Otaku

La zona de Akihabara en Tokio es un popular sitio de concurrencia para otakus.

El término otaku (おたく, オタク, ヲタク ?) se emplea popularmente en Japón y se ha adquirido en otros países como sinónimo de persona con aficiones apasionadas al anime y/o manga.[1]

El uso contemporáneo de este término se originó en un ensayo de 1983 por Akio Nakamori en la revista Manga Burikko. Su negatividad deriva de la visión estereotipada de los otakus y de los reportes de los medios de comunicación sobre Tsutomu Miyazaki en 1989, conocido como «el Asesino Otaku». El desarrollo de la subcultura se ve desde los años 1980 con la mentalidad social cambiante y el fomento de rasgos otakus en las escuelas japonesas, combinado con la resignación de algunos individuos a ser marginados sociales.[n 1]​ La subcultura se convirtió en un grupo que se produjo con el boom del anime, particularmente con Mobile Suit Gundam y diversificado en el mercado de historietas, antes de ser etiquetado como otaku.

Los diversos intereses de la subcultura otaku han dado lugar a numerosas clasificaciones sobre los otakus. En el año 2005, el Instituto de Investigación Nomura clasificó a los otakus en doce grupos y estimó el tamaño y la repercusión en el mercado de cada uno de estos grupos. Otras instituciones los clasificaron más a fondo o se centraron en un único interés otaku. Estas publicaciones no se refieren exclusivamente al anime y manga, clasificando en distintos grupos otakus de fotografía, automóviles, idol, videojuegos y electrónica. El impacto económico de la cultura otaku ha sido estimado aproximadamente en dos billones de yenes.[3]

Etimología

Otaku proviene de un término japonés para la casa de otra persona o familia ( お宅, otaku). A menudo esta palabra es usada metafóricamente como un pronombre de segunda persona honorífico. En esta acepción, su traducción literal es «usted». Por ejemplo, en el anime Macross, Lynn Minmay utiliza el término en este sentido.[4]

La forma coloquial moderna, que se distingue de la anteriormente mencionada por escribirse solamente en hiragana (おたく) o katakana (オタク, o menos frecuentemente ヲタク), o raramente en rōmaji, apareció por primera vez en un discurso público de los años 1980, en la obra del humorista y ensayista Akio Nakamori. En su serie Una Investigación de «Otaku» (『おたく』の研究 “Otaku” no Kenkyū ?), impreso en la revista lolicon Manga Burikko, utilizó el término para los fanáticos desagradables de las caricaturas. Animadores como Haruhiko Mikimoto y Shōji Kawamori habían utilizado el término entre ellos como un pronombre de segunda persona honorífica desde finales de 1970.[5]

Otra reivindicación sobre el origen del término, proviene de las obras de ciencia ficción de la autora Motoko Arai. Peter Carey en su libro Wrong about Japan entrevistó a la novelista, artista y cronista Gundam Yuka Minakawa, en la que revela que Arai utilizó la palabra en sus novelas como un pronombre de segunda persona, y los lectores habían adoptado el término por ellos mismos.[n 2]

En 1989, el caso de Tsutomu Miyazaki, «El Asesino Otaku», llevó al fandom muy negativamente a la atención nacional.[7]

Other Languages
العربية: أوتاكو
asturianu: Otaku
azərbaycanca: Otaku
català: Otaku
کوردی: ئۆتاکو
čeština: Otaku
dansk: Otaku
Deutsch: Otaku
Ελληνικά: Οτάκου
English: Otaku
Esperanto: Otaku
euskara: Otaku
فارسی: اوتاکو
suomi: Otaku
français: Otaku
עברית: אוטאקו
magyar: Otaku
Bahasa Indonesia: Otaku
íslenska: Otaku
italiano: Otaku
日本語: おたく
한국어: 오타쿠
lietuvių: Otaku
македонски: Отаку
Bahasa Melayu: Otaku
Nederlands: Otaku
norsk: Otaku
polski: Otaku
português: Otaku
română: Otaku
русский: Отаку
sardu: Otaku
Scots: Otaku
Simple English: Otaku
slovenčina: Otaku
српски / srpski: Отаку
svenska: Otaku
Tagalog: Otaku
Türkçe: Otaku
українська: Отаку
Tiếng Việt: Otaku
中文: 御宅族