Onslaught

Onslaught
Nombre Real: Onslaught
Sexo: Masculino
Progenitores: Magneto y Charles Xavier
Peso: 405  kg (891  lb)
Altura: 3,5 m (11 ft 6 in) aprox. puede crecer más.
Ojos: Rellenos de rojo
Cabello: N/A
Ocupación: Destruir y gobernar todo lo que se le ponga enfrente
Grupo de afiliación: Ninguno
Base de Operaciones: Móvil
Poderes: Posee las habilidades combinadas de sus progenitores Magneto y Charles Xavier, después obtiene los de Nate Grey y Franklin Richards.
Armas: Ninguna

Onslaught es un supervillano ficticio de Marvel Comics. Fue creado por los escritores Scott Lobdell y Mark Waid y diseñado por el artista Andy Kubert, con la ayuda de decenas de otros dibujantes. Su primera aparición fue en X-Men # 15 ( Mayo de 1996). La primera mención de su existencia, sin embargo, tuvo lugar en Uncanny X-Men vol. 1 #322. Fue el foco central de un cruce entre historias del Universo Marvel, la Saga de Onslaught, que finalizó con Onslaught: Universo Marvel y que dio paso a la colección Heroes Reborn. La historia por si misma fue dividida en dos: Phase (cómics que estaban ligados directamente con la batalla contra Onslaught), e Impact (cómics que fueron afectados por Onslaught, pero que no participaron directamente en la lucha contra él).

Biografía ficticia

Saga de Onslaught

Onslaught no hizo su primera aparición completa bajo ese nombre y traje cuando secuestró a Jean Grey, la llevó al Plano Astral, e intentó convencerla de seguirlo y llegar a ser su consorte. Sin revelarle a ella que era una parte de la mente de Xavier, trató de mostrarle el grado de odio reprimido y frustración del mismo Xavier, ambos hacia la aparente inutilidad de su sueño y hacia sus propios estudiantes (expresado en forma de un flashback de Uncanny X-Men vol. 1 #3, donde Xavier meditó sobre su amor no declarado e inexpresable por Jean Grey). Ella lo rechazó, y por eso Onslaught estalló de ira, quemando su frente con el propio poder psiónico de ella.[2]

La entidad se manifestó entonces a los X-Men, teniendo una batalla brutal, y destruyendo la mayor parte de la escuela de Xavier. Bishop, el mutante perdido en el tiempo proveniente del futuro, había sido advertido acerca de un traidor dentro de las filas de los X-Men, que había traicionado al equipo en el pasado Siglo XX, provocando su destrucción. Mientras Bishop tenía largas sospechas acerca de que esa persona era Gambito, los eventos antes mencionados aclararon que el traidor era Xavier, o mejor dicho, Onslaught. Bishop fue precisamente quien salvo a los X-Men de morir a manos del villano, al absorber un disparo de energía dirigido a los X-Men.[3]

Auxiliado por Post y Bestia Oscura (quién se infiltró en los X-Men haciéndose pasar por Bestia), Onslaught intentó comenzar un Apocalipsis global que destruiría toda la humanidad. Bestia Oscura y sus aliados pelearon contra X-Factor y soltaron un número de Centinelas en la Ciudad de Nueva York.[6]

Comprendiendo la devastación hecha por Onslaught los X-Men fueron visitados por los Vengadores, acompañados por Rogue y Joseph (clon de Magneto, quién pensaba ser Magneto mismo). Nate Grey y la Fuerza-X pronto se unieron a los héroes en la Mansión X.[8]

Mientras tanto, los miembros de Fuerza-X fueron sojuzgados por Mr. Siniestro, quién también secuestra a Nate Grey. Si bien Siniestro intentó convencer a Grey de trabajar para él, Grey también fue visitado psíquicamente por Onslaught (de nuevo en la forma infantil de Xavier), secuestrándolo a pesar de la interferencia de Franklin Richards.[9]

Se formaron extrañas alianzas con el fin de detenerlo, llegando a pelear juntos Apocalipsis y Cable,[11]

Durante la penúltima batalla en Central Park, la entidad física de Onslaught combate contra los héroes reunidos (quiénes ahora incluyen a Namor, a Hulk y sorpresivamente, al Doctor Doom). Jean utilizó sus poderes para apagar la parte racional de Hulk (su alter ego, Bruce Banner) y aprovechar su poder salvaje al máximo contra Onslaught, rompiendo su armadura. La explosión causada provocó la separación física entre Banner y Hulk, pero de cualquier modo no derrotó a Onslaught. En cambio lo liberó de sus limitaciones físicas y desencadenó el grado completo de su poder. Liberado de sus limitantes físicas, Onslaught usó sus habilidades de alteración de la realidad absorbidas de Franklin Richards y Nate Grey para crear un segundo sol, con el cual intentó destruir la Tierra. Además, como resultado de esta "evolución", los héroes reunidos descubrieron que los ataques mutantes en realidad se agregaban a la fuerza de Onslaught (su forma evolucionada absorbía e incorporaba la energía que ellos usaban sobre él). Habiendo determinado que la absorción de formas de vida 'normales' podría contener energía psíquica de Onslaught en un contenedor físico, los héroes no mutantes cargaron masivamente a Onslaught, mientras los mutantes soltaban toda su energía sobre los héroes en un intento de destruir a Onslaught, con el costo de matar a los héroes en el proceso. Los Vengadores, los Cuatro Fantásticos, Bruce Banner (pero no Hulk, quién fue físicamente separado de Banner durante la batalla), y un indispuesto Doctor Doom recurrieron a sacrificar sus vidas de esta manera. Namor y la Bruja Escarlata fueron también sacrificados a pesar de ser mutantes. La Bruja Escarlata usó su poderes de control de la probabilidad para blindarse a si misma y así poder entrar y Namor fue capaz de entrar debido al hecho de ser un híbrido humano-atlántido, mejor que un tradicional Homo Superior. Los héroes aparentemente murieron dejando a los X-Men como asesinos a los ojos del mundo y más odiados y temidos que nunca.[12]

Pero gracias al poder de Franklin Richards, los héroes que dieron sus vidas para destruir a Onslaught no murieron; en vez de eso, ellos nacieron en un dimensión de bolsillo ( Heroes Reborn). Esta dimensión fue contenida dentro de una esfera que Franklin pudo transportar con él hasta que los héroes perdidos fueron capaces de retornar. En esta dimensión, durante un evento caótico comprendiendo entre la inminente detonación del núcleo de poder gamma de los cuarteles de los Vengadores (el cual fue posteriormente revelelado como una brecha en tiempo y espacio), Onslaught mismo apareció brevemente como un ser in-corpóreo. Con la partida de Rob Liefeld y Jeph Loeb del título de los Avengers, este misterioso suceso nunca fue tocado de nuevo.

El Renacimiento de Onslaught

Cuando la Bruja Escarlata usó sus poderes para despojar de poder a incontables mutantes, incluyendo a Magneto y Xavier, su poder perdido se combinó y restauró a Onslaught (cuya conciencia todavía lo mantuvo persistente después de su muerte), quién esta ahora determinado a matar a Franklin Richards y cada héroe que exista. El primero aparece muy grotesco, una monstruosa forma con una cara tipo cráneo. Onslaught toma el control de la Antorcha Humana y el Sr. Fantástico en un intento de obtener a Franklin pero es interrumpido por Thing y la Mujer Invisible.

Cuando Franklin huye a Counter-Earth, Onslaught lo persigue. La apariencia de Onslaught cambió, convirtiéndose en más grande y refinado, ganando notablemente su característico casco estilo Magneto. Como sea, el próximamente se encuentra con el Capitán América y los Vengadores y finge ser vencido temporalmente cayendo sobre el océano.

Mientras, los Vengadores evalúan su nueva amenaza, ellos no toman en cuenta que Franklin habla acerca de Onslaught. Loki, mientras tanto, considera la llegada de la entidad conocida como Onslaught como la oportunidad perfecta para matar a Thor.

Poco después, Thor es asaltado por un Hulk poseído por Onslaught. Onslaught tiene a los dos peleando uno contra el otro para determinar quién es más fuerte, mientras él intenta destruir a los héroes restantes usando al vencedor de su lado. Onslaught elige a Hulk. Onslaught fue asaltado por los Vengadores antes de que pudiera levantar el martillo de Thor. Capitán América ordenó a la Antorcha Humana y Iron Man rescatar a Thor. En la batalla, el Capitán América ordenó a Hawkeye encontrar a Onslaught, y Hawkeye se enfrenta con el hecho de que Wolverine se esconde utilizando su traje. Los Vengadores continúan luchando contra Hulk, mientras que el Capitán América fue lanzado contra un edificio. Iron Man derrota a Hulk, dejándolo inconsciente. Él y el Capitán América planean su próximo movimiento, cuando Onslaught posee a Iron Man. De vuelta en la mansión de los Vengadores, Rikki Barnes estaba cuidando a Franklin cuando Loki, Verdugo, la Bruja Escarlata, Enchantress y Ultron los sorprenden con una oferta para ayudar a la derrota de Onslaught. Después de una breve escaramuza, los héroes y villanos decidieron trabajar juntos para derrotar a Onslaught. Rikki "Bucky" Barnes derrotó a Onslaught con un Auto Fantástico, enviándolo a la Zona negativa, atrapándolo. Onslaught fue visto por última vez flotando fuera de la Prisión del Área 42 en la Zona Negativa.[13]

Onslaught desatado

Nomad comenzó a tener pesadillas extrañas en lo profundo de las selvas de América del Sur, el problema parece ser mayor cuando su compañero, Toro, comienza a sufrir los mismos síntomas. Más tarde, mientras Roxxon investigaba un conglomerado empresarial para los sistemas de armas ilegales, los Vengadores Secretos descubrieron los planes de Power Project, una fuente de energía nueva y mortal siendo desarrollada en secreto en la selva colombiana. A medida que los Vengadores Secretos investigaban las instalaciones, Bestia y Ant Man encontraron la fuente de la energía misteriosa, proveniente de la Zona Negativa: la bestia Onslaught, quien ha logrado escapar. Tras poseer el cuerpo de Rikki, Onslaught revela que el verdadero Rikki murió en la Zona Negativa y no era más que una construcción hecha por Onslaught para poder utilizar la energía que había almacenado en ella como un ancla para instalarse de nuevo en el Universo Marvel principal. A pesar de que Rikki aparentemente estaba muerto, Steve Rogers comenzó a tener pesadillas similares a las de Rikki, lo que sugiere que Onslaught está listo para regresar.[14]

Other Languages