Oxigenoterapia

La oxigenoterapia es una medida terapéutica que consiste en la administración de dioxígeno a concentraciones mayores que las que se encuentran en aire del ambiente, con la intención de tratar o prevenir los síntomas y las manifestaciones de la hipoxia. El dioxígeno utilizado en esta terapia es considerado un fármaco en forma gaseosa, administrado por vías aéreas.

Introducción

Se define como oxigenoterapia el uso terapéutico del dioxígeno (antiguamente oxígeno) siendo parte fundamental de la terapia respiratoria.

Debe prescribirse fundamentado en una razón válida y administrarse en forma correcta y segura como cualquier otra droga.

La oxigenoterapia normobárica consiste en administrar dioxígeno a distintas concentraciones, entre el 21 y el 100 %. Para ello se pueden utilizar mascarillas, cánulas nasales, tiendas de oxígeno, etc.

La oxigenoterapia hiperbárica consiste en administrar dioxígeno al 100 % mediante mascarilla o casco, mientras el paciente se encuentra en el interior de una cámara hiperbárica.

En las personas sanas la hemoglobina presenta una saturación de dioxígeno del 90 al 95 % con lo que el aporte de dioxígeno a los tejidos es muy superior del que ellos necesitan para vivir, siendo la extracción de dioxígeno por los tejidos de un 25 % del que transporta la sangre. La sangre aporta a los tejidos una cantidad de dioxígeno muy por encima del que se utiliza normalmente ( consumo de oxígeno). En efecto, los tejidos, en reposo, utilizan sólo unos 5 mililitros de los 20 ml de oxígeno que hay en cada 100 ml de sangre.

Other Languages