Osorno

Osorno
Ciudad y Comuna
Montaje de Osorno, versión 2.jpg

Bandera de Osorno (Chile).svg
Bandera
Escudo de Osorno.svg
Escudo

Otros nombres: Capital ganadera del sur de Chile
Osorno ubicada en Región de Los Lagos
Osorno
Osorno
Localización de Osorno en Los Lagos
Comuna de Osorno.svg
Ubicación de Osorno en la Región de Los Lagos.
Coordenadas40°34′00″S 73°09′00″O / 40°34′00″S 73°09′00″O / -73.15
EntidadCiudad y Comuna
 • PaísBandera de Chile Chile
 • RegiónFlag of Los Lagos Region, Chile.svg Los Lagos
 • ProvinciaOsorno
AlcaldeJaime Bertín (DC)
Eventos históricos 
 • Fundación27 de marzo de 1558 (460 años)
 • NombreVilla de San Mateo de Osorno
Superficie 
 • Total951,3 km²
Altitud 
 • Media39 m s. n. m.
Población () 
 • Total161 460 hab.[1]
 • Densidad169 73 hab/km²
GentilicioOsornino, -a
Huso horarioUTC-4
 • en veranoUTC-3
Sitio web oficial

Osorno es una ciudad y comuna del Sur de Chile, capital de la provincia de Osorno, en la región de Los Lagos.

Está unida al resto del país por la Ruta 5 Sur, estando ubicada a 945,8 km al sur de Santiago, y 232 km al oeste de la ciudad argentina de San Carlos de Bariloche —a la cual está unida a través de la Ruta CH-215—; ubicándose entre dos capitales regionales, Valdivia —ciento diez kilómetros al norte— y Puerto Montt —ciento diez kilómetros al sur.

La comuna tiene una superficie de 951,3 km² y, según el censo del año 2017, una población de 161 460 habitantes;[2]​ siendo la decimosexta ciudad más poblada del país, y la segunda ciudad más importante de la región de Los Lagos, tras la capital regional de Puerto Montt.

La ciudad fue construida en sus orígenes a partir de una estructura y organización según el modelo de Ciudad colonial española, la cual fue fundada en 1558 por los conquistadores españoles; siendo posteriormente una de las siete ciudades destruidas tras la gran rebelión mapuche de 1598. Posteriormente se refundó y repobló el año 1793, pero fueron los colonos alemanes y austrohúngaros los que dieron finalmente un impulso económico a la ciudad y sus alrededores; para convertirla en el centro de ganadería bovina a nivel nacional desde mediados del siglo XIX. A estos inmigrantes le siguieron vascos, suizos, franceses, italianos y árabes, que junto a la población criolla y la mayoritaria población mestiza hicieron crecer la ciudad y los alrededores en población.

Historia

Prehistoria y periodo prehispánico

Los primeros vestigios de presencia humana en la zona fueron hallados en el sitio arqueológico Pilauco Bajo; vestigios con fecha aproximada de hasta hace por lo menos 12 500 años de antigüedad; grupos humanos que coexistieron con fauna y megafauna actualmente extinta, y que presentaban una organización socioeconómica de bandas dedicadas a la caza y recolección.[3]

Posteriormente, el primer desarrollo alfarero en la zona corresponde a la cultura del Complejo Pitrén, con fechas entre el 300 y 1.200 d.C., quienes ocuparon el área comprendida entre el Bío Bío y el Reloncaví, desde la cordillera de los Andes hasta el Océano Pacífico.[4]

En el tiempo de la conquista, el área estaba poblada por los huilliches, parte de los mapuches.

Periodo de la conquista hasta la colonia

García Hurtado de Mendoza y Manríquez, Fundador de la ciudad de Osorno

Fundación y destrucción de la ciudad

A la llegada de los españoles, originalmente se planeaba fundar una ciudad en la zona, bajo el gobierno de Pedro de Valdivia por su compañero de conquista, el Teniente General Francisco de Villagra en el año 1553; en el lugar donde se encontraba la aldea indígena Chawrakawiñ (en mapudungun: " caví de la chaura"), bajo el nombre de Santa Marina de Gaete (en honor a la esposa de Valdivia). Sin embargo, la muerte de Valdivia impidió la realización de este plan cuando estaba a punto de concretarse.

En 1557 llega a Chile el joven Gobernador García Hurtado de Mendoza y Manríquez, quien luego de repoblar Concepción y fundar la ciudad de Cañete, partió rumbo al sur acompañado de unos 150 a 200 soldados, entre los que se contaba el poeta don Alonso de Ercilla ( autor de "La Araucana"). El 27 de marzo de 1558; el Gobernador don García Hurtado de Mendoza finalmente funda una ciudad en la zona, con el nombre de "Villa de San Mateo de Osorno", en honor a su abuelo, el Conde de Osorno (en España).

Para la administración de la ciudad, fue designado primer Corregidor y Teniente de gobernador el Licenciado Alonso Ortiz Gutiérres de Cervantes, alcaldes ordinarios Diego Ortiz Nieto de Gaete y Francisco Santisteban, y a Pedro Olmos de Ayala se le designó diputado para señalar los solares de los vecinos.[6]

El 16 de diciembre de 1575 Osorno fue destruida durante un terremoto gigante Terremoto de Valdivia de 1575.

Producto del alzamiento indígena de 1598, y el batalla de Curalaba, la ciudad posteriormente fue cercada por los indígenas huilliches y destruida en 1602; con lo cual igualmente desaparece el Corregimiento de Osorno. La mayor parte de población española huyó a Chiloé por tierra, acompañados por indígenas que no se habían rebelado, y que por este servicio fueron recompensados con el derecho a portar armas, que desde entonces constituyeron las fuerzas de "reyunos", acantonadas en Calbuco.

Periodo de dominio Huilliche pre-refundación de la ciudad

El territorio, que antes habla sido el de la jurisdicción de Osorno, pertenecía al gobierno de Chiloé y al gobierno de Valdivia (cuyo enclave fue refundado); sin embargo, ningunos de ellos tenían presencia real en él, salvo los fuertes chilotes en el extremo sur continental del territorio huilliche. Al sur del río bueno no había población española ni en el interior ni en la costa; por lo que en esa época en ambos gobiernos (Chiloé y Valdivia) solo se tenía una vaga idea de las "“naciones” de indios" que habitaban los llanos de Osorno y los parajes cordilleranos. Debido a ello incluso hasta 1790 el territorio fue una frontera cerrada en torno a la cual circulaban leyendas tales como la de la ciudad de los Césares, llamados en la zona “osornenses”. Así el antiguo emplazamiento de la ciudad, que era ocupada en esa época por los grupos huilliches denominados chauracagüines o también osornenses (los cuales eran considerados como “feroces” enemigos), era desconocido en esa época pero siempre la antigua ciudad fue recordaba por tradición oral principalmente por los Chilotes; y los españoles siempre pensaron que los huilliches ocultaban recelosos las ruinas de Osorno.[7]

Los españoles mantuvieron solo una presencia esporádica en la zona, y a pesar de que desde la Plaza de Valdivia era más fácil el acceso hacia sus ruinas de la ciudad, fueron los españoles de Chiloé los que durante buena parte del siglo XVII mantuvieron mayor contacto con este territorio por medio de malocas esclavistas (apoyados por los indios canas, que también eran Huilliches descendientes de los huilliches de los llanos de Osorno, y que juntos con sus encomenderos habían huido a Chiloé), malocas que justificaban; ya que los habitantes de Chiloé siempre vieron esta zona como una tierra por “pacificar” y recuperar, por estar dentro de su jurisdicción. Como consecuencia de estas malocas, los Huilliches terminaron por abandonar los terrenos vecinos a los fuertes chilotes, de tal manera que en el siglo XVIII se consideraba deshabitado el territorio boscoso que mira a Chiloé e incluso poco poblados a los llanos de Osorno. Las campeadas chilotas que buscaban venganza y esclavos para restaurar el honor del revés sufrido por el abandono de la ciudad de Osorno solo terminarían por orden de la Capitanía General de Chile.[7]

A lo largo del siglo XVIII existieron numerosas peticiones del cabildo de Castro para la recuperación del área de Osorno, quienes pretendían recuperar para su beneficio a las provechosas tierras de Osorno, aptas para la labranza y la ganadería; además de las minas y lavaderos de oro presentes en la zona. Así, desde los llanos de Osorno se podría dar apoyo cercano a los enclaves de Chiloé y Valdivia; mitigando de esta forma la dependencia de los barcos provenientes del Callao con los productos indispensables, abriendo así un mercado efectivo para los chilotes. Igualmente se podría así reducir el excesivo número de habitantes presentes en el terreno habitable en esa época en el archipiélago.[7]

Refundación de la ciudad

Ambrosio O'Higgins, Impulsor de la refundación de la ciudad de Osorno

Solo aproximadamente 190 años después, la refundación de Osorno sería posible como consecuencia del proceso de construcción del Camino Real, cuyo camino en su comienzo sería llevado a cabo oficialmente por Francisco Hurtado (el gobernador de Chiloé) y extraoficialmente por Mariano Pusterla (el gobernador de Valdivia).[7]

Hurtado consideraba que en el proceso se debería tomar inmediatamente posesión de las ruinas de la ciudad, y una vez tomadas, se debería construir allí una fortaleza apoyada por uno o dos fuertes más para controlar toda el área y mantener sujetos a los naturales. Con Osorno guarnecido le parecía que con seguridad se “destruirían absolutamente todos los indios del reino de Chile y pampas de Buenos Aires, obligándolos a humillarse” En cambio el método pacífico del gobernador de Valdivia no contemplo “en ese momento” tomar posesión de las ruinas de Osorno ni la construcción de fuertes, es decir, no asentar la presencia española en las ruinas de la ciudad; ya que recuperarla, decía Pusterla, seria provocar a los indios, que siempre habían ocultado las ruinas de la ciudad.[7]

La expedición ordenada por Hurtado, salió desde Maullín en mayo de 1787, y con la ayuda del plano, luego de 2 meses lograron encontrar el antiguo sendero y avanzar por él despejándolo, y aimproviso en terrenos llanos. Subieron a los árboles para informarse de su situación y desde allí reconocieron Osorno. Sin embargo, al ser llamado Hurtado a declarar a Lima por su actuación en el gobierno, su plan se abortó para siempre; y su sucesor interino, Francisco Garós no continuo lo hecho por Hurtado, y actuó según el plan que sobre la marcha ya llevaba Pusterla, apoyado por Ambrosio O'Higgins.[7]

Finalmente Mariano Pusterla, lograría el Tratado de Paz de Río Bueno realizado el 24 de febrero de 1789, a orillas del río Bueno, por representantes Huilliches junto a autoridades de la corona española; los Huilliches ofrecerían por su parte permitir a los españoles ocupar las ruinas de Osorno.[8]

Posteriormente producto del alzamiento Huilliche de Río Bueno el 20 de septiembre de 1792, Ambrosio O'Higgins (al ver que falla el planteamiento pacifista de Mariano Pusterla), ordena a Tomás de Figueroa tomar finalmente posesión de las ruinas de Osorno el 22 de noviembre de 1792; y se dispuso la construcción del Fuerte Reina Luisa a orillas del río de Las Canoas (río Rahue) para protegerse de un eventual ataque de piratas o de los Huilliches.

Luego al año siguiente, es celebrado el Parlamento de Las Canoas en las orillas del río Rahue, en el valle e inmediaciones de los restos de la antigua ciudad de Osorno.

Desde su promoción al cargo de Gobernador de Chile, a fines de 1787, Don Ambrosio O'Higgins puso todo su empeño en obtener primero la autorización y apoyo del Rey para repoblar Osorno; por lo cual el Gobernador le expuso al Rey la grave situación producida en el alzamiento de Río Bueno, y lo informaba del descubrimiento de las ruinas de Osorno; y a partir de ello su propósito de restablecer esta antigua ciudad destruida. Autorización obtenida en La Real Cédula de 7 de diciembre de 1793.

El Gobernador asumía la importancia enorme que ofrecía la existencia de la ciudad de Osorno para la seguridad y abastecimiento de toda la región comprendida entre Valdivia y Chiloé a través de la ruta terrestre del Camino Real. La ciudad era absolutamente necesaria, no solo para servir de lazo de unión terrestre entre las plazas de Valdivia y Chiloé, sino como lugar de producción y abastecimiento de la región.

No es tampoco la vanagloria de recuperar un puesto perdido y reedificar una ciudad sobre sus antiguos cimientos. Es su situación local y la proporción en que está lo que ha movido a S. M. para ordenar su repoblación. Colocado Osorno casi a iguales distancias entre Chiloé y Valdivia, era necesaria allí una población que en todo tiempo surtiese a estos puertos marítimos, ingratos y estériles por sí mismos, de lo necesario para su subsistencia.

Instrucción dada al Superintendente de Osorno, por el Excmo. señor Marqués de Osorno, Virrey, Gobernador y Capitán General de estos Reinos, Don Ambrosio O'Higgins, (1796).[9]

Es así como bajo la orden de Don Ambrosio O'Higgins, la ciudad de Osorno es reconstruida, Siendo en 1796 declarada oficialmente repoblada (tras este logro O'Higgins recibe el título de "Marqués de Osorno"); separándose la ciudad del Gobierno de Chiloé y pasando a integrar parte de la Intendencia de Concepción dentro de la Capitanía General de Chile.

Luego entre el 1 de junio de 1798 y el 28 de octubre de 1802, la ciudad estuvo bajo la jurisdicción directa del virrey del Perú, conformando el Gobierno de Osorno. A partir de 1802 quedaría nuevamente bajo la jurisdicción plena de Capitanía General de Chile, pero en 1811 pasaría a depender nuevamente del Virreinato del Perú.

Periodo de la Independencia de Chile

Hasta los inicios de la Guerra de Independencia de Chile la ciudad refundada de Osorno tuvo un rápido crecimiento, llegando a contar con 1.000 o 1.500 habitantes en su interior y con unos diez mil en las zonas rurales bajo su jurisdicción.

Una vez ya iniciada la Guerra de Independencia, El 25 de febrero de 1820, el oficial Jorge Beauchef junto a su tropa independentista perseguía a los soldados realistas (que huían desde Valdivia hacia Chiloé, pasando rápidamente por Osorno) hacia Osorno; y una vez llegado a Osorno, Beauchef tomaría posesión del fuerte y de la ciudad, renombrando al fuerte como Fuerte Makenna. Luego de ello el 27 de febrero de 1820 haría reconocer la bandera del estado independiente de Chile al pueblo de Osorno.[10]

Posterior a estos hechos, un ejército realista trataría de retomar la zona sur (incluido Osorno) desde Maullín, por lo que Beauchef partiría de la ciudad a combatirlos el 3 de marzo de 1820 (en la batalla que sería conocida como el Combate de El Toro, en la actual zona de Tegualda).

Finalmente en 1822, ya finalizada la Guerra de Independencia, la ciudad pasaría a depender del antiguo gobierno de Valdivia.

Periodo de los inicios de la república de Chile

Durante la Guerra de Independencia de Chile, y los primeros años de la república la región se empobreció y se produjo un fuerte fenómeno de emigración, en 1840 apenas tenía ochocientos residentes urbanos.[11]

A mediados del siglo XIX, el gobierno chileno trae a colonos alemanes para que ayuden en el crecimiento de la región. Estos ayudaron a que la comuna se transformara en un centro de ganadería bovina, dando así un impulso económico a la propia región.

Finalmente, luego de numerosos cambios en la división político administrativa de Chile, Osorno dejaría de depender de la antigua Provincia de Valdivia y pasa a convertirse en la capital de la provincia del mismo nombre.

Periodo desde el siglo XX a la actualidad

Osorno visto desde un mirador.

A inicios del siglo XX, en 1907 comenzó a tenderse la vía férrea que conectaría Puerto Montt con Osorno y, aunque terminada el 15 de octubre de 1911, no fue hasta el año siguiente que entró en funcionamiento, primero transportado pasajeros y luego, en 1913, también carga.[12]

A inicios y mediados del siglo XX en la ciudad de Osorno comienza a retomar y formarse un nuevo auge económico, gracias al crecimiento agrícola y ganadero de la ciudad; la urbanización cambia, creándose nuevas calles, y cambiando la apariencia de la ciudad, reemplazando así las típicas carretas por el camión y los automóviles, lo que obligó a la pavimentación de calles y el crecimiento de la ciudad.

La ciudad que por años había estado dormida, sin mucho movimiento aparente y dependiendo mayoritariamente de las actividades de la ganadería y de la agricultura, desde mediados del siglo XX está viviendo un auge económico y urbanístico, en el cual la ciudad ha crecido tanto en su urbanización como poblacionalmente. Se han implantado nuevos edificios de gran altura, e imponiendo su presencia turística en la zona sur del país. Este nuevo impulso y cambio de imagen de la ciudad comienza a tomar fuerza en la década de 1980, donde destacaba el eslogan y jingle "Osorno es tan bonita y alegre;" el cual fue difundido por las radios locales de la época.[13]​ Es así como en la segunda década del siglo XXI, Osorno está viviendo el llamado "Renacer de Osorno".

Referente a la urbanización actual, a comienzos del siglo XXI se planeó y comenzó a crear un nuevo plan regulador en la ciudad (firmado por la expresidenta de la República Michelle Bachelet), el cual esta en proceso e implicará el reordenamiento de las calles de la ciudad; con la construcción de nuevos puentes, el ensanchamiento de calles convirtiéndolas en avenidas, la implantación de nuevas ciclovías dentro de la ciudad y el permiso de construir a mayor altura, que desde hace años está frenando el crecimiento vertical de la ciudad. Igualmente se planea la creación a futuro de La Gran Costanera, la que bordearía el río Rahue, por ambos lados; y la creación de la costanera del río Damas, desde el lado norte de la ciudad. En los últimos años la ciudad, ha figurado en diferentes encuestas de seguridad pública como una de las ciudades más seguras de Chile.

Other Languages
Afrikaans: Osorno
azərbaycanca: Osorno
Boarisch: Osorno
български: Осорно
Chavacano de Zamboanga: Osorno
dansk: Osorno
Deutsch: Osorno
English: Osorno, Chile
Esperanto: Osorno (urbo)
eesti: Osorno
suomi: Osorno
français: Osorno
íslenska: Osorno
italiano: Osorno
日本語: オソルノ
ქართული: ოსორნო
한국어: 오소르노
lietuvių: Osornas
Nederlands: Osorno (Los Lagos)
occitan: Osorno
polski: Osorno
Piemontèis: Osorno
português: Osorno
română: Osorno
русский: Осорно
srpskohrvatski / српскохрватски: Osorno
Simple English: Osorno
slovenščina: Osorno
српски / srpski: Осорно
svenska: Osorno
ślůnski: Osorno
Türkçe: Osorno, Şili
українська: Осорно
Winaray: Osorno, Chile
中文: 奥索尔诺
Bân-lâm-gú: Osorno