Operación Pantomima

La Operación Pantomima fue, según un documental cubano, una operación secreta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), llevada a cabo en Colombia en 1948. Esta operación hacia parte del Plan Marshall impuesto por Estados Unidos para frenar el avance comunista en el mundo.[1]

La operación

El documental, que señala basarse en el testimonio de John Mepples Spirito exagente de la CIA capturado en Cuba en 1960, afirma que en 1948, durante la realización en Bogotá, Colombia de la IX Conferencia Panamericana, Mepples encubierto a Bogotá como un estudiante de habla italiana llamado George Ricco, tenía como finalidad reunirse con expertos colombianos y agentes de la CIA que ya estaban en Colombia.

La misión de Mepples era asistir a las reuniones estudiantiles en las universidades para estudiar las tendencias estudiantiles que causaban mucho alboroto entonces. Descubrieron que los estudiantes apoyaban a Jorge Eliécer Gaitán, candidato a la presidencia de Colombia de ideas socialistas. Gaitán era el candidato más popular en aquella época y si ganaba seguramente Colombia se hubiera convertido en una nación socialista, lo que perjudicaba a Estados Unidos.

La CIA intentó sobornar a Gaitán para que dejara la política a cambio de la cátedra de derecho penal en la Universidad Sorbona de París o en la Universidad de Roma. De acuerdo a donde eligiera, le ofrecieron un apartamento lujoso en esa ciudad ( París ó Roma); dos fincas: una en la Sabana de Bogotá y otra en los Llanos Orientales y la financiación necesaria para que sus hijos pudieran estudiar por el resto de sus vidas en cualquier universidad o colegio de Europa. Gaitán no aceptó a pesar de que su familia le insistió en que lo hiciera, en especial su hija Gloria.

Ante la negativa de Gaitán de ceder ante el soborno, la CIA tomó la decisión de asesinarlo. Para esto contrataron a un colombiano que ya le había ayudado a la Embajada Estadounidense en Bogotá en algunas misiones. Su nombre era Juan Roa Sierra. La CIA le prometió a Roa Sierra, que iban a defenderlo en caso de que las autoridades colombianas lo detuvieran por el hecho, le iban a pagar una suma de dinero y lo iban a sacar lo más pronto posible del país, pero los norteamericanos no pensaban hacer todo esto, sino que, después de que Roa Sierra hubiera asesinado a Gaitán, lo iban a asesinar a él, ya que era un testigo presencial del hecho y podía delatarlos en cualquier momento. Roa Sierra llevó a cabo el asesinato el 9 de abril de 1948, en el centro de Bogotá, las personas del sector lo asesinaron por lo que la CIA no tuvo necesidad de hacerlo.

Other Languages