Organogénesis

La organogénesis es el conjunto de cambios que permiten que las capas embrionarias (ectodermo, mesodermo y endodermo) se transformen en los diferentes órganos que conforman un organismo.

La embriología humana, define como organogénesis el período comprendido entre la tercera a la octava semana de desarrollo. En esta etapa (3ª semana), primero se produce el paso de embrión bilaminar a trilaminar (gastrulación); dando lugar a el ectodermo, el mesodermo y el endodermo embrionario. Estos a su vez, en las siguientes semanas, se diferenciarán y especializarán dando lugar a los diferentes órganos del cuerpo, cuyos esbozos quedarán conformados antes del tercer mes de gestación (periodo fetal).

El período de organogénesis corresponde a la etapa más delicada y en el que las influencias externas van a producir mayores consecuencias adversas, al condicionar el buen desarrollo de los diversos órganos del cuerpo humano.

Capas embrionarias

Ectodermo

El ectodermo (del griego ecto, "externo" y derma, "piel") una de las tres capas germinales del embrión, y la primera en formarse. Se forma durante la fase de blástula. De él surgirán el endodermo y el mesodermo durante la gastrulación.

Emerge primero del epiblasto durante la gastrulación y forma la capa externa de las capas germinativas.

De forma general, el ectodermo se diferencia para formar el sistema nervioso (médula espinal, nervios periféricos y cerebro), el esmalte dental y la epidermis (las partes externas del integumento). También forma el revestimiento de la boca, ano, fosas nasales, glándulas sudoríparas, pelo y uñas

Partes del ectodermo

En los vertebrados, el ectodermo puede formarse por invaginación (formación del repliegue de una membrana, capa de tejido u hoja blastodérmica que se dirige hacia el interior de una pared intestinal) o epibolia (los micrómeros o pequeños blastómeros se multiplican rápidamente y se sitúan rodeando a los macrómeros o blastómeros grandes) y se divide en tres partes: ectodermo externo (o ectodermo superficial), cresta neural y tubo neural. Las dos últimas también se conocen como neuroectodermo.

Ectodermo externo

El ectodermo externo se diferencia en los tejidos epiteliales:

Y las glándulas anejas a ésta (por ejemplo: las sudoríparas) así como las mucosas de las aberturas naturales del cuerpo (cavidad bucal, fosas nasales, etc).

También forma el epitelio de revestimiento y glandular de: tubo digestivo, hígados, vías biliares y páncreas; vías respiratorias; vesícula, uretra y próstata; tiroides, paratiroides y timo.

Células de la cresta neural

A partir de la cresta neural se forman los melanocitos, el sistema nervioso periférico, el cartílago facial y los dientes, y las células de las líneas germinales de ovocitos y espermatozoides.

Tubo neural

El tubo neural se diferencia en diferentes tejidos del sistema nervioso central, formado por engrosamiento y hundimiento de la línea media longitudinal del ectodermo.

Mesodermo

El mesodermo es una de las tres hojas embrionarias o capas celulares que constituyen el embrión. Su formación puede realizarse por enterocelia o esquizocelia a partir de un blastocisto en el proceso denominado gastrulación. En el proceso previo a la formación del mesodermo, la gastrulación, se han formado ya las dos primeras capas, ectodermo y endodermo.

Endodermo

El endodermo es la capa de tejido fetal más interna y delgada de las tres capas en las que se divide los tejidos del embrión animal (o capas germinativas).

Dependiendo del grupo animal, las células embrionarias se pueden diferenciar en dos (animales diblásticos) o en tres (triblásticos) capas germinativas.

A lo largo del proceso de la organogénesis la forma de las células que forman el endodermo van variando. Inicialmente observamos una forma aplanada, mientras que hacia el final del proceso las células adquieren forma columnal.

Al tratarse de una de las capas con más antiguedad evolutiva en la diferenciación embrionaria de los seres vivos, de ella provienen muchos de los órganos más importantes para la supervivencia del organismo.

Del endodermo derivan, entre otros:

  • El tubo digestivo y sus glándulas anejas.
  • El revestimiento interior de algunos órganos, como los pulmones.
  • Tejido nervioso; epidermis y sus derivados (pelo, cabello, uñas, esmalte dental).
  • Glándulas del tracto gastrointestinal y órganos gastrointestinales asociados como el hígado, la vesícula biliar y el páncreas.
  • Epitelio o tejido conectivo que rodea: las amígdalas, la faringe, la laringe, la tráquea, los pulmones, y el tracto gastrointestinal (menos la boca, el ano, y parte de la faringe y el recto; que provienen del ectodermo).
  • También forma el epitelio de la trompa de Eustaquio y la cavidad timpánica (en el oído), la vagina y la uretra.
  • Vejiga urinaria.
  • Saco vitelino.
  • Alantoides.

En el inicio de la organogénesis, la diferenciación entre el embrión y el líquido exterior divide el endodermo en dos partes: el endodermo embrionário i extraembrionário.

Endodermo embrionario

Como su nombre nos indica, esta parte del endodermo es precursora de las estructuras en el interior del embrión.

Entre sus funciones más importantes tenemos que, junto con el mesodermo, se encargan de la formación de la notocorda. Esta determina los ejes del embrión, pero también induce el plegamiento del endodermo. El surco intestinal se invagina y acabará formando el tubo intestinal.

Endodermo extraembronario

Corresponde a la parte del endodermo que se queda fuera del embrión y que conforma el saco vitelino.

Other Languages
Afrikaans: Organogenese
العربية: تخلق الأعضاء
català: Organogènesi
Deutsch: Organogenese
English: Organogenesis
français: Organogenèse
Bahasa Indonesia: Organogenesis
íslenska: Líffæramyndun
italiano: Organogenesi
қазақша: Органогенез
Nederlands: Organogenese
polski: Organogeneza
português: Organogênese
русский: Органогенез
srpskohrvatski / српскохрватски: Organogeneza
српски / srpski: Органогенеза
українська: Органогенез