Orden de San Patricio

La Ilustrísima Orden de San Patricio
The Most Illustrious Order of Saint Patrick
Insignia of Knight of St Patrick.jpg
Insignia de Caballero de la Orden de San Patricio
Otorgada por el Soberano británico
Tipo Orden de caballería
Lema QUIS SEPARABIT?
( latín: ¿Quién [nos] separará?)
Otorgada por S.M. la Reina Isabel II del Reino Unido
Estado Durmiente
Estadísticas
Establecida en 1783
Precedencia
Siguiente mayor Orden del Cardo
Siguiente menor Orden del Baño
Ribbon bar Order of St. Patrick.jpg
Cinta de pasador de la Orden de San Patricio
La Medalla de la Orden.

La Ilustrísima Orden de San Patricio (en inglés The Most Illustrious Order of Saint Patrick) es una Orden de códigos de caballería británica asociada con Irlanda. Fue creada en 1783 por Jorge III, pero el nombramiento regular de caballeros de San Patricio duró hasta 1922, cuando la mayor parte de Irlanda se convirtió en independiente como el Estado Libre Irlandés. Aunque la Orden, técnicamente, sigue existiendo, nadie ha sido nombrado caballero de San Patricio desde 1936, y el último caballero, el Príncipe Enrique, Duque de Gloucester, murió en 1974. La Reina, sin embargo, permanece como Soberana de la Orden, y un oficial, el Rey de Armas de Ulster (ahora combinado con el Rey de Armas de Norroy), también sobrevive.

San Patricio es el patrón de la orden, y su eslogan es Quis separabit?, «¿Quién nos separará?», una alusión a la traducción Vulgata de Romanos 8:35, «¿Quién nos separará del amor de Cristo?».[1]

La mayoría de las órdenes de caballería británicas cubren el Reino entero, pero cada una de las tres mayores pertenece sólo a una nación constituyente. La Orden de San Patricio, perteneciente a Irlanda, es la menor de estas tres en precedencia y edad. Su equivalente en Inglaterra es la Orden Más Noble de la Liga, la orden de caballería más antigua del Reino Unido, que data de mediados del siglo XIV. En Escocia está la Más Antigua y Más Noble Orden del Cardo, que data, en su forma moderna, de 1687.

La Orden ganó cobertura internacional en 1907, cuando sus insignias, conocidas como las Joyas de la Corona Irlandesa, fueron robadas del Castillo de Dublín poco antes de una visita del Soberano de la Orden, el Rey Eduardo VII. Su paradero sigue siendo un misterio.

Historia

La cena de instalación para la fundación de la Orden que tuvo lugar el 17 de marzo de 1783 en el Gran Salón del Castillo de Dublín.

Fundación

La Orden fue fundada en 1783, un año después de la concesión de una autonomía substancial a Irlanda, como forma de recompensa (u obtención) de apoyo político a la corona británica en el Parlamento Irlandés.[4]

República

El Consejo Ejecutivo Irlandés a cargo de W.T. Cosgrave decidió no continuar designando aspirantes para la Orden cuando el Estado Libre Irlandés abandonó el Reino Unido en 1922.[8] El Duque de Gloucester a su muerte en 1974 era el último miembro de la Orden. Sin embargo, ésta nunca ha sido suprimida y su restablecimiento se ha discutido en el gobierno irlandés en gran número de ocasiones.

Posible restablecimiento

Winston Churchill sugirió restablecer la Orden en 1943 para reconocer los servicios del general Harold Alexander en Túnez, pero la opinión de sus ministros y funcionarios fue que sería una ofensa al equilibrio diplomático entre Londres y Dublín.[10]

Es legalmente posible que la monarquía británica restablezca la Orden de forma unilateral, pero es muy poco probable. También es posible que la corona británica y el Gobierno Irlandés decidan restablecerla como parte de un sistema de honores anglo-irlandés. El periódico irlandés Sunday Independent publicó un artículo en julio de 2004 impulsando el restablecimiento de la Orden y su concesión de forma conjunta por el presidente irlandés y el monarca británico a individuos que se hayan distinguido en el campo de las relaciones anglo-irlandesas.[12]

La Constitución de Irlanda dice que «Los títulos de la nobleza no serán conferidos por el Estado» (Artículo 40.1) y que «Ningún título de nobleza o de honor puede ser aceptado por un ciudadano excepto que tenga la anterior aprobación del gobierno» (Artículo 40.2). Los expertos legales están divididos sobre si esta cláusula prohíbe la concesión de la Orden de San Patricio a los ciudadanos irlandeses, pero algunos sugieren que la frase "títulos de nobleza" implica noblezas hereditarias y otros títulos nobles, no honores en vida como el nombramiento de caballeros.[13]

Other Languages