Operación Paperclip

Los científicos de la Operación Paperclip posan juntos.

La Operación Paperclip (originalmente Operación Overcast) fue el nombre en clave de la operación realizada por el Servicio de Inteligencia y Militar de los Estados Unidos para extraer de Alemania científicos nazis especializados en las llamadas Armas Maravillosas del Tercer Reich, como cohetes, armas químicas y experimentación médica después del colapso del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial. El programa fue llevado adelante por la Agencia de Objetivos de Inteligencia (Joint Intelligence Objectives Agency), una institución dependiente del Departamento de Estado norteamericano creada con este objetivo, que fue disuelta en 1962.

Composición

Para mediados de 1945 la Segunda Guerra Mundial ya había terminado en Europa. Estados Unidos y la Unión Soviética entablaron una dura y sorda disputa por quedarse con la mayor porción posible de los avances científicos y tecnológicos de la Alemania nazi, sobre todo en sus desarrollos en industria militar (particularmente la aeronáutica) y química. En julio de ese año se inició el primer programa de reclutamiento de científicos alemanes, conocido como Operación Overcast. Para septiembre de 1945 una directiva secreta del Presidente Truman aprobaba formalmente la operación, que en noviembre fue renombrada Operación Paperclip.

En total, más de 700 científicos (junto con sus familias) fueron llevados secretamente a Estados Unidos. Ninguno de ellos calificaba para un visado de entrada en los Estados Unidos, pues todos habían servido a la causa nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Por tal motivo, numerosos documentos tuvieron que ser reescritos para limpiar el nombre de los científicos involucrados. Gran parte de las informaciones concernientes a la Operación Paperclip aún están clasificadas como secreto absoluto.

Además de la Operación Paperclip existieron otros programas similares: la Operación Alsos (en el marco del Proyecto Manhattan) para conseguir tecnología y equipamiento nuclear para los aliados (fundamentalmente Estados Unidos y el Reino Unido); la Operación Backfire, una iniciativa británica para obtener tecnología aeronáutica alemana; y sobre todo la Operación Osoaviakhim, por la cual la Unión Soviética logró hacerse con cerca de 2.000 científicos y técnicos alemanes.

Other Languages