiantiles, cooperativas agropecuarias e iglesias.[4]

Entre el 28 de setiembre y el 1° de octubre de 1966 se reunió el Congreso de Unificación Sindical, que aprobó los estatutos, el programa (basado en el Congreso del Pueblo) y la declaración de principios de la CNT. De esta manera la CNT pasó de ser de un organismo coordinador a una central sindical. En los años siguientes se incorporaron a la central algunos sindicatos que aún permanecían autónomos.[4]

La huelga general

El 27 de junio de 1973 se dio en Uruguay un golpe de estado, perpetrado por el entonces presidente Juan María Bordaberry con el apoyo de las fuerzas armadas. Ya en 1964 la CNT había decidido que en caso de producirse un golpe se debía realizar una huelga con ocupación de los lugares de trabajo. Esto fue lo que ocurrió a partir de la mañana del mismo 27.[5]

La huelga fue llevada adelante por miles de trabajadores y contó con el apoyo del Frente Amplio, la mayoría del Partido Nacional, la Universidad de la República y los gremios universitarios.

El 30 de junio, luego de infructuosos intentos de terminar con la huelga, el gobierno prohibió a la CNT y comenzó a desalojar los lugares de trabajo. Pese a ello, la huelga se mantuvo.

El 9 de julio se realizó una multitudinaria manifestación en Montevideo. Dos días después, la Mesa Representativa de la CNT decidió levantar la huelga y continuar la lucha contra la dictadura por otros medios.[2]

Creación del PIT

Durante los primeros años la dictadura el movimiento sindical fue fuertemente reprimido, pese a lo cual hubo algunos paros y manifestaciones. Hubo intentos desde el gobierno de crear sindicatos afines al mismo, pero no prosperaron.[2]

En mayo de 1981 el gobierno cívico-militar firmó un decreto que permitió crear "asociaciones profesionales" las cuales fueron aprovechadas por los trabajadores para funcionar nuevamente en forma organizada.[3]

En 1983, por primera vez en diez años, se realizó una concentración masiva por el 1° de mayo. Esta manifestación fue organizada por el recientemente creado Plenario Intersindical de Trabajadores (PIT). El PIT se volvió un relevante actor en los siguientes meses: realizó una importante manifestación el 4 de noviembre, apoyó el Acto del Obelisco del 27 de noviembre y realizó un paro general (el primero desde 1973) en enero de 1984.[6]

El 1° de mayo de 1984 marcó la unión del PIT con la CNT, ya que el acto de ese día se dio ya con la denominación actual: PIT-CNT.[2]

Vuelta a la democracia

Desde el retorno a la democracia, el PIT-CNT ha sido un actor político muy importante, trascendiendo la lucha de lo estrictamente laboral. Muestra de ello es su actuación en los diversos plebiscitos y referéndums que se han dado en Uruguay desde ese momento. Para los plebiscitos que intentaron la anulación de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado fue un protagonista ineludible, sobre todo en la segunda ocasión, ya que en esa ocasión fue quien comenzó con la campaña de recolección de firmas.[8]​ Los plebiscitos por el agua (2004) y por la baja de la edad de imputabilidad (2014) también lo tuvieron como gran protagonista del debate, en ambos casos logrando el resultado buscado.

Durante la década de 1990 y comienzos de la década de 2000, el sindicalismo en Uruguay tuvo una importante crisis, con caída en el número de afiliados, llegando en 2003 a poco más de 100 mil. A partir de la victoria del Frente Amplio en 2005, la tendencia se revirtió, cambio incentivado por las diversas leyes laborales aprobadas.[3]