Olga Aleksándrovna Románova

Gran Duquesa Olga Aleksándrovna
Grand Duchess Olga Alexandrovna.jpg
La Gran Duquesa Olga Aleksándrovna de Rusia.
Información personal
Nacimiento 13 de junio de 1882
Palacio Peterhof,
San Petersburgo, Bandera de Rusia Imperio ruso
Fallecimiento 24 de noviembre de 1960
(78 años)
Toronto, Flag of Canada.svg  Canadá
Familia
Casa real Dinastía Románov
Padre Alejandro III de Rusia
Madre Dagmar de Dinamarca
Consorte Pedro Alexándrovich de Oldemburgo
Nikolai Kulikovsky
Descendencia Tikhon Nikolaevich
Guri Nikolaevich
[ editar datos en Wikidata]

Gran duquesa Olga Aleksándrovna (en ruso: Ольга Александровна Романова; 13 de junio de 1882 - 24 de noviembre de 1960), fue la última hija de Alejandro III y de la Zarina María Fiódorovna Románova. A su muerte fue conocida como la última gran duquesa de la Rusia Imperial.

Casó en primeras nupcias con el duque Pedro Alexándrovich de Oldemburgo (muerto en 1924), de quien se separó en 1916, sin que hubiese habido hijos de ese matrimonio. En 1917, después de la caída del Imperio zarista, casó en segundas nupcias con el coronel Nicolás Alexandrovich Kulikovsky, que había sido su amante desde hacía varios años antes. De esta unión, considerada inferior por la zarina madre, nacieron dos hijos, Tiyon Nicolaievich y Gury Nicolaievich Kulikovsky.

Olga y el coronel Kulikovsky huyeron de Rusia en los tiempos de la Revolución rusa a Dinamarca, para reunirse con la madre de Olga, la zarina María. De ahí se mudaron a Toronto, Canadá, donde Olga murió en 1960 con 78 años. Dictó su autobiografía al escritor Ian Vorres.

Primeros años

Sus padres fueron el zar Alejandro III de Rusia y la zarina María Fiódorovna Románova (nacida princesa Dagmar de Dinamarca). La gran duquesa Olga nació en la púrpura, en 1882, en el Palacio Peterhof, al oeste de San Petersburgo. Su nacimiento fue anunciado con los tradicionales 101 cañonazos desde la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, con igual parecido en todo el Imperio ruso. Por consejo de su tía, la princesa de Gales, su madre la colocó al cuidado de una niñera británica.

Dado que la Familia Imperial Rusa había sido frecuente objetivo de atentados (su abuelo, el zar Alejandro II había sido asesinado en 1881), la gran duquesa fue enviada al Palacio Gátchina, a las afueras de San Petersburgo. En Gátchina, Olga y sus hermanos llevaron un estilo de vida austero: dormían en duros catres, se levantaban de madrugada, se lavaban con agua fría y desayunaban una simple papilla.

Olga dejó por primera vez el palacio en 1888, cuando visitó con la familia imperial el Cáucaso. Cuando el tren que los regresaba a toda velocidad pasaba por un pequeño pueblo se sacudió violentamente y se salió de los rieles. Su familia se encontraba en el coche-comedor, que quedó destruido, con el techo de hierro derrumbado y las ruedas y el suelo cortados. El zar en "un esfuerzo hercúleo" tuvo que levantar el pesado techo para que todos pudieran escapar. Hubo 21 muertos y la emperatriz María atendió a los heridos haciendo vendajes de su propia ropa. Aunque la investigación oficial llegó a la conclusión de que había sido un accidente siempre se creyó que se instalaron bombas en las rieles.

La gran duquesa y sus hermanos fueron educados por profesores privados en materias como historia, geografía, inglés, francés y dibujo, además de baile y equitación. Sus vacaciones familiares las pasaba en verano en Peterhof y con sus abuelos maternos, los reyes de Dinamarca, en el Palacio de Fredensborg, en la isla de Selandia.

En 1894, la nefritis de su padre obligó a la familia imperial a cancelar sus vacaciones en Dinamarca. En noviembre de ese año, murió su padre y su hermano mayor asumió el trono imperial como Nicolás II.

Other Languages