Páramo de Belmira

El páramo de Belmira-Santa Inés se encuentra localizado dentro del sistema de páramos y bosques altoandinos del noroccidente medio antioqueño, sobre la cordillera central, en el Departamento de Antioquia ( Colombia), entre los 2.400 y los 3.350 msns, y tiene un área de 34.358,74 hectáreas. En la zona del altiplano norte tiene jurisdicción sobre los municipios de Belmira y San José de la Montaña, Entrerríos, San Pedro de los Milagros y San Andrés de Cuerquia. Así como pequeñas áreas en las partes altas de los municipios de Sabanalarga, Liborina, Olaya, San Jerónimo y Sopetrán, hacia el costado occidental.

Es un sistema que aún conserva importantes poblaciones vegetales y animales representativos de los ecosistemas de alta montaña y resulta estratégico por la oferta ambiental de agua que beneficia a aproximadamente 64.000 habitantes de las zonas rurales de once municipios, y 980.000 habitantes del área metropolitana del Valle de Aburrá.

El ecosistema dominante en el complejo del páramo de Belmira es el subpáramo, que corresponde a frailejones y pastizales intercalados con vegetación propia del bosque montano alto, esto debido a su rango altitudinal que va hasta los 3350 msnm, lo cual lo convierte en una zona de interés ambiental muy relevante para el departamento de Antioquia.

En este lugar nacen importantes corrientes hídricas cómo el río Chico y algunos tributarios de la quebrada Candelaria; ambos afluentes importantes del río Grande; por lo que la conservación de este lugar es estratégica para la estabilidad de esta cuenca.

El páramo es un ecosistema de gran fragilidad y riqueza propio de las montañas andinas localizadas en la zona ecuatorial por encima de los 3000 msnm. En latitudes alejadas del Ecuador a tal altura las montañas ya están cubiertas de nieve, y en África ecuatorial las alturas son muchísimo menores. Esto hace que más del 90% de los páramos del mundo estén en Colombia. El resto se los reparten Venezuela, Ecuador, Perú y Centroamérica.

El mayor atractivo de los páramos es su vegetación especializada única en el mundo, su gran riqueza en especies vegetales rastreras, musgos y líquenes y el gran número de aves, insectos y ranas que lo habitan. Durante el recorrido de acceso al páramo se cruzan pisos térmicos suficientemente variados como para encontrar tres ecosistemas diferentes: El Bosque Montano Bajo, el Bosque Montano Alto o Bosque de Niebla y el Páramo. El primero se caracteriza por su gran cantidad de robles y especies arbóreas de talla mediana y grande. A medida que se asciende la vegetación se tornara más baja, predominando pequeños árboles y numerosos arbustos con una diversidad impresionante. Por el contrario en el páramo predominan las sabanas, la vegetación rastrera y los frailejones, especie que únicamente se da en estos pisos térmicos y que sólo florece una vez en el año.

Other Languages