Oliver Twist (personaje)

Oliver Twist
Personaje de Las aventuras de Oliver Twist
George Cruikshank Oliver Twist.gif
«Por favor, señor, quiero un poco más». Ilustración de George Cruikshank
Creador(es)Charles Dickens
Interpretado porJackie Coogan (1922)
John Howard Davies (1948)
Mark Lester (1968)
Jon Lee (1994)
Tom Fletcher (1994)
Steven Webb (1995)
Joshua Close (2003)
Justin Pereira (2003-2004)
Barney Clark (2005)
Joseph McManners (2005)
William Miller (2007)
Harry Stott
Gwion Jones
Laurence Jeffcoate (2009)
Noah McCullough (2010))
Dan Stock (2011)
Información
FamiliaAgnes Fleming (madre, fallecida)
Edwin Leeford (padre, fallecido)
Edward "Monks" Leeford (hermanastro)
Brownlow (tío-abuelo)
Familiares[Rose Maylie]] (tía materna)
Captain Fleming (abuelo materno, fallecido)
Harry Maylie (tío materno por matrimonio)
Miss Leeford (tía paterna)
Mrs Leeford (madrastra, fallecida)

Oliver Twist es el protagonista de la novela homónima de Charles Dickens. Fue el primer niño que protagonizó una novela inglesa.[1]

Historia

En la novela, Oliver nace en una workhouse de una ciudad no identificada,[3]​ La vieja Sally, que se encuentra presente en el alumbramiento, se queda un medallón y un anillo de la moribunda. Bumble, encargado de la casa taller, da el nombre de Oliver Twist al recién nacido, que es enviado a un orfanato dirigido por la Sra. Mann hasta que cumple nueve años, momento en que lo devuelven a la casa taller.

Los huérfanos de la workhouse pasan mucha hambre, y deciden echar a suertes quién pedirá más gachas. La suerte recae sobre Oliver, que tras la cena, se acerca al encargado y le hace su famosa petición: «Por favor, señor, quiero un poco más». Esto le recaba ser tildado de problemático, por lo que lo ofrecen como aprendiz a cualquiera que lo tome a su cargo. Oliver se coloca en la funeraria del Sr. Sowerberry, pero se pelea con Noah Claypole, un chico de más edad que también trabaja en la empresa, porque este se burla de la madre muerta de Oliver. El niño recibe una paliza por la agresión, pero consigue escapar y huye a Londres.

En la capital, Oliver se encuentra con Jack Dawkins, «El Pillastre», que le ofrece un lugar donde alojarse, y así conoce a Fagin y a su banda de niños ladrones. Oliver, inocentemente, marcha a «trabajar» con Jack y Charley Bates, pero descubre la verdadera naturaleza de su «trabajo» cuando sus compañeros roban la cartera de un caballero. Cuando el caballero, el Sr. Brownlow, se da cuenta de que le están robando, cree que Oliver es el ladrón, y el niño es perseguido, capturado y detenido. Aparece un testigo que exculpa a Oliver, que ha resultado herido en la persecución, y Brownlow se lleva al niño a casa, donde lo tratan con gran cariño. Cuando ya se ha curado, Brownlow envía a Oliver a hacer un pago de 5£ a un comerciante local y a devolver unos libros. Pero el niño es capturado por Nancy y Bill Sikes, que fingen ser sus hermanos, y lo devuelven a la guarida de Fagin. No obstante, Nancy acaba por traicionar a Fagin y Sikes, arrepentida de haber colaborado en robarle a Oliver la oportunidad de una vida mejor.

Brownlow, convencido de que Oliver ha huido con el dinero, supone que el chico siempre ha sido un ladrón, y todavía se convence más cuando Bumble, en respuesta a un anuncio que Brownlow ha puesto en el periódico para pedir información sobre Oliver, da una descripción muy desfavorable del niño, aunque Brownlow sigue aferrado a una pequeña esperanza de que no sea cierta.

Mientras tanto, Fagin fuerza a Oliver a unirse a Sikes en un intento de robo en una casa rural, ya que necesitan a un niño pequeño que pase por una ventana y abra la puerta para que entre Sikes. Pero el robo fracasa y en la huida, Oliver recibe un disparo. En la casa de los Maylie, la que intentó robar, lo cuidan hasta que se recupera, y él cuenta su historia a la viuda Sra. Maylie, a su hijo Harry, a su hija adoptiva Rose y al Dr. Losberne. Oliver ayuda a cuidar de Rose cuando cae enferma.

Oliver conoce a un hombre misterioso, el Sr. Monks, que resulta ser Edward Leeford, el hermanastro del niño. Monks se une a Fagin para intentar volver a capturar a Oliver y conducirlo a una vida delictiva, para quedarse la herencia que le corresponde, y cuya existencia Oliver ignora. Nancy, que sigue sintiendo compasión por Oliver, escucha los planes de Fagin y Monks y se los cuenta a Rose Maylie, con la esperanza de frustrarlos. Rosa contacta a Brownlow y le cuenta la verdad sobre Oliver, para gran alivio del caballero. También informa al Dr. Losberne y a otras personas para proteger al pequeño.

Mientras tanto, Bumble se ha casado con la matrona de la workhouse, la Sra. Corney. La mujer atendió a la vieja Sally en su lecho de muerte, y sustrajo el medallón y el anillo que la fallecida había quitado a la madre de Oliver tras su muerte. Monks compra estos objetos a los Bumble y los arroja al río Támesis, con la esperanza de que al destruirlos, la verdadera identidad de Oliver siga siendo desconocida.

Brownlow y Rose Maylie se encuentran en el puente de Londres con Nancy, que les dice cómo encontrar a Monks. No obstante, Fagin ha hecho seguir a Nancy, y creyendo que ha revelado sus secretos, le cuenta a Sikes que la joven les ha traicionado. Sikes asesina brutalmente a Nancy, y luego huye al campo. Pero los vecinos y varios de los miembros de la propia banda de Fagin descubren el asesinato y furiosos, llaman a la policía. Sikes muere al caer al vacío cuando estaba a punto de ser capturado.

Entonces se revela que Oliver es hijo ilegítimo de un hombre rico llamado Edwin Leeford y su amante, Agnes Fleming. Leeford también tuvo otro hijo, Edward (Monks), de un anterior matrimonio fracasado. Tras seducir a Agnes, Leeford murió, dejando un testamento en el que hacía heredero de su patrimonio al hijo que esperaba la joven si «en su minoría de edad nunca hubiera manchado su nombre con ningún acto público de deshonor, maldad, cobardía o villanía», en cuyo caso la fortuna sería para Monks. Brownlow ─que era el mejor amigo y confidente de Edwin Leeford─ cede la mitad de la fortuna de Oliver a Monks con la esperanza de que empiece una nueva vida. Monks huye a Estados Unidos, donde rápidamente derrocha el dinero y muere en prisión.

Rose se casa con Harry Maylie tras saberse que es la hermana menor de Agnes Fleming, y por tanto, tía de Oliver, y que fue adoptada por la familia Maylie después de la muerte de sus padres. Oliver recibe su herencia y es adoptado por Brownlow, en un convencional final feliz de la novela.