Operación Downfall

La Operación Downfall era el plan conjunto Aliado para la invasión de Japón al final de la Segunda Guerra Mundial. Fue programada para que ocurriera en dos partes: Operación Olympic, la invasión de Kyushu, fijada para comenzar en noviembre de 1945; y después la Operación Coronet, la invasión de Honshu cerca de Tokio, programada para la primavera de 1946. Tras las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki y la declaración soviética de guerra contra Japón, éste se rindió y la operación fue cancelada.

Dos desembarcos estadounidenses estaban ya planificados:
(1) Olympic — la invasión de la isla del sur Kyūshū,
(2) Coronet — la invasión de la principal isla Honshū.

Planificación

La responsabilidad de planear la operación recayó en los comandantes estadounidenses: el almirante Chester Nimitz, el general Douglas MacArthur y los jefes del Estado Mayor—los almirantes Ernest King y William D. Leahy, y los generales George Marshall y Hap Arnold— que controlaba la Vigésima Fuerza Aérea, los bombarderos estratégicos. En ese momento, el desarrollo de la bomba atómica fue un secreto muy bien protegido, conocido solamente por unos pocos funcionarios importantes fuera del Proyecto Manhattan, y la planificación para la invasión no tomó su existencia en consideración.

A lo largo de la Guerra del Pacífico, al igual que en el teatro de operaciones europeo, los Aliados eran incapaces de estar de acuerdo con un Comandante en Jefe (C.J.) común en el Pacífico. El comando Aliado estaba dividido en regiones: en 1945, por ejemplo, Chester Nimitz era C.J. en las zonas del Océano Pacífico, en tanto que Douglas MacArthur era el Comandante Supremo Aliado, área Sudoeste del Pacífico. Para una invasión a Japón, un mando unificado fue considerado necesario. La disputa entre ambas ramas sobre quién debía ser—la Armada quería a Nimitz, en tanto que el Ejército quería a MacArthur—era tan seria que amenazaba con echar a perder la planificación. A la larga, la armada concedió en parte y MacArthur estaba para tener el mando total de todas las fuerzas, si las circunstancias lo hicieren necesario.

Other Languages