Oscillococcinum

Una dosis (1 gramo) de Oscillococcinum.

Oscillococcinum es un producto homeopático que, según su fabricante, alivia los síntomas de la gripe, de lo que no hay pruebas objetivas.[1] Es de notar que, a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los remedios homeopáticos, su nombre está registrado por la única empresa que lo comercializa, la compañía francesa Boiron, para la que representa un capítulo importante de su cifra de negocios anual (superior a los 300 millones de euros).

La preparación deriva de hígado y corazón de pato diluido en 200C, es decir, una parte de vísceras cada 10400 partes de agua (un 1 seguido de cuatrocientos 0).[6]

Desde 2011, se han realizado al menos dos demandas colectivas por parte de los consumidores contra Boiron en los Estados Unidos, denunciando que Boiron promocionó fraudulentamente que Oscillococcinum poseía la propiedad de curar la gripe.[11]

Origen

La palabra oscillococcinum fue acuñada por el médico Joseph Roy (1891-1978), que sirvió en el ejército durante la epidemia de la gripe española, la de 1918. Creía que enfermedades tan diversas como el eczema, el reumatismo, la tuberculosis, las paperas y el cáncer eran causadas por un diplococo (una bacteria) vibrante que declaraba haber visto y al que denominó Oscillococcus. En la actualidad existen evidencias irrefutables que demuestran el error de las afirmaciones de Roy, dado que el eczema y el reumatismo no son causados por bacterias, y las paperas son causadas por un virus, demasiado pequeño para ser observado bajo el microscopio óptico.

El Oscillococcus no ha vuelto a ser observado por nadie, y como nombre de género no es admitido por los bacteriólogos.

Other Languages