Orden de la Jarretera

La Nobilísima Orden de la Jarretera
The Most Noble Order of the Garter
GarterInsigniaBurkes.JPG
Insignias de Caballero de la Orden de la Jarretera
Otorgada por el soberano británico
Tipo Orden de caballería
Lema HONI SOIT QUI MAL Y PENSE
(Vergüenza de aquél que de esto piense mal)
Gran Maestre Isabel II del Reino Unido
Canciller Lord Carrington
Estado Actualmente en vigor
Estadísticas
Establecida en 1348
Precedencia
Siguiente menor Orden del Cardo
Order of the Garter UK ribbon.png
Cinta del pasador de la Jarretera

La Nobilísima Orden de la Jarretera o La Nobilísima Orden de Garter (The Most Noble Order of the Garter) es la orden de caballería más importante y antigua del Reino Unido, fundada en 1348 por el rey Eduardo III. Es considerada el pináculo en el sistema de honores de Gran Bretaña.

La admisión a la orden es muy limitada. El monarca y el Príncipe de Gales son siempre miembros junto con 24 varones o mujeres. Los miembros masculinos son conocidos como los Compañeros Caballeros, y los miembros femeninos son conocidos como las Señoras Compañeras (no «Damas», como en la mayoría de las otras órdenes de código de caballería británicas).

La orden también incluye miembros supernumerarios o extras, llamados Caballeros y Damas Reales (miembros de la Familia Real británica) y Caballeros y Damas Extranjeros (monarcas de Estados extranjeros).

El anuncio de nuevos miembros se realiza siempre el 23 de abril, el día de San Jorge, siendo éste el santo patrono de la Orden y de Inglaterra. El príncipe Guillermo de Cambridge fue la última persona en convertirse en Caballero de la Orden, cuando la reina Isabel II lo nombró su miembro número 1.000 en 2008.

A diferencia de la mayoría de las órdenes, la Orden de la Liga no está ligada al aviso de citas del Primer Ministro; solo el Soberano concede admisiones. Las incorporaciones a la Orden son un regalo personal del Soberano. Excepto las concesiones de admisión supernumerarias, las concesiones son hechas sólo a aquellas personas que han ejecutado hechos excepcionales de servicio al Reino Unido.

Origen

Eduardo III, fundador de la Orden.

Muy poco se sabe a ciencia cierta sobre los orígenes y finalidad de la orden y del significado de sus emblemas, ya que los registros más antiguos se han perdido en sucesivos incendios. La leyenda más conocida es la que cuenta que el rey Eduardo III, durante un baile que ofrecía posiblemente en el Palacio Eltham, bailaba con Juana de Kent, quien luego llegaría a ser la primera Princesa de Gales. A ésta, mientras bailaban, se le cae la liga que llevaba en la pierna, a lo que el rey la levanta rápidamente, para evitar la vergüenza de la joven, y coloca en su propia pierna. Ante la mirada de los curiosos que seguían la escena, el rey dice la frase que quedaría como lema de la orden: «Honi soit qui mal y pense» («Que se avergüence aquél que de esto piense mal»). Muchos afirman que la dama en cuestión no era Juana de Kent, sino su suegra hasta ese momento, Catherine Montacute, condesa de Salisbury.

Esta teoría, según muchos historiadores, parece haber tenido su origen en Francia y con el propósito de desacreditarla, ya que se niegan a creer que la orden de caballería más prestigiosa y antigua haya tenido un comienzo tan frívolo.

Según otra teoría el rey Eduardo III habría intentado, con la formación de la orden, una vuelta a la Mesa Redonda de los Caballeros del Rey Arturo. Es sabido que el monarca disfrutaba junto a su corte de festejos que evocaban los tiempos del mítico rey, con torneos de justa incluidos y mesa redonda a la cual los caballeros de la corte se sentaban. Siguiendo esta versión, muchos dicen que mientras el rey proclamaba la orden como una simple evocación de los tiempos de Arturo, su verdadera finalidad era crear un movimiento formado por caballeros, los cuales habían servido a Inglaterra durante la Guerra de los Cien Años contra Francia, que lo apoyaran en su pretensión al trono francés y que el lema de la misma, «Honi soit qui mal y pense», iba dirigido a cualquiera que se opusiera a la reclamación del rey a la corona francesa.

La más antigua mención escrita que se conserva de la Orden se encuentra en Tirante el Blanco, la gran novela caballeresca publicada en 1490 en lengua valenciana, que dedica un capítulo a la descripción del origen de la Orden. En esta narración de Joanot Martorell, la palabra «Honi» del lema de La Jarretera aparece como «Puni», de modo que se traduciría: «Castigado sea quien piense mal de esto».

Other Languages