Orden de los Servitas

Orden de los Servitas
ServidiMariaEscut.gif
Escudo de la orden
Nombre latino Ordo Servorum Mariae
Siglas O.S.M.
Nombre común Orden de los Servitas
Gentilicio Siervos de María o servitas
Tipo Orden Mendicante
Regla Regla de San Agustín
Hábito Hábito negro
Fundador Siete Santos Fundadores
Fundación 1233
Lugar de fundación Florencia
Aprobación 1249
Superior General Prior general fray Gottfried María Wolff O.S.M.
Religiosos 872
Sacerdotes 587
Curia Roma, Italia
Actividades Servicio pastoral en diversas activadades
Sitio web servidimaria.net
[ editar datos en Wikidata]

La Orden de los Siervos de María (oficialmente en latín: Ordo Servorum Mariae), también conocida como Orden de los servitas, es una orden religiosa católica de vida apostólica y de derecho pontificio, fundada por una compañía de siete hombres (conocidos por la literatura cristiana como los Siete santos fundadores), algunos de origen noble y otros burgueses, el 15 de agosto de 1233 en Florencia (hoy parte de Italia). A los religiosos de este instituto se les conoce como siervos de María o simplemente como servitas.[2]

Historia

Los siete santos fundadores de la Orden de los Siervos de María, en una pintura de Agostino Masucci de 1727.

La orden fue fundada en el 15 de agosto de 1233 en la ciudad de Florencia, por los, así llamados, siete santos fundadores, quienes pertenecían a una especie de cofradía dedicada a la veneración de la Virgen María. Inicialmente eran un grupo de amigos, que decidieron optar por vivir el Evangelio, ante la situación de caos y enemistad que por esas épocas se vivía en Florencia. Los cofrades tomaron el nombre de Siervos de María, porque el día de su fundación se celebraba en la Iglesia católica la Asunción de la Virgen. Poco tiempo después, el 13 de marzo de 1249, recibieron la aprobación del papa Inocencio IV. Los frailes adoptaron un hábito negro y la Regla de san Agustín.[3]

Se dice que los siete santos fundadores son un caso único en la Iglesia católica, pues son el único ejemplo de una orden religiosa fundada por siete personas y no por uno o dos fundadores. Los nombres de todos no se conocen con certeza, pero la tradición les ha llamado así: Buenhijo Monaldi, Bonayunta Manetti, Maneto dell’Antella, Amadio de los Amidei, Sosteño, Hugo, y Alejo Falconieri. El papa León XIII canonizó a los siete el 15 de enero de 1888. El más conocido de los siete fue Alejo Falconieri, quien vivió lo suficiente para ver expandida la orden.[3]

Other Languages