Operación Highjump

La Operación Highjump, cuya denominación oficial era The United States Navy Antarctic Developments Program, 1946-47 o Programa de Desarrollos Antárticos de la Armada de los Estados Unidos, eran maniobras militares que tenían por objeto probar equipos militares y tropa en condiciones antárticas. La operación fue organizada por el contraalmirante Richard E. Byrd, de la Armada de los Estados Unidos, y tendría continuidad un año después con la Operación Windmill.

Los objetivos eran los siguientes:[1]

  1. Entrenar al personal y probar material en condiciones de frío extremo.
  2. Consolidar y extender la soberanía estadounidense sobre la mayor área posible del continente Antártico (negado públicamente incluso antes del final de la expedición).
  3. Determinar la viabilidad de establecer y mantener bases en la Antártida, e investigar posibles ubicaciones para las mismas.
  4. Desarrollar técnicas para establecer y mantener bases en la Antártida.
  5. Ampliar los conocimientos sobre hidrografía, geografía, geología, meteorología y electromagnetismo en la zona.

Desarrollo

Desde el 26 de agosto de 1946 y hasta y comienzos de 1947, la mayor fuerza militar expedicionaria que los EE. UU. haya enviado a la Antártida hasta el presente comienza a desplegarse desde las bases estadounidenses en el Mar de Ross (al sur de Nueva Zelanda) hacia el continente, divididos en tres grupos convergentes.

La Task Force estaba compuesta por 13 barcos, 4.700 hombres y numerosas aeronaves. La expedición estaba planeada y equipada para una duración de 6 a 8 meses, se había desestimado la participación de observadores extranjeros y contaba con el concurso de un limitado número de científicos civiles, entre los que destacaba el explorador y geógrafo Paul Siple.

Por primera vez se cartografían las Islas Windmill.

Other Languages