Orden de San Agustín

Stemma 931.gif
Escudo de la Orden de San Agustín
Nombre latinoOrdo Fratrum Sancti Augustini
SiglasO.S.A.
GentilicioAgustinos
TipoOrden mendicante
ReglaRegla de San Agustín
Hábito     Negro
FundadorIglesia católica
FundaciónSiglo IV [1]
Unión en 1244.[1]
Lugar de fundaciónRoma (Primera Unión)
Aprobación1 de marzo de 1244 (774 años, 3 meses y 19 días)[1]
Superior GeneralFrei Alejandro Moral Antón
LemaAnima una et cor unum in Deum (Un solo corazón y una sola alma en Dios)
Religiosos2804[2]
Sacerdotes2043[2]
Curia

Curia General

Via Paolo VI, 25, 00193 Roma, Flag of Italy.svg Italia
Coordenadas41°54′2.65″N 12°27′25.18″E / 41°54′2.65″N 12°27′25.18″E / 12.4569944
PresenciaArgentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, EE. UU., Uruguay, Venezuela, Honduras, El Salvador, Paraguay, Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Reino Unido, Irlanda, Italia, Países Bajos, Malta, Polonia, Portugal, España, Ciudad del Vaticano, Argelia, Benín, Guinea, Kenia, Madagascar, Nigeria, Tanzania, Togo, República Democrática del Congo, Australia, Indonesia, Papúa Nueva Guinea, China, India, Japón, Corea del Sur, Filipinas.[3]
ActividadesTrabajo pastoral, misiones, educación, trabajo intelectual, apostolado social
Fundaciones destacadasAugustinianum, Biblioteca Angelica
Personas destacadasGregor Mendel, Fray Luis de León, Andrés de Urdaneta, San Nicolás de Tolentino, Santa Rita de Casia, Santo Tomás de Villanueva, Egidio Romano, Diego Francisco Padilla
Sitio webSitio oficial

La Orden de San Agustín (O.S.A.), en latín Ordo Fratrum Sancti Augustini, -históricamente conocida como Orden de Ermitaños de San Agustín (O.E.S.A.), en latín Ordo Eremitarum Sancti Augustini,- es una orden religiosa mendicante establecida por la Iglesia católica bajo el pontificado de Inocencio IV en el año 1244, ante la necesidad de unificar una serie de comunidades de eremitas que surgieron bajo la experiencia monástica de san Agustín y su Regla del siglo IV.

Historia

Fundación

El nacimiento de la Orden de San Agustín se remonta al año 1243 cuando cuatro ermitaños (Esteban de Cataste, Hugo de Corbaria, Guido de Rosia y Pedro de Lupocavo) en representación de grupos de eremitas situados en la antigua Tuscia, Lacio superior y zonas limítrofes de Umbría, se dirigieron al papa Inocencio IV para pedirle una regla común y un prior general.[4]

Luego de conocida la propuesta, en el primer año de su pontificado, Inocencio IV determinó la creación de una nueva orden mendicante, también llamada orden de pobreza evangélica o de fraternidad apostólica,[4]

La bula Licet Ecclesiae Catholicae marcó una segunda fase en el desarrollo inicial de la Orden, conocido como La Gran Unión, ocurrida el 9 de abril de 1256 en una antigua iglesia romana (hoy Basílica de Santa María del Popolo). En esta ocasión se produjo la anexión de otras órdenes de ermitaños situados en las regiones centrales y septentrionales de Italia como los de Juan Bueno, los Ermitaños de Santa María de Cesena, los Ermitaños de Bréttino, los Ermitaños de Monte Favale e incluso los Guillermitas que profesaban la Regla de San Benito.[4]