Organización territorial del Perú

Según la constitución, la República del Perú es un estado unitario y descentralizado. Administrativamente se divide en departamentos, provincias, distritos y centros poblados.

Historia

Al nacer la república, algunas de las entonces intendencias ("corregimientos" hasta 1784)[1] del Virreinato del Perú fueron convertidas en departamentos de la flamante República Peruana. Estos a su vez se subdividieron en 56 provincias (anteriormente "partidos") y 439 distritos (anteriormente "doctrinas" o "parroquias").[ cita requerida]

En el año de 1824, el Perú contaba con siete departamentos:

Éstos, a su vez, fueron subdividiéndose progresivamente hasta llegar a 24 Departamentos.

El 22 de abril de 1857 la provincia del Callao es elevada al nivel de Provincia constitucional por el gobierno de Ramón Castilla, siendo la única que logró este estatus legal de autonomía interna (siguió formando parte del departamento de Lima).

Como resultado de la Guerra del Pacífico el Perú pierde el Departamento de Tarapacá y la provincia de Arica. A mediados de los años 1980 el gobierno de Alan García Pérez decretó la creación de regiones, con lo que inició la regionalización del Perú.

Esta primera regionalización se llevó a cabo con gran prisa, lo que produjo serios problemas administrativos y limítrofes, por lo que el proyecto fue abortado por el gobierno de Alberto Fujimori, manteniendo algunas de sus funciones por los Consejos Transitorios de Administración Regional (CTAR), a los que se les dio ámbito departamental. En marzo de 2002 el territorio peruano contaba con 24 departamentos, 194 provincias y 1828 distritos.

El 16 de noviembre de 2002, durante el gobierno de Alejandro Toledo Manrique, se promulgó la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, publicada en el diario oficial El Peruano al día siguiente, en el que establece la reactivación del proceso de regionalización. En virtud de esta norma, se crearon en el país Gobiernos Regionales sobre el territorio de los departamentos. En octubre de 2005 se llevó a cabo el primer referéndum para la unión de distintos departamentos en regiones. Todas las iniciativas fueron rechazadas por la población, siendo en el departamento de Arequipa en el único lugar que ganó la propuesta por la regionalización.

Actualmente el Perú continúa con los Departamentos, que son entes administrativos de gobierno. Hasta la culminación del proceso de regionalización, la estructura estatal sigue considerando a los departamentos como base de la organización territorial.

Other Languages