Oscuridad

Oscuridad.

La oscuridad u obscuridad[1] es la ausencia de luz visible.

Aunque la oscuridad como ausencia de luz percibida o visible para los seres humanos es relativamente fácil de alcanzar, la oscuridad pura o total desde un punto de vista científico, no existe, porque la definición científica de luz incluye no solo la luz del espectro visible, sino todo el espectro electromagnético, y una cierta cantidad de radiación existe en cada lugar del universo, aunque sea imperceptible al ojo humano. Así pues, la oscuridad total es solo teóricamente posible en condiciones de cero absoluto, o en las proximidades de un agujero negro.

La respuesta emocional a la ausencia de luz ha inspirado diversas metáforas en literatura, en simbolismo y en las artes.

Anteriormente en la historia, fue vista en ocasiones como sustancia por derecho propio, y aparece en esta forma en un poco de literatura de fantasía. Otro nombre para la oscuridad en este contexto es sombra.

En Ciencias

La definición científica de luz incluye todo el espectro electromagnético, no solo la luz visible, y todos los objetos irradian calor o radiación en forma de luz infrarroja y/o rayos gamma, luz de muy alta frecuencia, que puede penetrar incluso los materiales más densos, así que es físicamente imposible crear oscuridad total.[2]

Así pues, oscuridad, en ciencia, es alcanzar un nivel relativamente bajo de luz. Un objeto oscuro refleja menos fotones visibles que otros objetos y, por lo tanto, luce opaco en comparación. Por ejemplo, la pintura negra mate no refleja luz visible y se ve oscura, en cambio la pintura blanca refleja toda la luz visible y por lo tanto luce brillante.[3] Para más información, véase color.

Sin embargo, la luz no puede ser simplemente absorbida sin límite. La Energía, como la luz visible, no se crea ni se destruye. Solamente puede ser transformada de un tipo de energía a otro. La mayoría de los objetos que absorben luz visible, la reemiten en forma de luz infrarroja.[4] Así, aunque un objeto puede aparecer oscuro, es muy probable que sea brillante en una frecuencia que el ojo humano no puede detectar. Para más información, véase cuerpo negro.

Un lugar oscuro tiene, si acaso, pocas fuentes de luz presentes, haciendo que todo sea difícil de ver, como en la noche. La exposición alternada a luz y oscuridad (el día y la noche) ha causado gran variedad de adaptaciones evolutivas a la oscuridad. Cuando un vertebrado -por ejemplo el ser humano- se encuentra en una zona oscura, sus iris se dilatan, permitiendo así que entre mayor cantidad de luz visible en el ojo, mejorando su visión nocturna.

Other Languages
አማርኛ: ጨለማ
aragonés: Escuridat
العربية: ظلام
žemaitėška: Tomsa
বাংলা: অন্ধকার
català: Foscor
čeština: Temno
English: Darkness
Esperanto: Mallumo
euskara: Iluntasun
فارسی: تاریکی
suomi: Pimeys
français: Obscurité
galego: Escuridade
עברית: חושך
italiano: Oscurità
日本語:
한국어: 어둠
Latina: Obscuritas
Lëtzebuergesch: Däischtert
lietuvių: Tamsa
latviešu: Tumsa
नेपाली: अन्धकार
नेपाल भाषा: ख्युं
Nederlands: Duisternis
norsk nynorsk: Mørke
norsk bokmål: Mørke
polski: Ciemność
português: Escuridão
Runa Simi: Laqha
română: Întuneric
русский: Темнота
sicilianu: Scuru
srpskohrvatski / српскохрватски: Tama
Simple English: Darkness
slovenčina: Tma
Soomaaliga: Mugdi
shqip: Errësira
српски / srpski: Тама
svenska: Mörker
ślůnski: Ćmok
தமிழ்: இருள்
తెలుగు: చీకటి
Türkçe: Karanlık
українська: Темрява
中文: 黑暗
粵語: