Olifantes (Tolkien)

Los olifantes o mûmakil (singular mûmak) son unos grandes animales ficticios imaginados por el escritor británico J. R. R. Tolkien para su novela El Señor de los Anillos. Se trata de un paquidermo de las tierras australes de Harad, similar al elefante pero de mucho mayor tamaño, usado por los haradrim como elefante de guerra.

Nombre

El nombre mûmak (singular de mûmakil) es el utilizado habitualmente por los hombres de Gondor para referirse a estas bestias. El origen de la palabra no es claro aunque parece proceder de la lengua nativa de los haradrim. Los hobbits, que no los habían visto durante generaciones pero que conservaban su recuerdo en su folclore, los conocen como olifantes.

Origen de la palabra «mûmak»

La única mención al origen de este nombre se recoge en el volumen Los pueblos de la Tierra Media, en la parte dedicada a la elaboración de los Apéndices de El Señor de los Anillos. En una versión temprana del Apéndice F se indica que de «la lengua de los Hombres Orientales y aliados de Sauron todo lo que se conserva es múmak, un nombre para los grandes elefantes de Harad». Dada la conexión de estas criaturas con la tierra de Harad parece probable que esos aliados en cuestión sean los haradrim, aunque también hay quien toma la cita literalmente y plantea que la palabra sería de origen oriental ( variags de Khand). No obstante este comentario no se mantuvo en la versión final publicada de los Apéndices por lo que no puede ser considerado definitivo.

Origen de la palabra «olifante»

La palabra « olifante» existe en español y hace referencia a un cuerno de marfil que los caballeros medievales hacían sonar como señal de aviso. El uso más célebre del olifante es en el Cantar de Roldán: «Roldán lleva el olifante a sus labios». Roldán no solicita ayuda en la Batalla de Roncesvalles en el año 778 hasta que es muy tarde para él y sus compañeros. En El Señor de los Anillos hay ecos de este olifante en el Cuerno de Vorondil que portaba Boromir, el cuerno de Cuernavilla y los cuernos de Los Gamos.

En el original en inglés, Tolkien usa la palabra oliphaunt, una variación de la palabra arcaica oliphant que se refiere tanto al cuerno ya mencionado como al colmillo del elefante y al elefante mismo. La palabra aparece en el inglés medio como olifant y olifaunt, y deriva del francés medieval olifanz. La palabra francesa es tributaria a su vez del antiguo alto alemán olbenta (‘camello’), y del latín elephantus (‘elefante’), una palabra de origen griego. Olbenta es una palabra de origen germánico; cf. el gótico ulbandus, que también significa ‘camello’. Pero la forma de las palabras del gótico sugiere que éstas también son préstamos, tal vez directa o indirectamente del griego elephas (ελεφας), literalmente ‘marfil’, aunque aparentemente con alguna confusión con respecto al animal al que la palabra hacía referencia. La palabra sobrevive en la forma del apellido «Oliphant» que se encuentra en el mundo angloparlante.

Cabe destacar que tanto en holandés como en afrikaans, olifant significa elefante.

Other Languages
čeština: Mûmakil
français: Mûmak
magyar: Olifántok
Bahasa Indonesia: Mumakil
italiano: Olifanti
Nederlands: Mûmak
norsk bokmål: Olifant (Tolkien)
svenska: Mûmakil
Türkçe: Mûmakil