Operación Chavín de Huántar

Operación Chavín de Huántar
Terrorismo en el Perú
Operation Chavín de Huántar model.jpg
Maqueta de lo que sería la Operación Chavín de Huántar.
Fecha 22 de abril de 1997
Lugar Residencia del embajador japonés en Lima, Perú.
Casus belli Toma de la residencia del embajador de Japón en Lima
Resultado La casi totalidad de los rehenes rescatados y todos los terroristas muertos. Desaparición total del MRTA.
Beligerantes
Bandera de Perú Fuerzas Armadas de Perú Flag of the MRTA.svg MRTA
Comandantes
Juan Valer Sandoval
Raúl Jiménez Chávez †
Néstor Cerpa Cartolini † ´´Camarad Evaristo``

Roli Rojas Fernández ´´Camarada Arabe`` †

Eduardo Nicolás Cruz Sánchez ´´Camarada Tito`` †
Fuerzas en combate
148 comandos
72 rehenes
14 terroristas
Bajas
2 comandos
1 rehén
14 terroristas
[ editar datos en Wikidata]

La Operación Chavín de Huántar fue una operación militar del gobierno del Perú llevada a cabo en abril de 1997 para rescatar a los rehenes cautivos del grupo terrorista MRTA durante la crisis de la residencia del embajador del Japón en el Perú. Ha sido calificada como una de las más exitosas operaciones militares de rescate de la historia.[3] Sin embargo, ha existido controversia por la supuesta ejecución extrajudicial de uno de los terroristas.

La toma de la residencia del embajador japonés

A las 8:19 de la noche del 17 de diciembre de 1996, 14 miembros del grupo terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru tomaron la residencia del embajador del Japón en el Perú, cuando se celebraba el natalicio del Emperador de Japón Akihito evento al que asistían 500 invitados entre empresarios, diplomáticos, religiosos, militares y políticos. Los 14 terroristas ingresaron por la propiedad colindante que se encontraba vacía, dinamitaron la pared limítrofe, avanzaron al terreno de la residencia, los asistentes en los jardines entraron en pánico y se refugiaron dentro de la residencia, los terroristas ingresaron armados y les comunicaron que eran rehenes.

Los terroristas fueron liberando rehenes (mujeres, ancianos y empleados del evento) a petición del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que no tenían "peso político". No obstante liberaron a Javier Diez Canseco (militante de partidos de izquierda) y a Alejandro Toledo, futuro presidente del Perú (2001-2006).

Dentro del grupo de rehenes liberado por su condición de mujeres y/o ancianos, liberaron a la madre del presidente Alberto Fujimori, y a razón del tipo de evento, esto ha de haber sido un error del grupo terrorista. Después de haber liberado a los ciudadanos comunes y haber seleccionado a los de mayor "valor" para su operación, el grupo de rehenes se redujo a 72 hombres. A cambio de su liberación, pedían que se pusieran en libertad a 400 miembros del MRTA que se encontraban encarcelados por delitos de terrorismo.

Entre las personalidades importantes que permanecieron bajo secuestro, se encontraba el Canciller Francisco Tudela, el Ministro de Agricultura Rodolfo Muñante, varios congresistas, miembros de la Corte Suprema y diplomáticos extranjeros, empezando por el embajador japonés Aoki y sus colegas de Alemania, Canadá, Bolivia, Venezuela, Argentina, Brasil, Uruguay, Cuba y otros, así como el director de AID, un funcionario de la DEA, entre otros. También se encontraban cautivos oficiales de policía, entre ellos los generales Máximo Rivera, director de la Dincote y Carlos Domínguez ex director de ese organismo, el coronel Marco Miyashiro, adscrito a la Sunat y José Matayoshi director de Migraciones.

Durante el tiempo que duró la crisis, el Perú fue el centro de la atención del mundo entero. Periodistas de todo el planeta acamparon en las afueras de la residencia durante 4 meses. Algunos corresponsales internacionales arrendaron departamentos en edificios aledaños, para emitir sus despachos.

Other Languages