Operación Borodino

Durante la Segunda Guerra Mundial, tres de los contendientes se embarcaron en sus propias investigaciones para desarrollar armamento nuclear. Los estadounidenses con el Proyecto Manhattan, los alemanes con el Proyecto Uranio y los soviéticos con la Operación Borodino.

El principal problema de los soviéticos fue el acceso al uranio, ya que no existían yacimientos en toda la Unión Soviética. Se descubrieron algunos yacimientos en 1943 que eran incapaces de proporcionar suficiente cantidad de material para las investigaciones. El jefe de la NKVD Laurentii Beria propuso a Stalin conseguir el material alemán a medida que los ejércitos soviéticos empujaban más y más al oeste a los alemanes.

Durante la batalla por Berlín, uno de los objetivos soviéticos era alcanzar La Casa de los Virus, un edificio situado en el barrio de Dahlem, donde se estaban llevando a cabo las investigaciones del Proyecto Uranio. El sobrenombre del edificio (oficialmente era un centro de Física) pretendía desalentar a los curiosos. Del edificio los soviéticos obtuvieron 250 kilos de uranio metálico y 3 toneladas de óxido de uranio.

Other Languages