Otoplastia

La otoplastia es una cirugía en la cual se resuelven las deformidades de la oreja; estas pueden ser muy variadas desde la ausencia total de la oreja ( microtia) a simplemente una proyección muy notable de la misma por la ausencia del antehelix o el helix.

La otoplastia más frecuente es la operación de orejas despegadas (separadas, prominentes, de soplillo, en asa). En los métodos tradicionales (los más conocidos son los de Converse,[6]

Este procedimiento quirúrgico no mejora la audición del paciente, pero si su autoestima. En los casos de microtia en ocasiones es necesaria la reconstrucción de la misma, la cirugía plástica ofrece muchas alternativas, una de ellas es la técnica de Brent que consiste en cuatro tiempos quirúrgicos y reconstruye la oreja en un periodo de 2 años tras un gran trabajo quirúrgico y artesanal. Hay otras técnicas que han ofrecido su reconstrucción en un solo tiempo quirúrgico sin los mismos resultados. En casos menos graves es posible reconstruir la oreja usando los mismos principios que Brent usa para reconstruir la microtia con excelentes resultados.

En los casos de hiperproyección de la oreja por la ausencia del helix o el antehelix se logra su corrección con cirugías en las cuales se busca reconstruir este. Es ideal realizar estos procedimientos durante la infancia porque las posibilidades de que la oreja regrese a su estado previo son menores. Este fenómeno es provocado debido a la memoria del cartílago auricular. Sin contar claro que evita que el niño (y los padres) pasen por constantes comentarios por parte de otros niños y adultos. Aunque en el caso de la microtia es mejor esperar a que hayan cumplido de 8 a 11 años según diferentes autores hasta que la oreja sana haya alcanzado el tamaño adulto y el cartílago costal sea suficiente para poder realizar el injerto de cartílago que se realiza en el 1.er tiempo de Brent.

Intervención

La intervención se puede realizar con anestesia local y se trata de una intervención de un tiempo estimado entre 1 y 2h de duración. No requiere hospitalización por lo que el paciente puede a volver a casa unas horas después de haber realizado la operación.

Existen dos tipos de intervención distintas según el caso a tratar. Si el desplegamiento no es muy grande, se pliega el cartílago y se dan puntos de sutura en la piel. Si el desplegamiento es muy grande se ancla el cartílago al cráneo y se retira la piel sobrante.

Los resultados son apreciables desde el primer momento donde se aprecia que las orejas quedan pegadas a la cabeza, aunque durante el postoperatorio se lleva una banda que no permite ver la posición final de las orejas.

El postoperatorio es importante que lleve la banda elástica para acabar de fijar la postura de las orejas y evitar la suciedad, de esta manera hay que dejar que las orejas cicatricen. También es importante evitar sitios de calor por eso se recomienda realizar la operación en invierno. Durante al menos una semana se suelen recetar antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios siendo los dos primeros días los más incómodos del postoperatorio


Other Languages
English: Otoplasty
français: Otoplastie
português: Otoplastia
română: Otoplastia
русский: Отопластика
українська: Отопластика