Pátina (motores)

La pátina es el elemento que regula y responde por la conservación del conmutador en las máquinas eléctricas. La pátina del conmutador o del anillo rozante es perfectamente análoga a lo que es nuestra piel.

La pátina debe formarse de manera uniforme, es lo que se le exige básicamente. Una pátina dispareja es indicio de alguna dificultad y en general, una ausencia de pátina les habla de un frotamiento mucho mayor, que va a terminar por arruinar la superficie del conmutador.

De qué está compuesta

La pátina consiste principalmente en una mezcla de óxidos de cobre y grafito, que al mismo tiempo se adhieren a la superficie e impurezas provenientes del material de la escobilla y de la atmósfera. Los factores más importantes que afectan a su espesor son la temperatura del colector o conmutador, que influye en la rapidez de oxidación y la densidad de corriente en la escobilla, que afecta a la rapidez con que el óxido se reduce a metal por reacción química con el carbón al pasar bajo la superficie de la escobilla.

La pátina en un colector o en un anillo rozante, la cual desempeña un papel importante en el comportamiento de la escobilla, no debe considerarse como estable sino que cambia constantemente bajo los efectos opuestos de los factores que la forman y los que la destruyen

Encontramos que la pátina tiene tres o cuatro capas distintas - óxido de cobre, pátina de grafito partículas sueltas de grafito y un componente de vapor de agua. La pátina se forma por la acción de frotamiento de la escobilla contra el colector y por el flujo normal de corriente entre ambos. Puede tomar desde varias horas hasta varios días para completar la pátina satisfactoria. La superficie del colector nunca es absolutamente uniforme a pasar de que así parezca al tacto y a la vista, sus regularidades imposibilitan la adherencia de la pátina.

Other Languages