Operación Moisés

La Operación Moisés fue organizada por el gobierno israelí en 1984 con la colaboración de diversas agencias (entre ellas el Mossad) para conseguir trasladar a la comunidad de los judíos etíopes desde Sudán hacia Israel. El nombre de esta operación fue otorgado en memoria de Moshé Rabeinu y como una clara alusión al éxodo judío de Egipto bajo el liderazgo de Moisés.[1]

Operaciones de rescate anteriores en Etiopía

En la década de los años 1960 Noráfrica fue el foco principal de las migraciones judías a Israel, la comunidad judía de Etiopía no fue tenida en cuenta. Fue en el marco de las migraciones masivas de comunidades judías hacia Israel desde la URSS, aprovechando la mayor liberalización del régimen soviético, cuando la antigua y aislada comunidad judía de Etiopía empezó a tener intereses en ir a Israel. Para tal objetivo se organizó una misión secreta de rescate que Israel planeó a mediados de los 70 para salvar a los judíos etíopes de la sequía y la guerra civil en África, que culminaría en dos masivos transportes aéreos.[2]

Para 1980 contingentes menores de algunos cientos de falashas fueron trasportados a Israel. La mayoría provenían de Tigram, Gondam y Addis Abeba. Los recién llegados fueron alojados (entre otros sitios) en campamentos cercanos a Beersheva, en Ofakim y Netivot. Los traslados, en su mayoría, fueron realizados en secreto, aunque la población local los conocía bastante bien. Misiones completas de personal de varios ministerios los acogieron y ayudaron a su absorción. Exámenes de salud rigurosos fueron hechos en los mismos por personal del Ministerio de Salud Israelí.

Other Languages